A FAVOR Y EN CONTRA: QUINTA JORNADA DE DEBATE EN EL SENADO POR LA LEGALIZACIÓN DEL ABORTO


“El costo por aborto disminuiría de $11.500 a $1940 si se legalizara”. Con este dato certero el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, se presentó ayer a la quinta reunión de debate por comisiones en el Senado de la Nación sobre la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Su alocución fue la más destacada de una jornada que incluyó también al ex ministro de Salud Ginés González García y al ex director del PAMI Carlos Regazzoni entre otros.

Por Javier Slucki

Rubinstein, que había pasado en junio por el debate en Diputados, regresó al Congreso con el objetivo claro de brindar argumentos que, con el peso de su cargo, llevaran tranquilidad a algunos indecisos y permitieran inclinar la balanza a favor de la aprobación. Para esto, además de referirse al ahorro de costos, apoyó la objeción de conciencia institucional, otro tema delicado para quienes aún no se deciden a apoyar la ley: “Me parece que los valores institucionales pueden ser acordados dentro del marco de la ley”, afirmó en este sentido. También aclaró que habló “no en nombre del Gobierno sino del Ministerio de Salud”.

El senador opositor Miguel Ángel Pichetto no se privó de elogiar el alegato del ministro: “Si yo hubiera estado en contra de la legalización del proyecto no le hubiera preguntado nada porque sus respuestas fueron muy precisas”, aseveró al pedir la palabra.

La exposición de Rubinstein había sido impugnada el martes por los senadores anti legalización Cristina Fiore de Salta y Guillermo Snopek de Jujuy por considerar que afecta el principio de autonomía de los poderes del Estado, en una iniciativa que fue finalmente desestimada. Al respecto, la senadora Fiore dijo en exclusiva para Eter Digital que su intención no era impedir el debate “porque todo debate es muy enriquecedor” pero que no quería que “las presiones que Lilita Carrió denunció en Diputados se repitiesen en el Senado”.

Por su parte, el ex titular del Ministerio de Salud en la presidencia de Néstor Kirchner, Ginés González García, de reconocida posición a favor del aborto legal, afirmó en su alocución que “pocas veces una ley puede causar un efecto tan beneficioso en tan corto plazo como en este caso”, además de considerar que “no hay un solo tipo de aborto sino que hay abortos de ricas y abortos de pobres”.

En contra de la iniciativa habló, entre otros, el ex titular del PAMI, Carlos Regazzoni, quien aseveró que “relativizado el derecho a la vida el 100% de los derechos de las personas pasan a ser relativos”.

El debate tuvo además momentos tensos, como por ejemplo el cruce entre la senadora Silvia Elías de Pérez y Miguel Ángel Pichetto: la tucumana acusó al rionegrino de haber llamado medievales a los antiabortistas, a lo que el jefe de la bancada justicialista aclaró que con ese calificativo no se refería a ningún senador sino “a la posición de la Iglesia católica en temas como el Matrimonio Igualitario y el divorcio”.

Todo indica que la tensión dentro del Senado y la puja por los indecisos aumentarán hasta la votación definitiva el próximo 8 de agosto.

Your email address will not be published.