EL ETERNO CAPITAN


Aunque es investigado por Estados Unidos por supuestos lazos con una organización criminal, Rafa Márquez no se privó de jugar el Mundial con México por quinta vez consecutiva. De esta manera, se convirtió en el primer jugador en ser capitán en su selección durante cinco torneos del mundo.

Por Lautaro Polimeni y Marco López Camelo

Nacido el 13 de Febrero de 1979, comenzó su carrera en el Atlas de Guadalajara en 1996. Perteneció a un grupo de jugadores jóvenes llamados “Los niños héroes”, que llegaron a jugar la final del torneo mexicano ante el Toluca. La mayor parte de su carrera la hizo como defensor central, pero también tuvo partidos en los que jugó de mediocampista central. Con solo 20 años, emigró al futbol europeo: el AS Mónaco lo compró por 6 millones de dólares y fue premiado como el mejor jugador en su posición.

Su explosión como futbolista de categoría la consiguió en el Barcelona, donde jugó desde desde 2003 hasta 2010. En estos años conquistó 12 títulos, entre ellos dos Champions League y un Mundial de Clubes. Después del Barça, tuvo leves pasos por distintos equipos, como el New York Red Bulls de la Major League Soccer, el Club León de México, el Hellas Verona y finalmente regresó al Atlas, club en el cual debutó.

Tenía 17 años y 357 días cuando le tocó representar a su Selección y se convirtió en el segundo jugador más joven de la historia del “Tri”, detrás de Luis Pérez. Consiguió dos Copas de Oro con México, una en 2003 y otra en 2011. Además, obtuvo la Copa de las Confederaciones en 1999. Disputó 146 partidos anotando 17 goles. Es el segundo jugador más viejo de Rusia 2018, el primero es el egipcio Essam El-Hadary con 45 años. En el debut, ante Alemania, entró a 15 minutos del final por Andrés Guardado. En la segunda presentación, frente a Corea del Sur, volvió a ingresar en la segunda parte. Su primer partido como titular en esta edición fue ante Brasil por los octavos de final, pero salió al finalizar los primeros 45 minutos. Desde ese momento, su equipo perdió el control del partido. Dio 15 pases, 11 de ellos correctos. Participó en la defensa y en el armado del juego, solamente cometió una falta y de tres pelotas divididas ganó dos, lo que lo definió como na pieza  vital en el equilibrio del mediocampo.

Lamentablemente para el pueblo mexicano, su selección fue eliminada una vez más en octavos de final por 2 a 0, pero no caben dudas de que Rafael Márquez despide su carrera de la mejor manera posible: representando a su país.

Your email address will not be published.