EL 3X3, UNA EXCUSA PERFECTA


Diez minutos bastaron para que la transpiración se adueñara de los rostros de las jugadoras. El sol se robó la escena de Capital Federal en un martes caluroso. Una china tiró con marca encima y dejó afuera a Argentina de los Juegos Olímpicos de la Juventud. El ida y vuelta del deporte gestó la remontada de Las Hormigas, que con un triple de Florencia Chagas empataron sobre la chicharra. Pero Kangchen Ding selló el triunfo asiático que enmudeció a los argentinos presentes en el estadio, que sin tiempo de lamentarse porque ya entraba en calor Bélgica y Brasil, llenaron de aplausos a las competidoras segundos después.

Por Lucas Alfieri

“No estuvimos conformes con la actuación de este último partido, pero somos jugadores de indoor adaptadas al 3×3 y pudimos ganarle a una potencia como Francia”, explicó Sol Castro a Eter Digital luego de la derrota. Quien también destacó lo realizado por las argentinas en todo 2018 fue su entrenadora, Laura Cors: “A las chicas no se les puede pedir más, este año compitieron en todos lados y han demostrado estar a la altura”.

Una característica del 3×3, a diferencia del indoor, es que la jugadora es quien decide los cambios, planifica jugadas en el partido y modifica los sistemas tácticos de ser necesario.

“Es un juego muy vertiginoso en el que pasás de ofensiva a defensiva constantemente”, señaló Cors respecto a este deporte que reúne las habilidades del básquetbol tradicional para trasladarlo a un juego de un solo aro, que es muy popular en los espacios urbanos como las plazas.

En la tercera edición de los YOG, el deporte entra en el cúmulo de innovaciones para disputarle público joven a los X-Games con una impronta adolescente que es visible en el Parque Urbano de Puerto Madero. Por ejemplo, el escenario de BMX está acompañado de múltiples grafittis, mientras que en el techo del túnel que conecta con las disciplinas acuáticas hay colgada una innumerable cantidad de bicicletas de colores vivos. “La música continua proporciona una atmósfera de cultura urbana auténtica, que atrae a una nueva audiencia joven a los juegos”, explica la web oficial de los YOG en las características del 3×3.

En Buenos Aires 2018, la delegación femenina se adecuó a una disciplina que comenzó exclusiva de la primera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud en Singapur 2010 y que estará presente en los próximos olímpicos de mayores de Tokio 2020. “Entendemos que el propio desarrollo del deporte hará que tengamos jugadoras especializadas en 3×3 en un futuro, como hoy las tienen potencias como Hungría”, explicó la entrenadora del equipo nacional de cinco contra cinco.

Pero más allá del resultado, Sol Castro destacó la primera participación olímpica del básquetbol de mujeres: “Este torneo es hermoso, se conocen otras costumbres e idiomas. Dudo volver a tener una experiencia como está”. Además, la jugadora de Lanús ya piensa en lo que se viene: “Tenemos el mundial sub-19 de indoor el próximo año y ya nos empezamos a preparar el mes que viene”.

Your email address will not be published.