ARABIA, DE BAJO PERFIL Y CON IDENTIDAD ARGENTINA


Sin grandes figuras ni floreadas actuaciones, Arabia Saudita clasificó para Rusia 2018 recién en la última fecha de las eliminatorias asiáticas. La selección de la península arábiga se ubica hoy en el puesto 70 del ranking FIFA, con 445 puntos, y buscará mejorar el papel realizado hasta hoy en una competencia mundial.

Por Mauro Alejandro Romano

Los Halcones Verdes vuelven a la fase final de la Copa del Mundo, después de su última actuación en Alemania 2006, y luego de 4 participaciones consecutivas desde que disputara su primera competición en Estados Unidos 1994.
Sin poder ingresar a la máxima contienda de fútbol por 12 años, el holandés Bert Van Marwijk, quien supo llevar a su país a la final del mundial de Sudáfrica 2010, logró colocar al seleccionado árabe en los primeros planos del futbol asiático, pero después de malos entendidos con la Federación de Fútbol de Arabia Saudita (SAFF) decidió dar un paso al costado.
Tras la renuncia de Van Marwijk, un nuevo interrogante se planteaba en Federación de Fútbol de Arabia Saudita: decidir el sucesor de Marwijk. La solución fue albiceleste. Edgardo Bauza, el elegido, tuvo un paso pequeño, corto, casi efímero de sólo tres meses hasta que lo sucedió otro argentino: Juan Antonio Pizzi. El DT cerró su contrato 3 días antes del sorteo en Moscú.
Debutará en el Grupo A, precisamente en el partido inaugural frente al local el 14 de junio. A pesar de encontrarse en un grupo duro, los Halcones Verdes intentarán con algunos buenos jugadores llegar lo más lejos posible aunque, en verdad, se trata de un elenco con escasa experiencia en torneos internacionales.
Las chances de acceder a octavos de final son muy pocas, es cierto: se enfrentará a Egipto, Rusia y Uruguay, potencia sudamericana y con historia en los mundiales.

Your email address will not be published.