¿A QUIÉN ALIENTA DEJAN STANKOVIC?


El ex jugador serbio posee el récord Guiness en cantidad de países representados en mundiales. Tuvo que ir adaptándose a las distintas selecciones por diferentes problemas políticos que atravesó el territorio yugoslavo en los últimos 20 años.

Por Ignacio Lucero (@nacholucerok)

Belgrado, Yugoslavia, 22 de abril de 1998, el local recibe a Corea del Sur. Parece un partido intrascendente pero será el día y el partido en el que Dejan Stankovic convierta sus primeros goles con la camiseta yugoslava. Un cabezazo entrando en diagonal y otro debajo del arco tras un córner son las primeras conquistas de quien en ese momento vestía la camiseta número 6. Un brazo se extiende para festejar mientras el otro sostiene la remera azul, hoy de Yugoslavia.

Belgrado, Serbia y Montenegro, 13 de octubre de 2004. Hoy no será la excepción: nuevamente “Deki”, esta vez de blanco y con la número 10 en su espalda, marca por duplicado en un partido por eliminatorias ante la débil selección de San Marino. El estadio y la ciudad son los mismos, pero no el país: Yugoslavia se disuelve y Belgrado pertenece a Serbia y Montenegro.
Belgrado, Serbia, 5 de junio de 2010. El local se despedía de su gente en un amistoso de cara al mundial de Sudáfrica y el número 10, vistiendo su tercera camiseta de selección, convierte en la victoria por 4 a 3 ante Camerún, el rival de turno. Ni azul ni blanca, la casaca serbia que le toca usar es roja con una cruz blanca, haciendo la ilusión óptica de una bandera danesa.
Dejan Stankovic es recordado por muchos motivos: sus títulos con Inter, su gran pegada y el número 5 que lo caracterizó durante sus tiempos de mayor esplendor. Pero Deki tiene un récord poco común entre sus colegas: jugó tres mundiales con tres camisetas de distintas selecciones. El territorio siempre fue el mismo pero no así el nombre del país. Primero Yugoslavia, después Serbia y Montenegro y luego Serbia (sin Montenegro). ¿Cómo sucedió esto? Yugoslavia se empezó a disolver en la década del 90 y hasta el día de hoy se siguen formando nuevos países en lo que representaba toda su extensión.
Pero hay que ir a lo práctico: ¿A quién alentaron los hinchas yugoslavos? Al parecer, tuvieron que ponerse tres camisetas distintas (como Deki) y cantar diferentes himnos en los últimos 20 años. Está claro que cada caso en particular posee su arraigo en base a la ubicación geográfica exacta. Es decir, si uno vive en Yugoslavia y esa parte pasó a ser Croacia, muy probablemente se vista a cuadros en la próxima copa del mundo.
¿Y quién se adjudica a los históricos jugadores de esta unión de países? La respuesta es sencilla: pertenece al que actualmente posea la ciudad. Ejemplo: Davor Suker nació en Osijek (actual Croacia), fue campeón mundial sub-20 con Yugoslavia pero en la selección absoluta disputó el mundial 1998 para Croacia. Pero si se quiere ver un caso con dos selecciones absolutas podría tomarse el de Robert Prosinecki y Robert Jarni (1990 con Yugoslavia y 1998 con Croacia).
Dejan Stankovic cambió de himno, país, documento y pasaporte pero nunca perdió la pasión por la pelota, sin importar la bandera que le haya tocado portar. Quedó demostrado en la carrera que forjó, especialmente en el fútbol italiano (Lazio e Inter de Milán). Y muy probablemente, el nacido en Belgrado alentará a Serbia en este mundial de Rusia 2018, donde lo esperan Brasil, Costa Rica y Suiza.

Your email address will not be published.