ELLEN WILLE, LA MADRE DEL MUNDIAL FEMENINO


La noruega, con un encendido discurso durante México 86, logró convencer a Havelange y a la FIFA para que se lleve a cabo la primera Copa del Mundo de mujeres.   

Por Florencia Rincón y Patricio Scheller

“Estaba nerviosa, tenía que hablar delante de 150 hombres. En Noruega ya habíamos tratado el tema y creíamos que el discurso debía estar a cargo de una mujer, y no de un hombre. Por eso me tocó a mí”, contó Ellen Wille acerca de su discurso en el 45º Congreso de la FIFA celebrado en la Ciudad de México. Ella sabe que, desde ese entonces hasta hoy, la difusión del fútbol femenino ha aumentado de manera exponencial tanto en su país como en todo el mundo. Con respecto al crecimiento del fútbol femenino ella expresó: “Veo a las nenitas pasear en bicicleta con una pelota en el portaequipaje. No juegan al fútbol únicamente dos horas por semana, sino continuamente. Creo que es muy importante que las niñas empiecen a jugar de pequeñas, en un club y también de manera informal”.

En el año 1986, mientras Maradona deslumbraba en las canchas aztecas, Wille fue delegada de la Asociación Noruega en el congreso FIFA que se celebra con ocasión de cada cita mundialista. La escandinava tomó la palabra, no sólo en nombre de su asociación, sino tambiénde todas las futbolistas del mundo y demandó la promoción del fútbol femenino.

Incluso Joao Havelange, quien presidía el Congreso, estuvo de acuerdo con la noruega y  prometió que apoyaría personalmente el movimiento en favor del fútbol femenino. “A partir de ahora, haceme acordar de las mujeres”, le ordenó a su entonces secretario general, Joseph Blatter.

Pese a que existieron torneos internacionales femeninos en 1970 y  1971 que tuvieron gran éxito, con más de 100.000 espectadores, la desorganización de dichos eventos llevo a que no tuvieran continuidad y recién dos décadas después, la FIFA organizó el primer Mundial de Fútbol Femenino oficial en China 1991.

Las grandes historias cuentan con grandes protagonistas. El movimiento que generó Wille a mediados de los 80, en un ente patriarcal como es la FIFA, fue un cimbronazo a los estándares establecidos por la sociedad.

Noruega, es una de las candidatas a quedarse con el trofeo, dado que es una de las selecciones más prestigiosas de Europa. Su Selección femenina ha participado en todos los mundiales ganando el de 1995, en Suecia, donde derrotó en la final 2-0 a la selección Alemana. Noruega, Estados Unidos, Japón y las teutonas son las únicas en consagrarse a nivel mundial.

Leave a Comment


Your email address will not be published.