DE ASISTENTES A GRANDES ENTRENADORES


Joachim Löw extendió su vínculo con Alemania hasta la finalización del Mundial de Qatar de 2022. De esta manera, si concluye su contrato, cumplirá 16 años al cargo del equipo. Los últimos campeones mundiales son el ejemplo de la importancia que tiene la continuación de los proyectos. Sin embargo, antes de ser uno de los entrenadores más ganadores y reconocidos de la historia del fútbol germano, fue asistente de Jürgen Klinsmann. A lo largo de la historia del seleccionado ocurrieron hechos similares.

Por Christian Kaltner

Alemania siempre creyó en los trabajos a largo plazo. En su exitosa historia consiguieron cuatro Mundiales, tres Eurocopas y una Copa Confederaciones. Por eso no sorprende que, en 92 años, solo 10 técnicos pasaran por el banco Teutón. Lo curioso, es que la mitad de ellos tienen una particularidad: antes de ser designados al mando, tuvieron una experiencia como asistentes en la Selección.
“El balón es redondo, el partido dura 90 minutos y todo lo demás es pura teoría”, afirmaba Josef Herberger. Como entrenador, obtuvo la Copa del Mundo de 1954 en Suiza al derrotar a la poderosa Hungría, que contaba con Ferenc Puskás como figura. Herberger fue el primero en cumplir esa característica. Antes de estar al mando en el banco de la Selección alemana, fue asistente de Otto Nerz entre 1926 y 1936. Luego le llegó la oportunidad y asumió el cargo, pero debido al estallido de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), su etapa en el conjunto Teutón se dividió en dos ciclos (entre 1936 y 1942 y entre 1950 y 1964).
Al lado del “Tío Sepp”, como lo conocían, estuvo Helmut Schön, quien asumió como técnico de la Selección tras la salida de Herberger. Estuvo 14 años en el banco del equipo germano (1964-1978) y en ese tiempo, se transformó en el entrenador más emblemático de la historia, ya que marcó una época dorada en el futbol alemán. Consiguió la Eurocopa de 1972, la Copa del Mundo de 1974 y los subcampeonatos en el Mundial 1966 y en el torneo europeo 1976. Más allá de todos esos logros, Schön es recordado por su destacada labor para descubrir talentos. Formó grandes equipos y entre sus filas contó con jugadores como Franz Beckenbauer, Gerd Müller, Jupp Heynckes y Paul Breitner.
Schön dejó el cargo tras el Mundial de Argentina 1978. Su reemplazo, para no perder la costumbre, fue su ayudante, Jupp Derwall. Los éxitos continuaron. Con Derwall al mando, Alemania obtuvo la Eurocopa de 1980 disputada en Italia. E incluso llevó al equipo a la final del Mundial de 1982 en España, en la cual cayó ante la Azzurra.
Alemania siempre se caracterizó por tener técnicos que previamente hayan sido asistentes en la Selección. Sin embargo, hay alguien que rompe la regla. Esa se llama Franz Beckenbauer que, sin experiencia como entrenador, asumió en el equipo en 1984. Y lo hizo con creces, ya que fue subcampeón en México 1986 y campeón en la Copa del Mundo en 1990.
Tras el Mundial de Italia, Beckenbauer se fue de la Selección y asumió Berti Vogts, quien había sido ayudante del Kaiser. Con él en el banco, obtuvieron el primer puesto en la Eurocopa de 1996 y el subcampeonato europeo de 1992. Sin embargo, dejó el cargo tras la eliminación en la Copa del Mundo de 1998.
Luego la Selección cosechó seis años sin buenos resultados. Al mando estuvieron Erich Ribbeck, quien fuera asistente de Jupp Derwall, y Rudi Völler, quien obtuvo el subcampeonato en el Corea-Japón 2002. Tras esa etapa no tan buena para los teutones, apareció Jürgen Klinsmann con un proyecto nuevo. Su mano derecha en este ciclo fue Joachim Löw. Esta dupla duró dos años (2004-2006). Tras conseguir el tercer puesto en el Mundial 2006, “Jogi” asumió como técnico. Desde ese entonces, salió campeón en Brasil 2014 y en la Copa Confederaciones de 2017.
Lo más destacable es que supo mantener una regularidad. Desde que jugó la Eurocopa de 2008, siempre estuvo entre los cuatro mejores de todos los torneos importantes que disputó. Y ahora que Löw extendió su vínculo con la Selección hasta 2022, seguramente tenga más tiempo para poder continuar con su proyecto. Eso sí, él ya avisó que su sucesor va a ser Miroslav Klose, quien es el máximo goleador de los mundiales y, actualmente, es uno de sus ayudantes en la Selección. De todas maneras, prefiere ser cauto: “Por ahora como asistente está haciendo un buen trabajo y con los años aprenderá más”. Pero esa será una historia para otro momento.

Your email address will not be published.