CHICAS FIT: UN HÁBITO QUE SE CONTAGIA

Especialistas en nutrición advierten sobre los riesgos de que miles de jóvenes y adolescentes sigan dietas, ejercicios y rutinas sugeridas por influencers de las redes sociales.

Por María Emilia Herrero Castellano (@emiherrero).

Sumar horas de gimnasio y entrenamiento duro, y consumir mucha agua y pocas calorías. Son algunos consejos para ser una persona fitness. Eso muestran en sus cuentas muchas instagramers no profesionales de la nutrición que se esfuerzan por comunicar lo que ellas consideran como “buenos hábitos” y comparten tips o consejos que utilizan sin medir las consecuencias que pueden traer sus posteos.

Hay una exigencia por parte de la sociedad por querer tener un cuerpo escultural, pero hay una gran diferencia entre ser fit y ser saludable.  “Alcanzar metas demasiado exigentes y rápidas nos alejan del fitness bien entendido y de adoptar un estilo de vida saludable. Promoviendo de esta manera una obsesión constante entre cuerpo, ejercicio y alimentación. Se entiende que comer saludable, no implica solamente comer 100% sano y hacer ejercicio la mayor parte del tiempo. Las personas saludables comen sano, realizan ejercicios, descansan, buscan pasarla bien, sin dejar que el cuerpo y la comida condicionen sus vidas”, explica la nutricionista María Noel Argüello, que desde su cuenta Nutriendo Hábitos busca crear conciencia en Instagram.

Muchas de las jóvenes no son conscientes de que las dietas son personalizadas en base a los requerimientos o necesidades físicas de cada cuerpo. La obsesión por el peso ideal se transforma en enfermedad mental. Las dietas peligrosas que proponen las influencers son en base al consumo de pocas calorías, sin harinas ni carbohidratos y todo natural, sumado a Crossfit, un entrenamiento con ejercicios de alta intensidad. Agustina Murcho, nutricionista y dueña de la cuenta Nutrición ag en la red social, dice: “Me llegan muchísimos testimonios de adolescentes que han llegado a estar internadas por bajo peso, y con amenorreas por el bajo porcentaje de grasa corporal. Todo a raíz de seguir consejos de este tipo de cuentas”.

La nutricionista rosarina Agustina Gutiérrez comparte desde su cuenta Nutrición Clara mitos, recetas e ideas y agrega que en su consultorio van pacientes con antecedentes de trastornos alimentarios que le dicen el nombre y apellido de la influencer que las obsesiona.

Por otro lado, la bloguera Sulma Ramos autora de Recetas Saludables con más de 90 mil seguidores, dijo que le han llegado palabras de agradecimiento de personas con sobrepeso que con sus recetas publicadas lograron encontrar un equilibrio en la alimentación porque para adelgazar suele ser aburrido comer siempre lo mismo. Al preguntarle qué cambios producían sus posteos, su respuesta fue que buscaba generar conciencia de la alimentación saludable, que se puede comer rico y sano.

En la red social de las fotografías se comparten imágenes de ejercicios, comidas e incluso videos de cómo realizar las recetas. “Ser saludable es tener salud mental y física. En el momento en que la persona deja de salir con sus amigos, o se lleva un tupper, o solo se junta con ‘personas fit’, vemos que esa salud mental se perdió. Cuando la comida condiciona tu vida, ya es preocupante”, comenta Murcho desde su consultorio en Recoleta.

“Por un lado está bueno que te demuestren cómo hacer diferentes tipos de comida pero por otro, dejé de seguir a la cuenta de Florencia Fernández, licenciada en administración y autora de la cuenta de instagram The Healthy Blogger porque mi peso ya me obsesionaba”, explica Josefina Malaspina, una adolescente que sigue los consejos fitness.

“No creo que generen un gran cambio, simplemente es darle una “vuelta de tuerca” a recetas convencionales. Sin embargo, me pone contenta recibir tantos mensajes de personas diciendo que probaron mis recetas y que encima les gustaron. Es una forma de meterme en la cocina de los que me siguen y apoyan lo que hago”, opina la estudiante de periodismo Victoria Cohan, autora de la cuenta de Instagram Healthy Life, con más de 11 mil seguidores.

Muchas de las creadoras de las cuentas son contradictorias, a pesar de saber que pueden haber consecuencias en torno a la salud de sus seguidoras siguen compartiendo información sin estar chequeada por un experto. La polémica de este fenómeno va en aumento y estas influencers que no necesariamente son actrices o modelos y que simplemente ganaron seguidores por sus posteos en las redes tienen alto impacto sobre la sociedad. Los profesionales recomiendan no hacer una dieta en base a los consejos que se dan en las redes sociales sino asistir a un consultorio y poder realizarla personalmente.

Your email address will not be published.