“EL AJUSTE SERÁ MUCHO MÁS DOLOROSO Y PESADO”


El histórico dirigente radical anuncia las tres reformas por las que irá el oficialismo.

Por Victoria Perdomo

Leopoldo Moreau, el candidato a diputado por Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos Aires, encendió la alarma en torno al avance de la deuda, la bicicleta financiera y las reformas del gobierno post-elecciones.

Ante las irregularidades en el conteo de votos en las PASO, ¿qué medidas están tomando para el recuento de votos?

Hemos reclamado que se garantice la transparencia de la trasmisión de datos y se evite el papelón que sufrimos en las PASO -que incluso trascendió las fronteras de la Argentina- porque el presidente salió a anunciar un triunfo que no había sido tal. Pedimos que se le entregue a Unidad Ciudadana y a todos los partidos políticos que participan del proceso electoral el software que utiliza la empresa privada Indra, en la que se ha delegado el escrutinio provisorio para poder controlar y evitar la manipulación como la que ya vivimos.

¿Qué dificultades existen en cuanto a la auditoría del escrutinio?

Hay un problema casi insoluble. La justicia electoral desconoce el escrutinio provisorio porque dice que es un adelanto, pero como no participa de ese escrutinio provisorio, sino del definitivo, la justicia no audita el software. Por lo tanto no lo audita nadie.

En los últimos días expresó que el oficialismo quiere trabajadores sin beneficios y sin justicia, ¿cree que el gobierno va a avanzar en la reforma laboral?

El gobierno avanzará con tres reformas: la flexibilización laboral, el desguace del sistema de la seguridad social y una reforma impositiva que hará caer el mayor esfuerzo fiscal en los sectores de menores recursos para aliviar las cargas fiscales de los sectores más concentrados de la economía.

¿Y en qué consistiría la Reforma laboral?

Intentarán modificar los convenios colectivos de trabajo, pero como saben que en el Parlamento les resultaría muy difícil imponer una ley de flexibilización laboral -sobre todo si toman como espejo lo que pasó en Brasil donde se extendió la jornada laboral a 12 horas- se eliminó de la cuentas sueldo el ítem de antigüedad, se precarizaron las relaciones laborales. Por eso creo que van a intentar tomar el atajo de los acuerdos de libre comercio.

Desde Unidad Ciudadana, ¿qué propuestas tienen para tratar de impedir el ajuste que se viene?

El ajuste será mucho más doloroso y pesado que el que ya transitamos. Pensamos que hay que frenarlo con la emergencia laboral, consagrando la inmovilidad de las paritarias, un aumento generalizado de los mínimos en los salarios y la prohibición de despidos durante un año. Además de una emergencia tributaria y con la emergencia tarifaria y el congelamiento de tarifas. Porque el nuevo aumento tarifario del 50% anunciado de aquí a febrero será sobre el incremento anterior que fue del 500%.

¿Qué responsabilidad asumen en caso de ganar las elecciones?

Si la ciudadanía derrota el ajuste y le pone un freno a la violencia institucional que ha desatado este gobierno -cuya máxima expresión es la desaparición forzada de Santiago Maldonado-, lo traduciremos a acciones legislativas. Como en el caso del endeudamiento, recuperaremos la facultad del Congreso y pondremos límites al endeudamiento para que no se avance en este endeudamiento desaforado, ilimitado e indiscriminado. Por día, los argentinos pagamos 743 millones de pesos de intereses de las Lebacs y 700 millones de intereses de la deuda pública. Es decir, 1.400 millones por día de la deuda y de la bicicleta financiera. Nos estamos comiendo 2 o 3 escuelas por día.


En medio de una agenda pautada con varias entrevistas,  sentado en una oficina, con la bandera del Movimiento Nacional Alfonsinista, está el hombre de confianza de Raúl Alfonsín. Para Moreau, el sistema político se ha rediseñado desde el 83´. Según su opinión, tanto en Argentina como en toda América Latina, el bipartidismo fue reemplazado en aquel entonces por el “bifrentismo”. Definió dos proyectos de país en veredas opuestas. En una, un proyecto nacional, popular, democrático y progresista. En la de enfrente, uno conservador, neoliberal, excluyente y autoritario, tal como definió al gobierno actual.

“En uno y otro espacio vas a encontrar gente que tiene la misma camiseta, radical, peronista. Por eso hoy las camisetas partidarias ya no tienen relevancia, lo que tiene relevancia es la vereda que transitas”.

Your email address will not be published.