EL MUNDIAL SE QUEDA SIN ZLATAN


El regreso del delantero a la Selección de Suecia era una gran posibilidad para que Zlatan Ibrahimovic cerrara su carrera con broche de oro. Sin embargo, el anuncio de la Asociación Sueca de Fútbol, con respecto a los convocados, le quitó la ilusión de participar en el Mundial de Rusia 2018.

Por Diego Guerra

Luego de la Eurocopa de Francia 2016, Zlatan dio un paso al costado y se retiró de la Selección de Suecia. No participó en las Eliminatorias para Rusia 2018. Ahora, tras la clasificación al Mundial, supo que la chance de volver a jugar una Copa del Mundo sería un cierre perfecto para su trayectoria. Janne Anderson, seleccionador sueco, le cerró esa puerta y el delantero tendrá que verlo desde afuera.

Ibrahimovic nació en Malmo, Suecia, el 3 de octubre de 1981. Su vida era el fútbol, aunque en su infancia practicó Taekwondo como hobbie. Leif Almo, director de la escuela de Taekwondo, dijo que “Zlatan podría haber llegado lejos si era profesional en ese deporte”. Pero al muchacho de casi dos metros, le apasionaba el fútbol, quería ser como Ronaldo Nazario y jugar en Inter de Milán como su ídolo.

Zlatan es uno de los máximos referentes del mundo del fútbol, no solo por sus goles, sino por su voz de mando, sus habilidades y sus locuras dentro y fuera del juego. ¿Quién podría desconcentrar al rival en pleno partido?, ¿algún jugador importante se bajó los pantalones enfrente de su rival?, ¿alguien le tomaría del cuello al jugador contrario? Solo Ibrahimovic, al parecer.

Sus declaraciones también forman parte de las locuras. “Zlatan no marca goles con suerte, los goles tienen suerte de ser marcados por Zlatan”, contó Ibrahimovic en una entrevista para el diario AS. “Síganme, síganme, que nadie hable, porque yo soy el jefe”, le dijo a un periodista de la revista L’Équipe. A Thierry Henry le llamó la atención una cosa en el mural de los jugadores históricos de Manchester United: no estaba la foto del delantero sueco y le preguntó porque el club no colocó su foto en el mural. Ibrahimovic, con una sonrisa, le respondió: “porque aún no saben cómo se ve Dios”.

Trayectoria y la baja del Mundial:

Inició su carrera en Malmo F.F, club de su ciudad natal. Allí descendió a la segunda división y gracias a su jerarquía, lo retornó a Primera división. El entrenador le dio confianza y le dio la titularidad. Lo disfrutaron poco tiempo porque Ajax de Holanda fue a la carga por el atacante y lo compró en casi 8 millones de euros.

En la Eredivisie (de Países Bajos) dio su inicio al fútbol de alto rendimiento. Ajax peleó todos los torneos que disputó y Zlatan fue protagonista de los cuatro títulos obtenidos entre 2001 y 2005.
Fabio Capello lo llevó a Juventus al año siguiente y el delantero fortaleció su carrera a fuerza de goles. Pudo ser un ídolo del conjunto de Turín. Sin embargo, el descenso de la Vecchia Signora a la Serie B por el Calciopoli (influencia arbitral), lo llevó a cambiar de club por temas económicos y de trayectoria.

Quién iba a saber que aquel joven que le brindó una entrevista a la prensa sueca en un ferrocarril de Malmo iba a cumplir uno de sus grandes sueños: jugar en Inter de Milán.
La posibilidad se dio y Zlatan Ibrahimovic iba a ser como el Fenómeno Ronaldo. Fue figura y ganó todos los Scudettos que disputó. Años después se cambió de vereda y fue al Milán para ganar todo, aunque ya había cumplido su deseo de jugar en el conjunto Nerazzurro. Los equipos de esa ciudad italiana vieron la grandeza de este muchacho, que se dejó el pelo largo, porque le da la fuerza para ser el mejor (como Sansón). El fútbol italiano lo disfrutó de principio a fin. La decisión de ir a Francia fue suya porque su carrera lo avalaba como uno de los mejores goleadores del mundo.

Jugar en PSG fue un desafío. Con el correr de los años, los parisinos lo adoraron y fue como el dueño de la ciudad por sus goles y su larga experiencia futbolística. Allí se graduó en el fútbol y le dio un salto de calidad al equipo Parisino de apenas 48 años de historia. Preparó las valijas y se mudó de París a Manchester, dejando un gran legado en el club francés. José Mourinho lo llevó al United para ganar la Premier. “Ahora llegó el Rey de Inglaterra”, dijo Zlatan en su presentación con los Red Devil’s. Esa fue su primera experiencia en esa Liga, aunque tuvo un paso en falso por el Arsenal y nunca jugó.

Los Ángeles Galaxy es su club actual. Sin dudas, el debut del sueco ha sido exitoso: convirtió un golazo de volea desde 40 metros. Los sueños de este jugador se han cumplido, aunque falta uno: jugar su último mundial con su Selección en Rusia. Hoy responde con goles, ha demostrado jerarquía con sus habilidades a lo largo de los 17 años de carrera y mientras tanto, el Mundial se queda sin Zlatan. “Suecia perdió a su estrella o su estrella perdió a Suecia”, como diría Ibrahimovic.

Your email address will not be published.