EL MUÑECO MALDITO


Para esta edición de la Copa del Mundo, México tiene un as bajo la manga que lo anima a ilusionarse. Un jugador joven que deslumbra con su aceleración y habilidad con la pelota: Hirving Lozano la nueva estrella del PSV que está revolucionando Holanda.

Por Miguel Posilovic

Desde su llegada a Eindhoven, Hirving Lozano deslumbró a propios y extraños con su fugaz adaptación al fútbol europeo. El extremo de tan solo 22 años fue una pieza clave del equipo esta última temporada, siendo su primera en el club, al marcar 19 goles en 33 partidos y lograr el título de la Eredivise. Se convirtió en el máximo goleador del PSV en la liga con 17 anotaciones, y se metió en el once ideal de la competencia y en el corazón de los hinchas holandeses, que ya corean su nombre. Lozano se ha destacado desde su debut como profesional con la camiseta del Pachuca y convirtió en su primer partido oficial, nada más y nada menos que ante el América en el mítico Estadio Azteca. Rápidamente el extremo consiguió la titularidad y se transformó en uno de los jugadores más desequilibrantes del fútbol mexicano. Su gambeta endiablada y destreza para ganar en el hombre a hombre lo catapultaron a ser considerado por Juan Carlos Osorio, quien venía siguiendo el progreso del juvenil en la sub 20. El debut con la Selección mayor llegaría en un amistoso internacional en 2016, ante Senegal. Jugó en la Copa América ese mismo año disputada en Estados Unidos y ayudó a llevar al Tri a Rusia en las Eliminatorias, con 4 goles en 9 encuentros jugados.
Luego de tres años y medio en Pachuca, Chucky, como le dicen en México, se fue a probar suerte a Europa. Luego de un pase por 20 millones de Euros al PSV, el wing ya deja su huella en Holanda. Es la camiseta más vendida en la tienda del club: la número 11. Una leyenda del club, Ruud van Nistelrooy, elogió al mexicano: “Tiene desmarque, velocidad y muy buena técnica con la pelota. Para mí es único…a su manera”. Hoy en día es pretendido por los grandes de Europa debido a su presente y buscará ser un muñeco maldito para sus rivales en su primer Mundial. Quizás los holandeses, afuera de la Copa, hinchen por México gracias a él.

Your email address will not be published.