LA BASE ESTÁ


Francia exhibirá en Rusia 2018 un plantel en el que se destaca una nueva generación de figuras Sub 23, una apuesta al crecimiento que le permitió ganar su difícil zona clasificatoria y presentarse como uno de los candidatos para pelear en las instancias decisivas.

Francia no la tenía fácil en la previa al Mundial ya que en el grupo clasificatorio debía enfrentarse a dos potencias europeas como Suecia, Holanda, la complicada Bulgaria y dos naciones menores como Luxemburgo y Bielorrusia. Les Bleus se hicieron fuertes y ganaron el grupo A con siete victorias, dos empates y solo una caída, confirmando que la renovación emprendida tras despedirse en los cuartos de final del Mundial de Brasil 2014 estaba bien encaminada.
El primer cambio se vio en la Eurocopa 2016, en la que fue local y llegó a la final que perdió contra Portugal, con jugadores más jóvenes que luego se terminaron de asentar en las Eliminatorias. Comenzó a ser normal ver las caras de la nueva generación: Kingsley Coman, Kylian Mbappé, Anthony Martial, Ousame Dembélé, Adrien Rabiot y Corentin Tolisso, jugadores que no superan los 23 años. Ellos fueron el respaldo para los que venían de ganar el primer Mundial Sub 20, en Turquía 2013, la generación liderada por Paul Pogba y que también integraban Samuel Umtiti, Lucas Digne y Alphons Areola.
“Creo que son camadas que van surgiendo. No es como Alemania que hubo un cambio político en inferiores y se hizo un trabajo para que todas trabajaran de igual manera”, afirma Javier Torrente, ayudante de campo de Marcelo Bielsa en su paso por Olympique de Marsella. Un ejemplo de lo que habla Torrente es que previamente a estos nuevos jugadores, una selección francesa había salido campeona del mundo en 1998.
El trabajo formativo se viene haciendo desde que la Federación Francesa de Fútbol creó el centro nacional de fútbol de Clairefontaine en 1988. Este centro de formación fue ideado para futbolistas de ambos sexos, de entre 13 y 15 años. Una veintena de jóvenes son elegidos y viven y entrenan allí, de lunes a viernes. Los fines de semana, visitan a sus familiares y pueden jugar para sus clubes. Además, se les inculca el estudio desde chicos. Por ahí pasaron Nicolas Anelka, Thierry Henry, Hatem Ben Arfa, Blaise Matuidi y Kylian Mbappe .En 2016/17, 89 futbolistas salidos de la academia jugaron la UEFA Champions League.
La juventud se nota en un dato estadístico: de los 23 citados al Mundial de Brasil, sólo se repiten ocho nombres, de los cuales cinco son los de mayor edad del plantel. El promedio de edad de Francia bajó en cuatro años de 26,5 a 25,7 siendo la segunda selección más joven, sólo por encima de Nigeria, con 25,1 años.

Your email address will not be published.