EL TACO QUE VALIÓ EL PRIMER PUESTO


Con un lujo y el guiño del VAR, Iago Aspas anotó el 2-2 sobre el final para que España terminara primero en el Grupo B.

Por Franco Paladino

Para el delantero, Rusia 2018, es su primer Mundial gracias a las últimas tres grandes temporadas en Celta de Vigo. El club gallego fue en donde Iago jugó la gran parte de su carrera. Empezó en 2006 en aquel equipo pero el B, el de la cantera, para luego dos años más tarde ser parte del primer equipo del Celta de Vigo.

Allí disputó cinco temporadas y su buen rendimiento le permitió pasar al Liverpool. En el club inglés estuvo una sola temporada y con poca participación en el torneo local. Para colmo los Reds perdieron en la penúltima fecha la oportunidad de consagrarse campeón de la Premier League. Título que finalmente se lo quedó Manchester City.

En 2015 volvió al futbol de su país, Sevilla en esta ocasión. Ahí recuperó su nivel de juego y logró su primer título en su carrera. Fue el 27 de mayo cuando levantó la Europa League al derrotar al Dnipro de Ucrania por 3-2 en Varsovia, Polonia. Al año siguiente volvió al club de sus orígenes ya para ser parte del once titular.

Además de ser más influyente en el equipo, Aspas logró una distinción personal por ser el máximo goleador español (con 19 tantos) en la liga española de la temporada 2016/17. El trofeo Zarra lo había conseguido también en la 2011/12, y lo volvió a obtener en la actual temporada 2017/18 con 22 goles y quedó tercero en la lista de los máximos artilleros.

El debut con la selección llegó para Iago en 2016, con Julen Lopetegui como entrenador, en un amistoso frente a Inglaterra. La suerte estuvo de su lado, ya que entró por el lesionado Costa y convirtió su primer gol. Ya en 2017 disputó su primer partido oficial ante Israel y anotó sus primeros dos goles oficiales frente a Liechtenstein como visitante. Fue por fecha de eliminatorias para el Mundial y encuentro terminó 8-0.

En Rusia 2018, Iago jugó unos minutos tras entrar desde el banco de suplentes en el empate 3-3 ante Portugal 3-3 y en el triunfo por 1-0 ante Irán. Este lunes frente a Marruecos también entró desde el banco de suplentes. Cuando se moría el partido, y los africanos estaban consiguiendo un triunfo histórico, Aspas apareció con un taco tras un córner y empató el encuentro 2-2. El festejo no fue al instante, ya que se necesito de la ayuda del VAR para que se convalide. Casi en simultáneo llegó la noticia del empate de Irán (frente a Portugal), y que finalmente los dirigidos por Hierro quedaron en la primera posición. En la próxima instancia, por octavos de final, España e Iago Aspas enfrentarán a Rusia, el próximo domingo.   

Your email address will not be published.