EMPATE Y CLASIFICACIÓN AGÓNICA DEL UNITED


Manchester United y Celta de Vigo igualaron 1-1 por la vuelta de la semifinal de la Europa League, en Old Trafford. Gracias a la victoria por 1-0 en España, el conjunto inglés alcanzó por primera vez la final de esta competición.

Por Agustín Brítez, Joaquín Romera y Franco Vega

Tras la victoria de Manchester United por 1-0 ante Celta de Vigo en Galicia, ambos equipos llegaron al Teatro de los Sueños con la ilusión intacta de clasificarse por primera vez a la final de la Europa League. Pese a la derrota, el técnico Eduardo Berizzo decidió repetir los 11 titulares, al igual que José Mourinho.
Si bien, al principio del partido el equipo gallego tuvo el control de la pelota y la primera aproximación del encuentro, Sergio Romero logro taparle a Iago Aspas el empate en la serie, fue el local el primero en convertir: Marouane Fellaini marcó de cabeza tras un centro de Marcus Rashford a los 17 minutos para estirar la ventaja en el global. Luego del gol, el equipo de Mourinho fue el dominador del cotejo, aunque sin demasiada profundidad. Por el contrario, los de Berizzo a través de Pione Sisto y Pablo Hernández, sus jugadores más desequilibrantes, crearon situaciones claras para lograr un empate parcial, aunque sin eficiencia.
En el inicio de los últimos 45 minutos, Celta fue el mismo que al comienzo de la primera etapa. Complicó a Chiquito Romero en varias situaciones, pero no logró marcar. El empate llegó a cinco minutos del tiempo regular, luego de un cabezazo de Facundo Roncaglia para ponerle suspenso a la serie.
Tras la acción del gol, y en medio de un tumulto generado por una agresión a John Guidetti, el entrerriano fue expulsado al igual que Eric Bailly, del local. En la última jugada del partido, Claudio Beauvue y Guidetti no supieron definir una pelota en el área inglesa y desaprovecharon una oportunidad histórica.
De esta forma Manchester United jugará su primera final de la Europa League. Su rival, el próximo 24 de mayo en Estocolmo, será Ajax, que eliminó a Olimpique Lyon.


SINTESIS

Por Florencia D’Andrea y Julia Yacila Atoche

Manchester United (ENG): 20-Sergio Romero; 25-Antonio Valencia (capitán), 3-Eric Bailly, 17-Daley Blind y 36-Matteo Darmian; 21-Ander Herrera, 6-Paul Pogba y 27-Marouane Fellaini; 19-Marcus Rashford, 14-Jesse Lingard y 22-Henrikh Mkhitaryan.
Suplentes: 1-David de Gea, 4-Phil Jones, 8-Juan Mata y 11-Anthony Martial.
DT: José Mourinho.

Celta de Vigo (ESP): 1-Sergio Álvarez; 2-Hugo Mallo (capitán), 22-Gustavo Cabral, 24-Facundo Roncaglia y 19-Jonny; 18-Daniel Wass, 6-Nemanja Radoja y 8-Pablo Hernández; 10-Iago Aspas, 9-John Guidetti y 11-Pione Sisto.
Suplentes: 27-Iván Villar, 3-Andreu Fontás, 5-Marcelo Díaz y 20-Sergi Gómez.
DT: Eduardo Berizzo.

Goles: PT 17m Fellaini (MU). ST 40m Roncaglia (C).
Cambios: ST: 16-Jozabed x 18-Wass (C), 23m 7-Théo Bongonda x 6-Radoja (C), 32m 16-Michael Carrick x 22-Mkhitaryan (MU), 35m 12-Claudio Beaueve x Sisto (C), 41m 10-Wayne Rooney x 14-Jesse Lingard (MU), 44m 12-Christopher Smalling x Rashford (MU).
Amonestados: ST: 21m Aspas (C), 36m Herrera (MU), 46m Cabral (C).
Expulsados: ST: 43m Bailly (MU), 44m Roncaglia (C).
Estadio: Old Trafford (ENG).
Árbitro: Ovidiu Hategan (RUM)

ESTADISTICAS
Goles del Manchester en Europa League: 24
Goles en contra en Europa League: 8
Amonestaciones totales: 20
Expulsiones totales: 2

Goles del Celta en Europa League: 21
Goles en contra en Europa League: 14
Amonestaciones totales: 26
Expulsiones totales: 2

El equipo local terminó el encuentro con un total de 13 victorias, 20 empates y 16 derrotas ante equipos españoles. Los visitantes, en cambio, acumulan cinco victorias, un empate y cinco derrotas frente a equipos ingleses.
ManU ha ganado tres de las cuatro semifinales que ha jugado frente a rivales españoles (todas ellas en la Europa League). Consiguió la victoria de sus últimos seis partidos como local esta temporada y no ha perdido en los últimos 17 partidos por torneos UEFA en Old Trafford.


CHIQUITO A LA FINAL
La definición de la Europa League tendrá color celeste y blanco gracias a Sergio Romero, arquero de Manchester United, quien tuvo una destacada labor en la serie semifinal en la que dejaron atrás a Celta de Vigo.

Por Renzo Moretti y Agustín Piñeiro

Sergio Romero terminaba con una muy buena actuación la semifinal de la Europa League luego de mantener la valla invicta durante 85 minutos en la vuelta entre Manchester United y Celta de Vigo. El arquero patagónico se mostró seguro cuando sus rivales intentaron descontar la serie: saliendo a descolgar centros con confianza y controlando los remates que intentó el conjunto de Eduardo Berizzo a lo largo de toda la semifinal.

Cuando parecía que Chiquito firmaba su planilla con el cero en su arco, apareció un compatriota que le puso nerviosismo al cierre del partido: el entrerriano Facundo Roncaglia. El defensor central del equipo español ganó de arriba en el área rival para poner el 1-1 parcial de un encuentro que todavía estaba abierto.

Este partido fue 23º de Romero en competiciones europeas (11 con AZ Alkmaar de Holanda y 12 con los Diablos Rojos) y, gracias al 2-1 global que consiguió el equipo dirigido por José Mourinho, tendrá la posibilidad de ir en busca de su cuarto título en esta institución (ya logró FA Cup y Community Shield 2015/16; y la Copa de La Liga de Inglaterra, en la presente temporada).

Por la actual competencia, Romero mantuvo el arco sin goles en siete de los 11 partidos donde fue titular (Rostov, RSC Anderlecht y Celta le anotaron) y ahora tendrá que defender los tres palos ante el Ajax.

Por otra parte, fue una gran actuación para Facundo Roncaglia: firme en la defensa durante casi todo el partido, coronándola con el gol que le dio vida a su equipo en los últimos instantes. Sin embargo, menos de un minuto más tarde, se fue injústamente expulsado por un empujón a Eric Bailly, quien también vio la roja y no estará en el partido decisivo.

El otro argentino presente en la semifinal fue Gustavo Cabral, que compartió la zaga central junto al ex defensor de Boca Juniors. El oriundo de Isidro Casanova jugó un partido muy chato, sin grandes influencias: si bien nunca lo agarraron mal parado, no supo controlar al Marouane Fellaini en la jugada del gol local.


BERIZZO NO PUDO HACER HISTORIA EN INGLATERRA

Celta de Vigo -dirigido por Eduardo Berizzo- cayó ante Manchester United por 2–1 en el global de su semifinal de la Europa League. El cordobés no pudo clasificar a su equipo a la final, pero se convirtió en el primer entrenador que los llevo tan lejos en el segundo torneo continental.

Por Alexandra Duarte y Agustina Vázquez

Durante el partido en Old Trafford, el técnico se mantuvo optimista y centrado en sus expectativas de remontar la derrota como local por 1-0, hace una semana, siempre alentando a sus jugadores sin importar el tempranero gol que recibieron. Sin embargo, se retiró bastante enojado al final del primer tiempo por no poder concretar las seis ocasiones que dispusieron sus dirigidos para anotar.

Al regresar del descanso se lo notaba preocupado por cómo se desarrollaría la segunda parte. En los últimos minutos, se lo vio ansioso pero explotó de felicidad con el gol que convirtió Facundo Roncaglia, con diez minutos del final. Pero la alegría duró poco ya que en la siguiente jugada se alteró por la pelea que se generó en el campo entre los jugadores de ambos equipos, que obligó a la expulsión del defensor entrerriano.

Cuando finalizó el partido, el portugués José Mourinho fue a abrazarlo e intercambiaron algunas palabras en secreto. Luego Berizzo se dedicó a buscar a sus jugadores que estaban tirados en el campo, aún incrédulos por la pelota desaprovechada por Claudio Beaueve y John Guidetti.

Berizzo es el primer entrenador en la historia en llevar a Celta de Vigo a la semifinal de la Europa League; en su anterior participación, en la temporada 2006/2007, fue eliminado en octavos.


AJAX SUFRIÓ PERO LO LOGRÓ

En su visita a Olympique Lyon, el equipo holandés perdió 3-1 y gracias al triunfo por 4-1 en Ámsterdam se impuso por 5-4 en el global de la semifinal de la Europa League. Ahora se enfrentará al Manchester United en el partido decisivo.

Por Mateo Ferrari, Lucas Alfieri, Marcos Chaile

El primer tiempo comenzó con Lyon más despierto y esta situación llevó a que la primera jugada de peligro fuera del conjunto francés con un cabezazo de su delantero Alexandre Lacazatte que detuvo el arquero del Ajax, Andre Onana. Tras el primer cuarto de hora el equipo visitante empezó a manejar el ritmo de juego de la mano de Amin Jounes, quien tuvo como socio al mediocampista Hakym Zlyech, e hilvanaron ocasiones de gol que hicieron lucir al portero local Anthony Lópes. Esta tendencia iba a reflejarse a los 23 minutos cuando Jounes habilitó a Kasper Dolberg quien picó la redonda tras la salida del arquero y selló el 1-0.
El encuentro entró en una meseta y el elenco local dirigido por Bruno Génésio tuvo diez minutos muy dinámicos para dar vuelta el cotejo 2-1 de la mano de su goleador Lacazatte, quien convirtió dos tantos. El empate lo hizo de penal y el doblete lo firmó tras una gran jugada de Nabil Fekir.
Ya en la segunda mitad el dominio fue absoluto de Lyon mientras que Ajax esperó al rival y no encontró la posibilidad de generar un contrataque. A los 36 minutos pudo quebrar las redes: tras un centro de Maciej Rybus, un cabezazo de Rachid Ghezzal puso el 3-1 en favor del equipo galo, dejándolo a solo un gol de llevar la semifinal al alargue. Los holandeses, dirigidos por Peter Bosz, además sufrieron la expulsión del defensor Nick Viergever a seis minutos para el fin.
Sobre la hora los locales atacaron con más amor propio que fútbol y Maxwel Cornet tuvo la chance del tiempo extra, pero su remate cruzado se fue desviado.
Con angustia, Ajax se aseguró un lugar en la final continental, la primera desde la Champions League 1996 cuando cayó con la Juventus 4-2 en los penales luego de haber empatado 1-1 en los 120 minutos.


FINALISTAS CON HISTORIA
Manchester United y Ajax se verán las caras el 24 de mayo en el Friends Arena de Estocolmo, Suecia, para definir al ganador de la UEFA Europa League. El conjunto inglés buscará conseguir el único título europeo que le falta, mientras que los holandeses volverán a una final europea luego de 21 años e intentarán repetir el logro de la temporada 1991/1992 cuando obtuvieron la Copa UEFA.

Por Alan Correa y Nahuel Isella

Manchester United y Ajax se vieron previamente las caras cuatro veces, todas ellas por Europa League: fueron dos victorias para cada lado, aunque la institución inglesa fue siempre la que avanzó a la siguiente instancia. En la temporada 1976/77, el equipo de Amsterdam se impuso 1-0 como local, mientras que en la vuelta, ManU ganó 2-0 y avanzó a la segunda ronda del certamen, gracias a la diferencia de gol. Más cerca en el tiempo, en la 2011/12, por la segunda ronda, los Red Devils vencieron al club holandés 2-0 en su visita al Amsterdam Arena, pero cayeron en Old Trafford por 2-1. De todas formas, los dirigidos por Alex Ferguson avanzaron a la tercera etapa gracias a la regla del gol de visitante.
Esta temporada, a las órdenes de José Mourinho, los ingleses están realizando la mejor actuación del club en Europa League en su historia, tras alcanzar la final por primera vez con nueve victorias, tres empates y dos derrotas. De triunfar en el último partido en Suecia, obtendría su séptimo título internacional, pero el primero en este torneo.
Ajax, con un record de ocho ganados, tres empatados y tres perdidos, volverá a una final continental luego de 21 años y buscará repetir el desempeño de la temporada 1991/92, cuando salió campeón luego de superar a Torino en la final (2-2 en Italia y 0-0 en Holanda). Un resultado positivo en la capital sueca significaría el décimo título continental para sus vitrinas.

Your email address will not be published.