BAUZA, ¿EFECTIVO DE VISITANTE?


Pero esta noche, desde las 20 horas, la Argentina buscará su primera victoria de la era Bauza en condición de visitante, cuando en Mérida enfrente a Venezuela. Lo cierto es que cada vez que un equipo del Patón viajó al país bolivariano no sufrió sobresaltos para vencer a su rival, o llevarse alguna unidad. Jugó en cuatro oportunidades: le ganó 1 a 0 a Caracas y a Trujillanos, y empató ante Yarucuyanos por 1 a 1, con la Liga de Quito. Mientras que el restante fue este año, en la fase de grupos de la Libertadores, con San Pablo, ante el conjunto de Trujillo.
Sin embargo, su historial en los arranques como entrenador de sus equipos a nivel internacional y como visitante es malo. Si se tiene en cuenta a Rosario Central, Vélez Sarsfield, Colón, Liga de Quito, San Lorenzo y San Pablo, Bauza cosechó cuatro caídas, una igualdad y apenas una victoria.
En cuanto a su récord personal a la hora de jugar fuera de casa, el saldo es más que negativo. Por Copa Libertadores, Mercosur, Conmebol, Sudamericana y Recopa Sudamericana, sus clubes disputaron 73 partidos: en diez ocasiones se llevaron los tres puntos (seis fueron ante conjuntos argentinos); en 26 oportunidades igualaron y en 37 sufrieron derrotas. Es decir que en condición de visitante perdió más de la mitad de los encuentros que dirigió.
Edgardo Bauza, a sus 58 años, se ganó el mote de defensivo por sus alineaciones particulares. Hoy dispondrá de una formación similar a la que usó en el Ciclón en su debut ante Olimpo. Con un triple cinco con Biglia, Mascherano y Banega (aunque en una posición más ofensiva); dos volantes por afuera como Lamela y Di María y un referente de área como Pratto. En San Lorenzo hacía algo parecido con Mercier, Ortigoza y Kalinski, Correa, Piatti y Blandi.

Your email address will not be published.