ELIMINACIÓN HISTÓRICA


Alemania perdió 2-0 con Corea del Sur y se despidió del Mundial de Rusia 2018. Es la primera vez en la historia que la selección europea es eliminada en la fase de grupos. La sentencia teutona llegó tras un gol coreano en el minuto 92, luego de que el árbitro chequeara, a través del VAR, que no hubo offside.

Por Ignacio Lovera

La maldición del campeón que es eliminado en primera ronda del Mundial siguiente se vuelve a repetir. Le pasó a Francia en 2002, a Italia en 2010 y a España en 2014. A esa oscura lista se le suma Alemania. La selección teutona que arrasó con la ilusión argentina en la final de la edición pasada, se quedó afuera de Rusia 2018. Corea del Sur en el final, convalidado por el VAR, marcó el primero en los pies de Kim Young-Gwon y lo liquidó al minuto 95 tras que Son Heung-Min empujó la pelota al arco vacío alemán. Hacía 80 años que los europeos no quedaban eliminados en primera ronda, recordando aquella Copa del Mundo de 1938.

A la selección de Alemania le costó el desarrollo del encuentro. En frente tuvo a Corea del Sur, que se plantó como un equipo decidido para complicar a su rival. Mientras en pantalla dividida miraba de reojo el cruce de México – Suecia. Los europeos no encontraron el funcionamiento correcto, principalmente en los ¾ del campo; Marco Reus no estaba cómodo; Timo Werner fue el delantero más discutido, a tal punto que en los días previos se pidió por Mario Gómez, el artillero del Stuttgart; y hasta el propio Neuer dio un rebote peligroso que pudo haberle dado la ventaja a los coreanos en la primera mitad.

En la segunda etapa, Corea salió a comer el centro de juego alemán, resumido en Toni Kross y Sami Khedira. Así tuvo situaciones claras provenientes de la presión y disparo rápido al arco teutón. En el área rival, estuvo firme la presencia de Cho Hyun-Woo. La noticia del primer gol de Suecia llegó rápido a Kazán, lo que metió presión en la cancha para Löw y sus jugadores. Y para empezar a sentenciar la historia en Ekaterimburgo, Nestor Pitana le dio un penal a los suecos que Andreas Granqvis logró convertir. El resultado les sonreía por un lado a los teutones, solo si ganaban, porque ante la mínima diferencia en la que se impusieran en el resultado, pasarían a la segunda ronda y México quedaría eliminado. La tensión aumentó entre el Central Stadium y el Kazán Arena.

Los ingresos de Thomas Müller, Mario Gómez y Julian Brandt terminaron de liquidar la construcción de juego de Alemania. En la mitad de la cancha quedó Kroos, ayudado en parte por Mesut Özil, mientras que en las inmediaciones del área coreana se encontraban los recientes ingresados sumados a Werner y Reus. Mientras el 3-0 cerró la historia entre Suecia y México, Alemania seguía obligado a vencer por la mínima. Allí, en esa búsqueda desesperada y una pelota perdida en el área de Neuer, Kim puso el primero a los 92’. El lineman cobró offisde pero el árbitro, luego de consultar el VAR, convalidó el gol. Cuatro minutos más tarde, Son, el hombre del Tottenham, puso punto final al encuentro: aprovechó un largo pelotazo y que Neuer ya no jugaba de arquero para empujar sin resistencia y sentenciar el 2-0 y la histórica eliminación de Alemania.

Your email address will not be published.