GRACIAS AL VAR, SUECIA SUMÓ DE A TRES


Gracias al uso de la tecnología, los escandinavos superaron 1-0 a Corea del Sur con un tanto de penal de Andreas Granqvist, en un partido sin grandes emociones.

Por Marcos Chaile

Paradógicamente, la suma de tecnología aplicada al video y la computación terminó siéndole esquiva a Corea del Sur, una de las potencias planetarias en el tema, en su encuentro por la primera fecha del Grupo F en Nizhni Nóvgorod.

En los primeros 15 minutos de juego, Corea del Sur intentó tomar las riendas por la velocidad de Song Heungmin y Hwang Heechan, aunque no logró estar certero a la hora del último pase. Poco a poco, Suecia emparejó las acciones debido a una férrea marca en la mitad de cancha y encontró destellos de fútbol en los pies de Emil Forsberg.

Cuando iban 20, Marcus Berg aprovechó un error en el fondo de los asiáticos y allí apareció la figura de Jo Hyeonwoo  para evitar la caída de su valla. Nueve minutos después, este atacante estuvo cerca de anotar, pero se interpuso Kim Younggwon con un cruce salvador. El tramo final tuvo a los escandinavos en campo rival. Sobre el cierre del primer tiempo, el árbitro salvadoreño Joel Aguilar no cobró un claro penal para los suecos (infracción sobre Oia Toivonen) y, luego, Andreas Granqvist tuvo una situación neta tras un quedo de la última línea, pero tampoco pudo vulnerar al arquero de los asiáticos.

La tónica no cambió para el inicio de la segunda parte, ya que Suecia salió decidido a vulnerar la valla de Corea. Tan solo iban tres minutos cuando Sebastian Larsson avisó con un remate que se fue por arriba del travesaño. A los 11’, una vez más, Jo se lució ante un cabezazo de Toivonen. Seis minutos más tarde, Kim Minwoo cometió un claro penal a Viktor Claesson, pero el árbitro debió sancionarlo vía VAR porque en primera medida no lo había cobrado. Con un toque sutil, Granqvist definió a la izquierda del arquero, quien se arrojó hacía el otro poste.

El gol hizo que los suecos se replegaran en campo propio y cedieran la iniciativa al rival. La defensa traía una destacada actuación, hasta que tuvo una desconcentración que por poco le cuesta muy caro: Hwang Heechan cabeceó en soledad, pero su intento se fue muy cerca del poste derecho de Robin Olsen. Presentación y triunfo para los europeos en su regreso al Mundial tras dos competencias sin lograrlo.

En la segunda jornada, Suecia se medirá ante Alemania, el campeón defensor que viene de caer ante México; en tanto, Corea chocará con los aztecas.

Your email address will not be published.