EL CENARD Y LOS PIBES, TERRITORIO DE PERTENENCIA DEL DEPORTE


La crisis económica se agudiza a pasos agigantados en Argentina y los ajustes del gobierno nacional han llegado a tocar hitos institucionales en el país. Uno de los rubros más afectados es el deporte. Los presupuestos han disminuido notablemente y junto al nacimiento de la Agencia de Deporte Nacional llegan momentos de incertidumbre con respecto al futuro que tendrán los deportistas argentinos. En el mejor momento de crecimiento de nuestros atletas ¿El CeNARD se venderá para derribarlo, construir edificios y trasladar los entrenamientos a un predio en Villa Soldati? ¿Cómo seguirán las becas y qué futuro le dejamos a los nuestros deportistas?

Por Diego TorresJuan OtharanEnzo Barreto y Federico Torresan

El 29 de enero, por medio de un decreto de necesidad y urgencia, la Secretaría de Deportes se convirtió en Agencia Nacional de Deportes. Dentro del cambio abrupto, una de las cuestiones centrales que mantiene en velo a miles de deportistas, empleados y educadores, es la situación del CeNARD. El Centro Nacional de Alto Rendimiento funciona desde la década del 50 en las instalaciones del barrio porteño de Núñez y ha sido el hogar de muchos jóvenes y también el espacio de horas y horas dedicadas al perfeccionamiento tanto profesional, como amateur de distintas asignaturas deportivas.
La Agencia Nacional de Deportes planea vender las tierras del CeNARD y trasladar la rica historia de un rincón del país, a la Villa Olímpica de Soldati, predio que aún no está terminado y donde se desarrollaron los pasados Juegos de la Juventud. En Buenos Aires, esos mismos jóvenes lograron un desempeño increíble (aunque el COI aclaró que no se valoraba el medallero como tal) y alzaron el espíritu argentino a lo más alto del podio. Los pibes premiaron su esfuerzo con 32 medallas, una gesta única para el deporte nacional. También contagiaron a todos los argentinos con el sentimiento de pertenencia y elevaron al máximo el orgullo deportivo ¿Qué pasará con el lugar de entrenamiento que tuvieron durante añares esos chicos?
Los rumores son variados, pero el que tomó más fuerza es el de la venta del predio – como recientemente ocurrió con los terrenos del Tiro Federal Argentino a pocos metros – que concluya en un proyecto inmobiliario en 2020 para realizar una construcción de edificios que superen los 30 pisos y dén de cara al río. El pedido de los entrenadores, educadores y deportistas en múltiples movilizaciones bajo el lema “Salvemos al CeNARD” es el de fomentar el deporte y que no sea una mudanza con la desaparición de un lugar histórico, sino que el predio de Villa Soldati se reforme y se agregue a un proyecto deportivo serio y que los atletas tengan los dos predios a su disposición.
En boxeo Brian Arregui venció por puntos al marroquí Yassine Elouarz y se convirtió en el flamante campeón olímpico de los Juegos de la Juventud, una medalla de oro que no se conseguía en la disciplina desde 1948 y respecto al CeNARD dijo: “Soy de Entre Ríos y es lamentable lo que se vive. Viví allí y extrañé mucho a mi familia, amigos y a mi ciudad, pero los entrenadores y el predio en sí, nos aportaron todo lo mejor para los deportistas y los chicos que quieren crecer”.
El nadador Juan Ignacio Méndez también comentó: “Creo que sería una verdadera lástima que se traslade, ya que gran parte de los deportistas de nuestro país entrenan y viven allá, y sea donde sea que se traslade, estoy seguro que a más de la mitad se le dificultará mucho llegar hasta ese lugar. Aparte hay mucha historia allí”. Méndez fue quinto en la serie de 200 metros espalda en Buenos Aires 2018 y el año anterior logró el oro en los Juegos Odesur de la Juventud disputados en Chile.
Además del sentido de pertenencia, el cambio afectaría desde la logística a muchos deportistas, entre ellos a los Murciélagos. La selección masculina de fútbol para ciegos entrena diariamente en el CeNARD hace casi 20 años y los jugadores Matías Olivera y Vicente Sugala, argumentaron lo difícil que sería para ellos cambiar su lugar de entrenamiento. “Claro que afecta, algunos somos de Escobar y para ir a Villa Soldati es muchísimo más viaje”, comenta Matías. Vicente entrena en el predio hace cinco años y agregó: “Obvio que es un bajón la noticia, juega en contra el hecho de que no tenemos idea como es lugar, ni tampoco la zona”.
Al momento de entrenar, la cancha de fútbol sintética en la que practican los Murciélagos se encuentra junto al predio del Tiro Federal Argentino, por lo que la actividad sonora se siente y el DT Martín Demonte se refirió al respecto y argumentó: “Hay días que son imposibles de entrenar. Pero termina siendo una fortaleza porque los jugadores generan la habilidad de concentrarse aún más cuando hay tanta contaminación sonora y eso los hace que estén más concentrados en el sonido de la pelota. A la hora de jugar un torneo eso los pone por sobre los rivales. Sin quererlo termina siendo una fortaleza para el equipo”.
El Tiro Federal Argentino (declarado Monumento Histórico Nacional en 2005 a través del decreto 1680/2005) espera por desalojar su hogar, armar las valijas y mudarse a otro predio, pero primero, la Ciudad debe construir las nuevas instalaciones para el traspaso de la centenaria institución a su futura sede junto al río. Un antecedente que no esperanza a mucha gente que lucha, por mantener al CeNARD en su lugar.

Leave a Comment


Your email address will not be published.