COLOMBIA GANÓ CON LO MINIMO Y SE CLASIFICÓ A OCTAVOS


El equipo dirigido por el argentino José Néstor Pekerman , logro su primer objetivo y se metió en la segunda fase del mundial luego de un partido que nada tuvo que ver con el mostrado el domingo pasado frente a Polonia.

Por Diego Jutinico

Un partido donde el respeto fue el protagonista en la primera parte. Los primeros minutos se jugaron en mitad de cancha, Colombia media en exceso al equipo africano. Sobre el minuto 10’ la revelación colombiana, Juan Fernando Quintero; inquietó con un tiro libre al  portero N’ Diaye. A pesar de tener la posesión del balón, los cafeteros no  eran superiores, su juego era impreciso y muy cortante. Cuadrado, Uribe y Sánchez detenían a los corpulentos senegaleses apenas cruzaban la mitad del campo. Sobre el minuto 16’ llegaría la primera emoción y no justamente por un gol. El VAR hacia su aparición en el encuentro: Desborde africano, desatención en la defensa colombiana y la estrella del Liverpool, Mane, quedaba cara a cara con David Ospina; justo atrás de él llegaba Davinson Sánchez para cruzarlo. Penal! Decretaba el árbitro. De inmediato todos los jugadores colombianos encararon al réferi. Todo decantó en apelar al VAR, el juez recibe la orden, mira la pantalla, vuelve al campo y decreta balón a tierra. Colombia respiraba de nuevo.

Senegal atacaba sin claridad y no aprovechaba el desconcierto cafetero. Llegaría el minuto 30’ y con él, un golpe duro contra Colombia, ingresaba Luis Muriel y salía uno de los referentes de la selección sudamericana, James Rodríguez, resentido de la lesión que lo aquejaba desde el inicio del campeonato. Primer tiempo para el olvido para los dirigidos por José Néstor Pekerman.

La segunda mitad mostraba a una Colombia un poco más interesada por la victoria pero aún sin claridad. Minuto 60’, una nueva emoción llegaba al encuentro, pero no el campo de juego del Cosmos Arena. Era en Volgogrado, Gol de Polonia sobre Japón,1-0; con este resultado tanto africanos como sudamericanos se estaban clasificando a los octavos de final. Pero Colombia no quería dejar nada al azar. El reloj marcaba el minuto 74’ y Yerri Mina, central de Colombia, saltaba más alto que todos los senegaleses luego de un tiro de esquina ejecutado por “Juanfer” Quintero, certero cabezazo al piso y gol de Colombia! 1-0 sobre los africanos.

Enseguida  vino la embestida por parte de Senegal y con más ganas que fútbol lograba inquietar el arco cafetero en dos oportunidad en tan solo 5 minutos. Colombia se resguardó por instinto y aguantaba aguerrida los ataques africanos.

Llegó el pitazo final y la clasificación para los cafeteros. La otra cara de la moneda la mostraban los africanos, quienes se quedaron afuera del mundial por la regla del Fair Play. Colombia pasó como primera del grupo H con 6 puntos y ahora espera por Inglaterra.

Your email address will not be published.