EN 2011, SIN REPROCHES: BOCA CAMPEÓN, ANGELICI PRESIDENTE


Temprano aquel domingo 3 de diciembre, Argentina tropezaba en su quinta final de Copa Davis luego de que Rafa Nadal superara a Juan Martín del Potro y cerrara la serie a favor de España. Por la tarde, a unos 9.600 kilómetros de distancia de Sevilla, Boca Juniors se coronaba campeón invicto del Torneo Apertura 2011 a dos fechas del final. De la mano de Julio Cesar Falcioni, el Xeneize venció 3-0 a Banfield con dos goles Darío Cvitanich y otro de Diego Rivero y pudo festejar en la Bombonera.
Por si fuera poco, el mismo día, Daniel Angelici -delfín de Mauricio Macri (expresidente de la entidad entre 1995 y 2008 y Jefe de Gobierno de Buenos Aires en funciones)- se convertía en el nuevo presidente de la institución de la Ribera con su slogan: “Renová el pasaporte. Del resto, nos ocupamos nosotros”. El nuevo presidente ganó por 2.472 votos de diferencia en una participación record de la masa societaria: sumó 13.543 sufragios (54,82%) contra 11.071 (44.81%) que consiguió la fórmula compuesta por el entonces presidente Jorge Amor Ameal (quien llegaba con dos títulos y superávit) y el empresario de medios Mario Pergolini. Tercero, con 6.549 sufragios (25,16%) quedó José Beraldi.

Alegría Xeneize en la Boca mientras se definía la Davis.

Alegría Xeneize en la Boca mientras se definía la Davis.

En un año que Cristina Fernández de Kirchner era reelegida como Presidente de la Nación y por esos días recortaba los subsidios para Belgrano, Recoleta y Palermo, los barrios más acomodados de la Capital Federal, el torneo doméstico de fútbol mostraba la particularidad de no poder ofrecer el Superclásico por primera vez en la historia, tras el descenso de River Plate al Nacional B.

Your email address will not be published.