La Selección Argentina aguantó todo lo que pudo ante Inglaterra, uno de los mejores equipos del mundo. En su segunda presentación por el Grupo F, el elenco de Carlos Borrello perdió 1 a 0 y deberá ganarle el miércoles a Escocia para pasar a la segunda ronda del Mundial. La arquera Vanina Correa atajó un penal y fue la gran figura del partido.

Por Akira Bordini

No hubo milagro: Argentina cayó 1 a 0 frente a Inglaterra por la segunda fecha del Grupo F de la Copa del Mundo de Francia. Con este resultado y el 2-1 de Japón sobre Escocia, Inglaterra quedó clasificada y Argentina (tercera con un punto) está obligada a vencer en el último partido de la primera fase. La arquera argentina, Vanina Correa, fue la gran figura al detener un penal y varios tiros de peligro.

Las dirigidas por Phil Neville sacaron del medio y de inmediato empezaron a lucir su juego. Antes del primer minuto, pisaron área argentina. Si bien el ataque no fue peligroso, fue un aviso de lo que pasaría. Siempre fueron superiores: tocaron, se lucieron y jugaron en todo momento en campo argentino. La defensa albiceleste aguantó, cortó todo lo que pudo con orden y trató de salir del área para tomar respiro. Los laterales resultaron ser los espacios más vulnerables.

Argentina estuvo todo el primer tiempo muy retrasada. Si bien el contraataque intentaba con Banini y Jaimes, la cancha se hacía muy larga y no llegaban a tres cuartos. La clave para sostener el cero en toda la primera parte se llamó Vanina Correa.

Las inglesas son veloces y las dirigidas por Carlos Borrello lo sufrieron en todo momento, en un partido trabado por las faltas, muchas veces por llegar tarde, que cometían las argentinas. A los 14 minutos hubo un tiro libre para Inglaterra: la capitana del equipo se encargó de patear y Houghton cabeceó por arriba del travesaño. En una de las pocas respuesta de la Albiceleste, Benítez metió la pelota en el área y Ruth Bravo intentó, pero el disparo quedó en manos de Telfod: fue la primera intervención de la arquera inglesa en el partido… y una de las pocas que tuvo.

Luego fue todo de las británicas. Bonsegundo cometió una falta sobre Mead. Tiro libre desde la banda derecha. Jugada preparada y Cometti la desvió apenas unos centímetros por fuera del palo derecho de Correa. La segura número 6 casi convierte el gol en contra en esa acción. Se dio casi media hora de juego dinámico, en el que el desarrollo fue favorable para las dirigidas por Phil Neville. En medio del vendaval, Ruth Bravo cometió penal sobre Greenwood y en las caras de las futbolistas nacionales se vio preocupación. Pero apareció la mano milagrosa de Vanina Correa para desviar el disparo, mantener su arco en cero y quitarle la oportunidad más clara a Inglaterra.

En la siguiente, otra vez nuestra heroína fue la salvadora: Sachs se equivocó y Mead, mano a mano, intentó sacar diferencia en el marcador, pero el pie derecho de la número “1” argentina le impidió el grito de gol.

Mientras tanto, Banini y Jaimes se esforzaban, pero la tarea en ofensiva era titánica. Atrás, en tanto, Barroso se lució y logró detener las jugadas más peligrosas; Cometti, por su parte, también ayudó en la tarea de intentar frenar al rival. Y Correa… parecía invulnerable. Se empezaba a perfilar como figura después del penalazo que logró desviar y de todas las jugadas peligrosas que detuvo. Final del primer tiempo: 0 a 0 esperanzador.

En el inicio del complemento, Inglaterra siguió dominando. En los primeros minutos Jaimes tuvo su aislada oportunidad, pero el disparo salió con poca fuerza y terminó en las manos de Telfod. Ante un nuevo tiro libre para Inglaterra, Correa se lució una vez más al desviar un remate a quemarropa. La arquera, sin dudas, fue la gran responsable de que el arco se mantuviera en cero hasta ese momento.

Hasta que llegó el fatídico minuto 15. Argentina salió a campo rival y lo pagó carísimo. Contra veloz de las británicas, Mead colgó la pelota al centro del área, Taylor apareció desde atrás y la colocó debajo de los tres palos. Nada que hacer para Correa, que se lamentó en el piso con sus manos sobre la cara.

foto-02Las argentinas ya estaban agotadas. Se les notaba el cansancio en cada jugada y en sus caras. Carlos Borrello metió a Larroquete por Banini, tal vez para cuidar a la jugadora más desequilibrante para el próximo encuentro. En los últimos minutos también fue todo de Inglaterra, que intentó aumentar la diferencia en el marcador.

Fue derrota 1 a 0 para la Selección, ante un rival que se ubica en el puesto 3 del ranking FIFA. Se notó la diferencia en todo el encuentro. Las argentinas metieron y dejaron hasta la última gota de sacrificio en el campo de juego, pero no pudo ser. Intentarán la victoria frente a Escocia el miércoles próximo a las 16 de nuestro país para tener una posibilidad de lograr el objetivo de pasar la fase de grupos.

Por Federico Bengoechea

SÍNTESIS

ARGENTINA (0): Vanina Correa; Adriana Sachs, Agustina Barroso, Aldana Cometti y Eliana Stábile; Florencia Bonsegundo, Estefania Banini, Ruth Bravo, Lorena Benítez y Miriam Mayorga; Soledad Jaimes. DT: Carlos Borrello.
INGLATERRA (1): Carly Tellford; Lucy Bronze, Steph Houghton, Abbie McManus y Alex Greenwood; Jade Moore, Fran Kirby y Jill Scott; Nikita Parris, Bethany Mead y Jodie Taylor. DT: Phil Neville.
Amonestadas: Aldana Cometti(Arg), Jade Moore (Ing) y Agustina Barroso (Arg).
Gol: 15’ST Jodie Taylor (Ing).
Incidencias: 29′ del PT Vanina Correa le atajó un penal a Nikita Parris.
Cambios: 22’ST Mariana Larroquete por Estefanía Baninni, 32′ ST Vanesa Santana por Lorena Benítez, 35’ST Georgia Stanway por Bethany Mead, 42′ ST Rachel Daly por Nikita Parris, 44’ST Karen Carney por Fran Kirby, 45´ST Yael Oviedo por Soledad Jaimes.

Estadio: Océane. Espectadores: 20.294. Árbitra: Liang Qin (China)

Uno por Uno

Vanina Correa: La heróina de la primera parte, a los 29 minutos atajó el penal –con ayuda del palo-. A los 39 sacó un mano a mano increíble con el pie izquierdo a Mead. No tuvo culpa en el gol. En el segundo tiempo también lució segura, más allá del gol.

Adriana Sachs: Sufrió los ataques ingleses. Si bien centralizaron su ofensiva por derecha, sobre la otra banda fueron los más peligrosos. Se cerró demasiado en el gol inglés.

Agustina Barroso: La primera central tuvo un cruce en el primer minuto de partido y consiguió ganar de cabeza. Lució segura como ante Japón y emocionó con su entrega.

Aldana Cometti: Fuerte en el juego aéreo, pero con algunos problemas en la salida. Ganó un gran mano a mano en el primer tiempo. Es una de las claves para que el equipo luzca seguro en esta Copa del Mundo.

foto-03Eliana Stábile: Fue la que peor la pasó en el primer tiempo. Por allí decidió atacar la selección europea, se notó la diferencia en velocidad y le costó cuando tuvo la pelota.

Florencia Bonsegundo: No tuvo tanta gravitación como ante Japón y jugó bastante retrasada.

Estefanía Banini: Al ser una jugadora ofensiva se le dificultó el rol que le tocó ya que el equipo albiceleste tuvo poco la pelota. Salió a los 22 del primer tiempo. Fue reemplazada.

Ruth Bravo: Llegó tarde y cometió un penal cuando la jugadora rival se iba afuera. Padeció el retroceso y tener un rol defensivo.

Miriam Mayorga: La última de la línea de mediocampistas, trató de cerrar los espacios que había a los costados.

Lorena Benítez: Actuó siempre como relevo de las laterales. Muchas veces fue parte de un dos contra uno ante las extremas inglesas.

Soledad Jaimes: La primera defensora, encargada de la presión y de ser el arma en el juego aéreo. Mucha entrega.

Carlos Borrello: Tuvo un desempeño similar al que hizo contra Japón. Fue la referencia del equipo arriba en la búsqueda de contragolpes. Trabajó para cerrar los espacios en la salida rival, pero en soledad.

Mariana Larroquette: Ingresó a los 22 minutos del segundo tiempo. Aportó algo de claridad en la salida y en la ofensiva.

Vanesa Santana: Entró a los 32 del segundo tiempo, no tuvo ocasiones destacadas de juego.

Yael Oviedo: Fue el último cambio de Argentina casi en el adicionado. No tuvo tiempo para nada.

FOTO 04

Por Jordi Galvis

BORRELLO: “CON ESCOCIA VA A SER UN MANO A MANO TERRIBLE”

“Había que aguantar y bueno… sabíamos que en una teníamos que atacar. Nos abrimos un poco y fue gol. Sabíamos que podía pasar eso, pero no podíamos resignar el ataque”. Así, con esa sencillez, explicó Carlos Borrello, el técnico de la Selección Argentina, la derrota ante Inglaterra por 1-0 ocurrida este viernes.

También se refirió sobre el juego de Inglaterra, al expresar: “Llegaba la pelota al área a cada rato. Las pelotas largas y la altura… las pelotas aéreas eran complicadas”. Sobre la actuación de Vanina Correa, que atajó un penal y que fue elegida como la jugadora del partido, señaló: “Vanina tiene mucha experiencia. Y bueno… la rompió. Por algo tiene 35 años y está en la Selección”.

Y por último, se refirió al próximo cotejo que se jugará el miércoles por la clasificación: “Ahora nos jugamos el boleto o no contra Escocia. Así que va a ser un mano a mano terrible”.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.