El conjunto de Tite venció a México por 2 a 0 en Samara, a orillas del Volga. Neymar y Roberto Firmino convirtieron los goles para darle la clasificación a cuartos donde se medirá al ganador de Bélgica y Japón.

Por Guido Trebliner y Gianfranco Toffoletto

Ganó y cumplió. Así de simple es este Brasil modelo 2018, modelo Tite. Un equipo que no luce pero que es más efectivo que efectista. Por el peso de sus individualidades amalgamadas por la filosofía de un entrenador sabio, la verdeamarela dejó en el camino a México. Si bien se vio un Brasil desconocido o, mejor dicho, adormecido, con poco pasó la barrera de los octavos de final del Mundial de Rusia. En el inicio, muy flojos sus laterales: Fagner no pudo contener a Hirving Lozano y a Filipe Luís le costó parar los pelotazos cruzados que le llegaban desde el lado derecho. El equipo no logró encontrar respuestas y tanto Neymar como Philippe Coutinho no aparecieron en el juego como de costumbre.  Ya en la mitad del primer tiempo, la verdeamarela encontró un par de contras lideradas por su número 10 que los hicieron reaccionar. Entre Gabriel Jesús y Willian, lo hicieron figura en el primer tiempo a Guillermo Ochoa.

En el complemento México decidió sacar a Rafael Márquez y meter a Miguel Layún, lo que le dio a Brasil más movilidad, más espacios para imponer su lucidez futbolística. Neymar  aprovechó su velocidad para hilvanar una gran jugada donde llega al área y con un taco le deja la pelota a Willian para que tire el centro y él vuelva a conectar. Ya con espacios el equipo de Tite explotó las bandas y con la velocidad de sus extremos le generó muchas dificultades a los defensores mexicanos. Los aztecas siguieron aprovechando las falencias de Filipe Luís y en los pies del Chucky Lozano y Vela llegaron las más claras para los de Juan Carlos Osorio. A los 85 minutos salió Coutinho e ingresó Firmino que cinco minutos más tarde iba a darle el segundo gol para liquidar el encuentro.

En su próximo partido, Brasil no contará con la participación de Casemiro por acumulación de amarillas, Fernandinho se postula como su reemplazante y está en duda la titularidad de Marcelo ya que arrastra una lesión en la espalda y salió reemplazado el tercer partido con Serbia. Brasil sigue, continúa y tiene motivos para festejar. Aunque también muchas cosas para corregir. Pero, se sabe, edificar desde la victoria siempre es un camino mucho  más fácil, más sencillo y menos tempestuoso.

Formaciones de los equipos:

Brasil (2): Alisson; Fagner, Thiago Silva, Miranda, Filipe Luis; Paulinho, Casemiro, Coutinho; Willian, Gabriel Jesus y Neymar.

México (0): Ochoa, Ayala, Salcedo, Márquez, Herrera; Álvarez, Guardado, Gallardo; Vela, Hernández y Lozano.

 

 

Brasil México
20 Remates 14
10 Remates al arco 1
328 Pases correctos 346
5 Faltas cometidas 17
2 Tarjetas amarillas 4
0 Tarjetas rojas 0
8 Corners 7
46 Posesión 54

Your email address will not be published.