ELECCIONES EN ALEMANIA


Merkel va por su cuarto mandato y el partido neonazi, que propone blindar la frontera para evitar el ingreso de inmegrantes, podría quedar como principal fuerza opositora.

Por Julieta Cáceres

Alemania elegirá hoy a sus representantes para el Parlamento Federal (Bundestag). Será a través del sistema de representación proporcional mixta, es decir, los que entren al Parlamento decidirán quién será el próximo canciller. Pero no se esperan sorpresas: Angela Merkel ocupará el cargo por cuarta vez. La sociedad alemana, en general, está conforme con el gobierno y con el rumbo del país europeo. El cambio más grande que producirá esta elección será el ingreso de seis partidos diferentes al Bundestag.

Uno de los temas centrales de la campaña ha sido el de los inmigrantes. En 2015, Angela Merkel permitió el ingreso de más de un millón, lo que le costó su alianza con el Partido Socialdemocrata (SPD) y puso en peligro su cargo. Mañana “Alternativa por Alemania” (AfD), partido de ultraderecha y neonazi, podría establecerse como el tercer partido del Budenstag y ser la principal fuerza opositora.

La problemática de los inmigrantes en Europa junto con los atentados de grupos fundamentalistas permitieron el resurgimiento de partidos de derecha que proponen cerrar las fronteras en todo el continente. En Alemania es uno de los debates centrales para estas elecciones. Mientras el partido de Merkel, la Unión Cristianodemócrata (CDU), propone reforzar las fronteras, pero a la vez estimular la inmigración de nuevos talentos al país, el segundo partido en números, el SPD, plantea crear una política humanitaria para los refugiados. En la vereda opuesta se encuentra AfD, con el proyecto de blindar la frontera, perseguir extranjeros que cometan delitos y declarar la guerra contra el islam. Lo que propone la ultra derecha es “alentar económicamente” a los inmigrantes para que regresen a sus países.

Para Anna, joven alemana de 22 años, Alemania tiene los recursos y riquezas suficientes para recibir a los inmigrantes. Sostiene, además, que su generación no tiene ningún problema con la apertura de las fronteras. “La mayoría de los jóvenes les dan la bienvenida a los inmigrantes. La Segunda Guerra Mundial fue nuestra culpa, y creo que Merkel sabe que tenemos una responsabilidad excepcional y que debemos ser más abiertos que el resto de los países europeos”, comenta desde Alemania para Eter digital.

Henry tiene 27 años y es militante del Partido Verde, uno de los nuevos espacios políticos que ingresarán al parlamento. En referencia a la decisión de la canciller de dejar entrar a los inmigrantes en 2015, comenta: “Ella siguió su instinto humanista y les permitió entrar, por decisión propia. En consecuencia, cayó en la lucha más dura con su socio de la coalición bávara, la CSU. Esto casi le cuesta su puesto”. Aunque Henry marca sus diferencias con la candidata de la CDU, dice que debido a eso ella se ganó su respeto y admiración, como también el de gran parte del país.

LAS OTRAS PREOCUPACIONES

Luego del tema de los inmigrantes, las preocupaciones de los alemanes a la hora de votar distan mucho de las imaginables en esta parte del mundo. Alemania se consolida como una gran potencia económica dentro del continente y gran parte de la sociedad está conforme con la gestión de Angela Merkel, lo que le dará el cargo de canciller por cuarta vez consecutiva. Una de las problemáticas planteadas es la ambiental. Para Henry, ese es el mayor problema alemán: “Durante las últimas décadas, el 80% de todas nuestras especies de insectos se han extinguido debido a la mono-agricultura, la población de abejas bajó en un 70% y las masas de excrementos en nuestros campos está llevando a una gran contaminación de nuestra agua potable ya causando grandes subidas de precio”.

Debido al sistema electoral alemán, cada ciudadano tiene dos votos: con el primero elige a un candidato, y los más votados obtienen un mandato directo (escaño en el Bundestag).  Con el segundo, se elige un partido político. Los que superen el 5% obtienen una cantidad de escaños proporcional a los votos obtenidos. Anna sabe que el primer voto se lo dará al CDU y el segundo, al Partido Verde. Henry votará al candidato del SPD y al Partido Verde. Sofía todavía no sabe a quiénes votará.

Las encuestan muestran a la Unión Cristianodemócrata, encabezado por Merkel, al frente con un 36.5 %, a trece puntos del Partido Socialdemócrata (SPD), que cuenta con 23,5 %. La coalición en el Bundestag más posible es la de estos dos partidos. De ser así, se repetiría la alianza que gobernó en el período 2009-2013. Los cuatro partidos restantes están con 10 puntos o menos. Alternativa por Alemania, el Partido Verde, Die Linke (Izquierda) y el Partido Democrático Libre obtendrán algunos escaños en el Bundestag.

Your email address will not be published.