“ESTAMOS COMPRANDO UN SISTEMA DE PENSAMIENTO Y DE ACCIÓN POLÍTICA”


El historiador e integrante de Jóvenes por Palestina (JVG), Gabriel López, hizo referencia a la mirada social generalizada en Argentina sobre la “Causa del Pueblo Palestino”. En la conferencia ofrecida en el Espacio de Memoria “Virrey Ceballos”, del barrio porteño de San Telmo, agregó: “Hay que hacer una desconstrucción que no esté de acuerdo con la ideología dominante”.

Por Roxana Lazarte

López comenzó la conferencia con una mención sobre la Gran Marcha del Retorno del pasado 30 de marzo en Gaza, que exige el Derecho de los Refugiados Palestinos a retornar a sus hogares. El Estado de Israel se niega a su cumplimiento cuando este reconocimiento está contemplado en la resolución 194 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El historiador contó que en la manifestación en Gaza hubo al menos 45 palestinos asesinados y más de 800 heridos y explicó que al borde la franja “se acuestan francotiradores y disparan a las rodillas para crear inválidos permanentes”, y que “especialmente tirotean a médicos y enfermeros para que no puedan socorrer al resto de los heridos”. Otra modalidad que utilizan, explicó López, es balear en el rostro y a las mujeres embarazadas, sumado al lanzamiento de gases lacrimógenos.
En la segunda parte de la charla expuso Gagliardo, quien compartió con el público la experiencia de su estadía en Hebron, localidad situada en Cisjordania. Viajó en 2017 junto al Programa Ecuménico de Acompañamiento en Palestina e Israel, que cada año envía a cien colaboradores procedentes de diferentes países, a las comunidades más vulnerables de la región para diversas actividades de protección. También registran sucesos que demuestren las consecuencias de la ocupación, entre otras funciones. El orador interpretó de su experiencia que los israelíes “dividen a las familias para generar un sistema de control y dentro del territorio tienen un documento que los reconoce como pertenecientes al Estado de Israel”.
Gagliardo comentó que el programa acompaña a los niños y las niñas, y a los campesinos a que puedan atravesar los obstáculos que les impide tener “libre movilidad”, y que la intención de esta organización, es “intentar impedir que las personas sufran de manera directa tanta violencia”. Sumó como dato que las demoliciones en Jerusalén y el Valle de Jordania, son permanentes.
También amplió el panorama ante los presentes cuando expresó: “se llevan a chicos y mujeres a las dos de la mañana”, y añadió: “nosotros mismos padecíamos el día a día el sistema de control por parte de los colonos israelíes”.

Your email address will not be published.