DAMAS AL VOLANTE


María Eva Juncos trabaja como taxista en Rosario desde hace 10 años. Un día notó que muchas pasajeras le pedían su teléfono para futuros viajes. Así nació “She Taxi”, una plataforma para pedir taxis conducidos por mujeres.

Por Lucía Belén Lisjak (@lucialisjak)

Cada vez más mujeres comparten un sentimiento, el de sentirse “más seguras” viajando con una mujer. María Eva Juncos hace más de 10 años es taxista en Rosario. Ella observaba en carne propia la demanda de sus pasajeras para tenerla como conductora. Fue entonces cuando se le ocurrió pensar alguna manera de poder ayudar a otras mujeres taxistas. Con las ideas de María y la ayuda del ingeniero Pablo Botta nació “She Taxi”, la primera plataforma argentina para pedir taxis manejados exclusivamente por mujeres. La aplicación está disponible para los sistemas operativos iOS y Android.
El éxito fue tan grande que desde otras provincias se interesaron por tenerla. Desde el 28 de junio “She Taxi” funciona también en Córdoba. “Nunca pensé que iba a hacerse algo con tanta repercusión, pero todo se fue dando. Se van contactando conmigo, empezamos un diálogo y vemos de poder llevarla a cada lugar”, dice Juncos.
La aplicación utilizada por 94 taxistas lleva más de 15 mil descargas en Rosario y Córdoba. Solo en Rosario ya se realizaron 2.800 viajes por medio del nuevo sistema.
She Taxi es gratuito, es decir, las conductoras no tienen que pagar por usarlo ni deben dar un porcentaje del precio de sus viajes. El usuario solo debe ingresar nombre y contraseña para darse de alta.
A Córdoba llegó gracias a la agrupación de mujeres taxistas (AFETAC). Fue creada hace 2 años con la idea de pensar en las necesidades de las conductoras mujeres.
“Cuando a mí me llama una clienta, al lado me sale el porcentaje de viajes concretados. Ahí yo sé que, además de ir a buscarla a la casa, es alguien que en algún momento ya se subió a nuestros taxis”, cuenta Vanina Brizuela, taxista cordobesa.
Vanina hace más de 16 años maneja un taxi y dice que para poder aguantarlo hay que tener un gran carácter porque si no te pasan por encima. “Las chicas de la noche hacen más plata, porque a partir de que cae un poco el sol ya se duplican y a veces triplican los viajes, sobre todo son adolescentes”, comenta Brizuela.
“Es una aplicación que viene a mitigar el problema que hay con cierto público femenino. Por ahí, por afinidad nos prefieren a las conductoras y a nosotras nos representa más trabajo”, dice su creadora, María Eva Juncos.
En Rosario las licencias para hombres son casi 6.000 pero para las mujeres solo 250. No representan ni un 5% del total de taxistas. En Córdoba son 300 mujeres contra 10.000 hombres.
Para Paloma Dulbeco, referente del espacio de género Micaela García, estas empresas y aplicaciones tiene que ver con un alto a la tolerancia de ciertas prácticas de acoso que hemos sufrido históricamente las mujeres en una sociedad machista, las cuales en muchos casos se naturalizaron. De todos modos, agregó que cree que “la segregación o creación de nichos constituye un retroceso en el marco general de la lucha por la equidad de género” y concluyó que es necesario que se ideen herramientas que tengan que ver con la concientización y la adopción de la perspectiva de género por parte de “todxs lxs trabajadorxs” taxistas que permitan combatir las prácticas machistas sin estigmatizar a un sujeto trabajador ni afectar sus derechos laborales en un contexto de ajuste como el actual.
La aplicación tiene distintas funcionalidades que sirven para dar mayor confianza a las pasajeras. Pueden acceder a los datos del coche, a los de la persona que lo maneja y ver en el mapa dónde se encuentra el vehículo en todo momento, tal como ocurre con otras aplicaciones como Uber, Easy Taxi y Cabify.
Además, She Taxi, cuenta con un chat por el cual pueden mandarse mensajes de texto o audios con la taxista y que dura hasta cinco minutos después de terminado el recorrido.
La app también es la primera en contar con un botón antipánico para las choferes, quienes también pueden ver en sus celulares la información de las pasajeras. Por el momento los viajes se cobran en efectivo o por “Todo Pago”.
La idea de poder desembarcar en Mendoza se vio frustrada. La Asociación de Propietarios de Taxis de Mendoza (APROTAM) comunicó que existen 1.500 taxis en la calle conducidos por 3.000 hombres, de ese número sólo 30 son mujeres. Entre ellas no hubo un acuerdo del 100% por este motivo no se pudo llegar al mínimo requerido de 30 conductoras para que se pueda llevar a cabo el acuerdo.
Lo ocurrido en Mendoza atrasó un poco la ilusión de que llegue a Buenos Aires, si bien mediante la página ya están dejando inscribirse a futuras conductoras, todavía no tiene una fecha fija de desembarco.
Si bien es la primera App en Argentina, no lo es en el mundo. Algunos ejemplos son “Pink Taxi” en Pakistán, “She Rides” en Nueva York y un ejemplo más cercano “Femi Taxi” en Brasil.

Your email address will not be published.