La albiceleste no pudo con el rival más débil de su grupo y empató 1-1 ante Islandia en elSpartak. Messi erró un penal.

El sueño mundialistano comenzó como se esperaba. Si bien Argentina fue dueño de la pelota desde el comienzo, no supo quebrar la barrera que le impuso el conjunto de Heímir Hallgrímsson.

La ilusión se hizo fuerte a los 19 minutos cuandoSergio Agüero recibió de Marcos Rojo, giró y remató de zurda un bombazo que se metió en al ángulo derecho del arco islandés. De esta manera, Moscú fue testigo del primer gol en un mundial del “Kun” y de, quizás, el primer acierto de Sampaoli.

Foto: Juano Tesone

La alegría duró poco. Los errores defensivos, la floja salida de Caballero y varios rebotes le permitieron a Islandia llegar al empate en los pies de Finnbogasona los 22. ¿Desacierto del DT?

En el segundo tiempo, ya sin Biglia y con Banega en cancha, el desarrollo del partido no varió: Argentina continuó con la posesión del balón encontrándose constantemente con la sólida y numerosa defensa de Islandia.

A los 19, Magnusson se llevó puesto a Meza y el árbitro cobró penal. Messi se hizo cargo, pateó desde los 12 pasos, pero Hannes Thor Halldorsson se convirtió en héroe y le tapó el remate al mejor del mundo.

El combinado celeste y blanco, esta vez arropado de negro, buscó con paciencia, pero careció de precisión en los últimos metros. En el final, los ingresos de Pavón e Higuain no cambiaron el trámite del partido. La Argentina tocaba, llegaba y no definía.

Por primera vez en la historia de la Copa del Mundo, la selección nacional debutó con un empate. No es el comienzo soñado, pero esto continúa y Croacia nos espera el próximo jueves.

Your email address will not be published.