EN 2011, SIN REPROCHES: LA CUARTA TAMPOCO PUDO SER


El 5 de diciembre en el estadio La Cartuja de Sevilla, Argentina dejó una gran imagen a pesar de una nueva derrota en la final de la Copa Davis. Como tres años antes, el verdugo fue otra vez España, que con Nadal y Ferrer como abanderados, se quedó con la serie 3-1 y la quinta Ensaladera de Plata de su historia.
Argentina comenzó el certamen contra Rumania en Parque Roca con un contundente 4-1 por octavos de final de la Copa Davis, del 4 a 6 de marzo con David Nalbandian, Juan Mónaco y Juan Ignacio Chela y Eduardo Schwank en el dobles.
Los cuartos de final fueron nuevamente en Buenos Aires. El equipo capitaneado por Tito Vázquez aplastó a Kazajistán 5-0 del 7 al 10 de julio. Con Pico Mónaco, Juan Martín del Potro, Chela y Schwank.

Rafa Nadal consuela a Del Potro tras ganarle el punto clave.

Rafa Nadal consuela a Del Potro tras ganarle el punto clave.

En la semifinal, Argentina mostró su gran nivel frente al campeón defensor. La Legión arrasó 3-2 a Serbia en el Belgrado Arena del 16 al 18 de septiembre. Nalbandian sumó el primer punto frente a Troicki y Del Potro amplió el resultado frente a Tipsarevic. En dobles, Chela y Mónaco cayeron ante Zimonjic y Troicki. Con la serie 2-1 para Argentina, Del Potro se enfrentó a Novak Djokovic. El tandilense ganó el primer ser 7-6 y cuando iba ganando el segundo por un parcial de 2-0, el Nº1 del ranking ATP y que venía de ganar el US Open abandonó por una lesión lumbar y de esta manera, le permitió al equipo de Tito Vázquez meterse en la cuarta final de Copa Davis.
La nueva ilusión para quedarse con la Copa se abrió el 2 de diciembre en el Estadio Olímpico de Sevilla. Los encargados de darle comienzo a la serie fueron Rafael Nadal (número 2 del mundo) y Mónaco. El español se llevó el primer punto en sets corridos. Entonces Del Potro se las vio con David Ferrer: el español ganó el primer chico y La Torre se quedó con los siguientes. El alicantino reaccionó y terminó ganando 6-3 en el quinto.
Con el 2-0 abajo, Argentina tenía la obligación de ganar el dobles si quería seguir con chances. Nalbandian y Schwank superaron en tres parciales a Feliciano López y Fernando Vardasco para mantener una luz de esperanza.
Pero el domingo se acabó todo. La ilusión argentina se encendió cuando el Del Potro ganó el primer set ante Nadal por 6-1. Pero el mallorquín se recuperó y ganó los siguientes por 6-4, 6-1. La ilusión argentina se diluyó en el tie break cuando Nadal liquidó el asunto por 7-0 para darle el quinto título a su país.

Your email address will not be published.