“EL MERITO NO ES LA MEDALLA, SINO EL ESFUERZO DE PARTICIPAR”


Agustina Giannasio será la única representante argentina en tiro con arco en los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, que se llevarán a cabo del 6 al 18 de octubre. Será la primera vez que una arquera compita para una delegación nacional en una competencia olímpica.

Por Adrián Laiolo

En 2014, la Federación Argentina de Tiro con Arco (FATARCO) impulsó un plan para extender el deporte por todo el territorio nacional, buscando jóvenes con proyección para los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018. Con el apoyo del Director Técnico Nacional, Jorge Cabrera, y otros 11 entrenadores, se logró armar un grupo de 80 chicos y chicas nacidos entre 2001 y 2003.

Ese mismo año, en Villa Meliquina, Neuquén, la familia Giannasio ingresaba en el restaurante “La Arquería” para almorzar en sus vacaciones. Dentro del menú, estaba incluido poder alquilar un arco y tirar en un campo fuera del edificio. La pequeña Agustina, de 11 años, quedó muy entusiasmada luego de haber estado tirando casi tres horas seguidas. Al regresar a Buenos Aires, la joven tomó un curso en el Club Univesitario de Arquería, donde al principio se lo tomaba solo como un hobby.

Por su edad y condiciones, fue incluida dentro del programa de jóvenes promesas. En mayo de 2018, la arquera se convirtió en la primera mujer clasificada a un Juego Olímpico representado a Argentina, tras lograr el segundo puesto en la Copa Ciudad de Guatemala. Obtuvo 622 puntos en la categoría cadete de la prueba de arco recurvo y se quedó con la plaza americana. La joven declaró: “Me había planteado un objetivo y quería cumplirlo. La persistencia que tuve fue lo que me llevó a estar entre en este punto de competencia. Si no llegaba a obtener una plaza para los Juegos Olímpicos, sabía que al menos me iba conforme habiendo intentado conseguirla. Además reflexionó acerca de su corta carrera: “Cuando era más chica mi objetivo era que algún día quería ser campeona olímpica. Con el tiempo me fui dando cuenta que el mérito no es tanto la medalla, sino todo el esfuerzo que conlleva poder participar”.

La competencia de tiro con arco en los Juegos Olímpicos de la Juventud, se llevará a cabo del 12 al 17 de octubre en el Parque Sarmiento, ubicado dentro de la sede de Parque Tecnópolis. Primero hay una ronda de clasificación de 60 metros (70 metros es la medida de mayores) donde los atletas dispararán 12 series de 6 flechas, con un máximo de 720 puntos. Luego estará la ronda olímpica, donde se competirá a eliminación directa al mejor de sets con 3 flechas. Habrán pruebas individuales y por equipos. La única disciplina aprobada por el COI es la de arco recurvo, donde los extremos se “curvan” hacía el arquero. Existe la prueba de compuesto, donde el arco cuenta con poleas o levas en los extremos de los miembros, pero no se utiliza en JJOO.

Desde el entrenamiento de un arquero, la joven explica la importancia de tres actos: “Lo primero que se hace es pulir una técnica ideal, que se adapte al estilo del arquero. Luego se trabaja la constancia de esa técnica, hacer que un tiro sea similar al otro. Y una vez formado esto, se trabaja la parte psicológica”. Esto último es para controlar situaciones en las que si el arquero está tenso, nervioso o con mucha energía, no pierda la concentración en el disparo.

A principios de agosto, la joven tuvo el honor de transportar la antorcha olímpica en el recorrido por el Hurlingham Club, sede de donde se desarrollarán las pruebas de golf. “Haber podido llevar la antorcha fue una experiencia emocionante, nunca habría imaginado poder hacerlo”.

Your email address will not be published.