De la austeridad y las viviendas a los más carenciados, a presupuestos inflados y requisitos inalcanzables para los vecinos de la Comuna 8.

Por Lucas Alfieri y Christian Kaltner

En 2013 una delegación Argentina comandada por Mauricio Macri, entonces Jefe de Gobierno, y Gerardo Werthein, presidente del COA, presentó un proyecto en Lausana, Suiza, para ser sede de los 3° Juegos Olímpicos de la Juventud.  El 4 de julio de ese mismo año la sede de Buenos Aires le ganó a Medellín y a Glasgow. El hecho  de que el evento sea vendido como sustentable y que solo costase el 1% del presupuesto anual de la ciudad, hizo que fuera una idea atractiva. En el plan original planteaban la idea de utilizar el Corredor Olímpico (que se extiende desde Puerto Madero hasta los espacios verdes de Palermo), y el único gasto importante era el de construir el Barrio Olímpico en Villa Soldati.

Luego de aprobado, comenzaría el proyecto en los terrenos del ex Parque de la Ciudad con la idea primaria de utilizar las sedes de Boca, River, La Rural, Tiro Federal, GEBA, Cenard, Hipódromo de Palermo, bosques de Palermo, Buenos Aires Golf, Hípico Argentino, Parque de los Niños, Parque Sarmiento y CUBA. Además, los deportes acuáticos en un comienzo eran en Tigre, pero ahora se harán en las aguas de Puerto Madero, en una infraestructura más limitada.

Finalmente la gestión actual de Horacio Rodríguez Larreta realizó un cambio de lugar en 33 de 36 deportes respecto al plan original. De esta manera, quedaría la configuración con el Parque Urbano en Puerto Madero, el Parque Verde en Palermo y el Parque Olímpico de Villa Soldati. Además, habrá cuatro sedes en el conurbano bonaerense: Tecnópolis, Hurlingham Club, el Paseo de la Costa de Vicente López y el Club Náutico de San Isidro.

Una gran promesa en 2013 era la de los complejos habitacionales de Soldati, que luego de los JOJ serían viviendas para los sectores vulnerables. “Después de los Juegos, como parte de un proyecto de desarrollo urbano planificado por la ciudad de Buenos Aires, la Villa Olímpica se convertiría en una vivienda social de alta calidad para personas de bajos ingresos en un área donde dicho alojamiento es escaso”, detalla lo presentado en Suiza por la delegación argentina.

En la idea original, de las 1200 viviendas, 1/3 eran destinadas para los habitantes reubicados de las villas, 1/3 para los inscriptos en la Ley 341- que en su Artículo 1 propone políticas de acceso a vivienda a hogares de escasos recursos- y 1/3 para los Créditos Primera casa en los que se privilegiaba a los integrantes de la Comuna 8.

A días de que comiencen los Juegos, a dichas viviendas se puede acceder con un crédito del Banco de la Ciudad que pretende requisitos impuestos por el Instituto de Viviendas de la Ciudad. Pero lo que se exige resulta irrisorio para las familias de la comuna donde se construyeron. En primer lugar, se le pide al grupo familiar ingresos formales por la suma de tres salarios mínimos, bancarización y un crédito con interés inicial que puede llegar al 6 % y al regirse de los índices UVA, puede sufrir cambios por inflación y suba del dólar.

Hay que recalcar que la zona más vulnerable de CABA en cuanto al ingreso es la Comuna 8, donde el 45,3 % de los asalariados no alcanzan el valor de la Canasta Básica, y los sueldos son un 34,5 % inferiores a la media de la ciudad. Además, un informe de la Defensoría del Pueblo porteña de 2015, muestra que la Comuna 8 tiene un total de 58.204 hogares en 48.631 viviendas, superando por cinco mil al promedio de hacinamiento de Capital Federal. Y según números del Censo 2010, la comuna tiene el nivel más alto de hacinamiento con un 23, 3 %.

“Vamos a dejar un legado. Es decir, que la Villa se convertirá en un barrio y el Parque Olímpico será un lugar ideal para que los atletas, tanto argentinos como latinoamericanos, puedan entrenar en alto rendimiento”,  había comentado Alejandro Lifschitz, Director de Comunicación del Comité Organizador de Buenos Aires 2018. El evento, que según Lifschitz será el mayor de la Argentina, representaba un gasto de 231 millones de dólares cuando se presentó, con un dólar a $ 7,95. A medida que pasaron los años la moneda estadounidense aumentó considerablemente.

Hasta el año pasado se creía que la suba del presupuesto estaría alrededor de 766%, teniendo en cuenta un dólar a 20 pesos. Sin embargo, en marzo del 2018, el aumento fue del 800%.  Con el correr de los meses la divisa norteamericana llegó a un récord de 40, el doble de lo que se estimaba. Y lógicamente, el proyecto, desde que se presentó en Suiza hace 5 años, se incrementó y llegó a 9 mil millones de pesos.

La fiesta inaugural será el sábado 6 de octubre en la Avenida 9 de Julio, donde una empresa se encargará del evento. El Gobierno de la Ciudad otorgó dos licitaciones, una el 8 de junio por el valor de 193,7 millones de pesos a quien hace los espectáculos de Fuerza Bruta. Y la segunda licitación se entregó el 3 de agosto donde el ejecutivo porteño destinó 85 millones para el servicio técnico de la jornada. Mientras tanto, el CEO del Comité Organizador, Leandro Larrosa, en diálogo con Ámbito Financiero asegura: “Hicimos un presupuesto en dólares porque a largo plazo acompaña más a la inflación, entonces hoy ese presupuesto es menor al que habíamos previsto”.

En lo que respecta a la publicidad, recién en septiembre, las avenidas principales empezaron a vestir en sus esquinas el logo de los Juegos. Situación que aparece en las redes sociales, donde los anuncios incrementaron en las últimas semanas. Sin embargo, un estudio de alumnos de Éter de Periodismo Deportivo entregó el dato de que, sobre 400 encuestados en Capital Federal, apenas un 25 % de los habitantes de la ciudad estaban al tanto de los JOJ.

La tercera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud, organizados por el Comité Olímpico Internacional, busca hacerle competencia a los X-Games (Disney-Espn) con el ingreso de deportes más espectaculares para que el público joven se vincule con el desarrollo de la competición. Pero el estudio muestra que un 50 % de los encuestados entre 18 y 20 años no está al tanto del evento que tendrá lugar en la ciudad que habitan, número que atenta contra los intereses del COI.

A dos semanas de su inauguración, Buenos Aires 2018 lejos quedó de ser un proyecto ambicioso que tendría sedes en las instalaciones de los clubes y solo crearía un Barrio Olímpico en pos de urbanizar a un sector de la Capital Federal.

Your email address will not be published.