HÉCTOR CÚPER: “EGIPTO ME HA HECHO MÁS HUMILDE”


El ex jugador argentino y actual DT del seleccionado egipcio, consiguió un logro histórico para el país africano luego de 25 años como entrenador.

Por Brenda Haffner

Héctor Cúper es uno de entrenadores argentinos que más equipos extranjeros dirigió. España, Italia, Grecia, Turquía, Emiratos Árabes, la selección de Georgia. A los 63 años, está presentando las listas de su equipo para Rusia 2018, el tercer Mundial al que Egipto se clasifica (1934 y 1990, ambos en Italia).
El santafesino obtuvo campeonatos nacionales jugando en Ferrocarril Oeste en 1982 y 1984 hasta el año 1988 que pasó a Huracán, que en ese momento estaba en la B Nacional. Consiguió el título de la temporada 1989/1990 y ascendió así a la primera división. Permaneció en el club de Parque Patricios hasta 1992, año de su retiro como futbolista profesional.
A partir de su retiro, inició una frondosa carrera como entrenadores, un verdadero trotamundos. Hoy, sin tapujos, Cúper afirma, luego de que se lo tratara de perdedor tras perder su quinta final, que él es un verdadero perdedor de finales. “Una cosa es llegar a la final, y otra es ganarla”, declaró en una reciente entrevista. El entrenador del conjunto africano causa mucha dicotomía entre las personas, ya que se lo trata de perdedor, pero a su vez fue elegido como el mejor entrenador de África tras haber ganado, según el propio DT, su mejor final: clasificar a Egipto al Mundial de Rusia 2018.
El entrenador, quien pasó a la historia egipcia al ser el segundo técnico argentino (1980-José D`Amico) en dirigir al seleccionado, contó que al ir a ese país encontró un mundo que desconocía totalmente si bien ya había trabajado en el mundo musulmán en Turquía y en los Emiratos. Encontró un espacio para hablar, pensar, y de plena humildad. Al llegar a esa selección sintió que no necesitaba sacar el currículum ni levantar la voz.
“Imposible no es nada”, sostuvo al referirse sobre la posibilidad de ver a Egipto en la final. Si le tocara jugar contra la Argentina dijo: “Voy a hacer todo lo posible para ganarle”. Su próximo objetivo ahora es lograr clasificar a su equipo por primera vez a los octavos de final de una Copa del Mundo.

Your email address will not be published.