EL NUEVO CAPITÁN A CARGO


Fernando Ruiz Hierro está considerado como uno de los mejores defensores españoles de toda la historia. Tanto en el Real Madrid (club en el que es ídolo) como en el seleccionado ibérico se caracterizó, entre otras cosas, por su calidad para jugar, su gran disparo de media distancia y, sobre todo, por su fuerte personalidad. La misma que deberá tener a partir de ahora, al asumir como técnico de la furia española, sumergida en el escándalo que dejó la salida de Julen Lopetegui.

Por Jorge Baldino

Hace solamente 48 horas se desempeñaba como director deportivo de la Federación Española. Después de enfrentar a Portugal en el debut de España en el Mundial de Rusia 2018, se mostró conforme por la prueba superada. “Acepto la responsabilidad y el reto con el objetivo de pelear por el Mundial”, había declarado en la conferencia de prensa en la cual se anunció su designación.

Como jugador, realizó las categorías inferiores en el Málaga, para luego debutar en Primera división en 1987, vistiendo los colores del Real Valladolid. A los dos años, apareció en su horizonte el equipo que, a la postre, fue el que lo llevó al estrellato: el Real Madrid. Allí fue campeón de todo: 5 Ligas, 4 Supercopas de España, 3 Champions League, 2 Copas Intercontinentales, 1 Supercopa de Europa y 1 Copa del Rey. En la Casa Blanca construyó gran parte de su carrera: jugó 601 partidos oficiales, en los que convirtió 127 goles, cifra muy alta si se tiene en cuenta que jugaba de defensor central, aunque en algunos momentos también se desempeñó como volante central. Siempre salía en la foto al levantar los trofeos, con la cinta alrededor del brazo.

Su paso por el Seleccionado Español no fue fructífero en cuanto a títulos (no ganó ningún torneo) pero de todas formas dejó su huella. Participó en los mundiales de 1990, 1994, 1998 y 2002 y en las Eurocopas de 1996 y 2000. Jugó 89 partidos, en los que marcó 29 goles. Siempre, con el brazalete en el brazo.

Como técnico solo tiene una experiencia: fue en la temporada 2016/2017 en la que dirigió al Real Oviedo, en la segunda categoría del futbol español. Dirigió 43 partidos, de los cuales ganó 17, perdió 16 y empato 10. “Es verdad, solo tengo un año de experiencia como DT en el Oviedo. Creo que hice las cosas bien. Pero también es cierto que llevo 30 años ligado a la pelota de fútbol”, manifestó cuando le consultaron sobre su poco rodaje en el banco de suplentes.

Fernando Ruiz Hierro es el hombre en el que toda España confía para llegar, nuevamente, a lo más alto del futbol mundial. “Quiero que la gente de España confíe en nosotros, porque nosotros confiamos. Lo vamos a intentar con todas las fuerzas”. Personalidad y liderazgo nunca le faltaron. Habrá que ver si con eso le alcanza para dar vuelta el timón y llevar el barco a buen puerto.

Your email address will not be published.