GARECA Y UN TRABAJO A LARGO PLAZO


Perú se clasificó al Mundial de Rusia 2018 luego de 36 años. La contratación del argentino Ricardo Gareca fue fundamental para quebrar el maleficio.

Por Agustín Bartolucci y Franco Paladino

Perú clasificó al Mundial de Rusia 2018 luego de 36 años. Los dirigidos por Ricardo Gareca rompieron el maleficio y volverán a disputar el evento futbolístico más importante del mundo. La contratación del argentino como entrenador fue una decisión inteligente por parte de la dirigencia peruana. “El principal factor por el que se contrató a Gareca fue por la cercanía y el conocimiento del fútbol peruano. Además es un técnico con el perfil de conocer al jugador, tratarlo de una forma, de respetar también la identidad del futbolista nacional”, expresó Oscar del Portal, comentarista deportivo de Movistar Deportes.
El comienzo del equipo peruano no fue el mejor. De los primeros cinco partidos obtuvo solamente 4 puntos (0-2 ante Colombia; 3-4 vs Chile; 1-0 ante Paraguay; 0-3 vs Brasil y 2-2 ante Venezuela) y los malos rumores aparecían sobre el DT, los malos comentarios de por qué un comienzo tan flojo. Eso puso en duda la continuidad de Gareca: “Lo puso en duda la misma gente de siempre que si no ve resultados a corto plazo quiere cambios. Felizmente está dirigencia de la Federación fue mucho más responsable. Creyó en el proyecto, respetó el mismo y finalmente Gareca terminó con acciones, con hechos y diciendo que los procesos hay que respetarlos. La historia nos enseña que cada vez que cambiamos de técnico nos fue peor. Con la continuación de Gareca pudimos cumplir el objetivo que todos queríamos.
Lo que muchos se pusieron a pensar en ese momento es si iba a haber un cambio de táctica para que Perú revierta la situación y no vuelva a lo mismo. “Lo que hubo primero fue un cambio de jugadores, Ricardo prescindió de algunos jugadores con jerarquía para que otros jugadores jóvenes con potencial puedan asumir la responsabilidad y eso fue fundamental para que se sientan más involucrados en el equipo. Después en algunos pasajes del partido, en su gran mayoría Gareca uso el 4-2-3-1 pero al no estar Farfán también se uso el 4-4-2 para desprender a un jugador más de punta. La ilusión es que Farfán y Guerrero vuelvan a jugar juntos” Comentó Pedro Eloy, periodista de Movistar Deportes.
Pero luego de los cambios, el equipo peruano empezó a mostrar potencial, agarró confianza en los partidos y se empezó a ilusionar. Hubo un partido especial para Perú que significó en lo anímico en las posibilidades de clasificar que fue aquel 4 a 2 a Paraguay en Asunción. Erick Osores, periodista de América Televisión/ESPN Perú dijo: “El partido que trajo más cosas positivas después de aquel flojo inicio fue el partido contra Paraguay. Fue la primera vez que Perú ganaba de visitante goleando, gustando y encima remontando ya que íbamos abajo en el resultado. Ese fue el partido que acabó con una racha negativa, y después en Quito ya era la confirmación de que estábamos más cerca.
Pero antes del partido con Ecuador en Quito, Perú venció 2 a 1 a Uruguay con goles de Paolo Guerrero y Edison Flores. El panorama venía mejor, los dirigidos por Ricardo Gareca acumulaban tres victorias consecutivas, todas por 2 a 1: contra Uruguay, Bolivia y Ecuador. De este modo, Perú alcanzó el cuarto puesto. La gente se ilusionaba, podían soñar con una clasificación luego de 36 años.
Pero otro de los partidos que sin dudas significó un paso clave para Perú fue el 0 a 0 ante Argentina. El equipo peruano no la tenía fácil en campo argentino, sobre todo con un equipo de grandes figuras. Gareca aún así, con un planteo inteligente y sin perder la calma, se encontró con situaciones como para ganar el encuentro. Los peruanos sumaron un punto clave que los hacía depender de ellos mismos y ante todo su público para clasificar al Mundial. Y así llegó a la última fecha para enfrentar a Colombia sabiendo que estaba muy cerca de acceder a Rusia. Cancha llena, buen marco de público para reconocer todo el trabajo hecho por Ricardo Gareca a lo largo de estas eliminatorias. Pero había malas noticias, James Rodríguez abría el marcador y la cancha era un silencio. Chile se estaba metiendo en repechaje, Colombia estaba clasificando directamente y Perú se estaba quedando afuera. Parecía que iba a ser otro año del montón en el que al conjunto peruano se le iban las chances y había que empezar de cero. Pero a falta de 15 minutos apareció Paolo Guerrero por medio de un tiro libre indirecto pero que el arquero colombiano la termino metiendo en el propio arco. No fue solamente un gol, fue aquel empate que a Perú le dio una vida más para clasificar a través del repechaje.
“El jugador más determinante de Perú fue Paolo Guerrero. Fue el jugador que marcó goles, sobre el que cayó la responsabilidad mayor. En partidos como por ejemplo contra Uruguay fue muy oportuno para poder remontar, y además cuando Perú no jugaba muy bien siempre estuvo el arma de el de aguantar y generar ocasiones de gol se llevó sobre esa acción” Expresó Luis Abram, jugador peruano de Vélez Sarsfield. Además el 4 del fortinero habló del jugador sorpresa de la Selección de Perú y comentó: “El jugador que sorprendió fue Edison Flores por la cantidad de goles, por su despliegue táctico, por su versatilidad para jugar por la izquierda, por la derecha, incluso en algunos partidos jugó en el medio como volante funcional y como volante mixto. Hasta no jugando muchos partidos de titular es uno de los jugadores que mas rindió. En muchos ataques fue protagonista con asistencias y con goles”.
Pero había una mala noticia para todo Perú. Paolo Guerrero no podía jugar el repechaje debido a un caso de doping que dio positivo tras haber consumido una sustancia de cocaína llamada Benzoilecgonina. El 9 había recibido una sanción de un año fuera de las canchas y no llegaba a jugar el Mundial, pero se redujo a 6 meses.
La última oportunidad de Perú era ante Nueva Zelanda. La ida fue en Wellington donde los de Oceanía eran locales. El partido finalizó 0 a 0 y le daba una chance inmejorable al equipo de Gareca de sellar su clasificación de local ante toda su gente. La vuelta fue distinta. Perú fue muy superior a su rival de turno, mostró personalidad y demostró que la buena levantada y el trabajo de Gareca sirvió de algo. Le ganó 2 a 0 a Nueva Zelanda con goles de Jefferson Farfán y Christian Ramos y de esta manera los peruanos lograron su clasificación histórica al Mundial de Rusia 2018 luego de 36 años.
Objetivo cumplido. El trabajo de Ricardo Gareca arrancó complicado pero dio sus frutos a largo plazo. Hoy a falta de 34 días para el Mundial, el entrenador argentino mantiene su base y quiere seguir logrando cosas históricas con la Selección peruana que debuta el 16 de junio a las 13.00 ante Dinamarca. ¿Cómo sería un buen Mundial para Perú? Eddi Fleishman, periodista de Latina/RPP argumentó: “Un buen Mundial sería competir. Pero creo que la mentalidad de todos los jugadores también y la hinchada es clasificar a la siguiente instancia. Este equipo está capacitado para llegar a Cuartos de Final y porque no a una semifinal. Pero hay que ir paso a paso. Obvio que el primer paso es hacer una buena fase de grupos y pasar a la siguiente ronda”.
A largo plazo, el trabajo de Ricardo Gareca dio sus frutos.

Your email address will not be published.