LA CUNA DEL FUTBOL FEMENINO


Estados Unidos es el país que más desarrollado del mundo y máximo candidato a ganar el Mundial de Francia. Su modelo es único y sus jugadoras son figuras por sobre los hombres.

Por Claudio Panza y José Montero

El gran ejemplo de éxito del proceso del fútbol femenino es EE.UU, que actualmente tiene en su palmarés tres mundiales, siendo la máxima ganadora del certamen; cuatro oros olímpicos y ocho Premundiales de la CONCACAF de nueve disputados. Estos logros la convierten en una de las potencias en esta categoría, incluso por encima de la selección masculina.

Un primer aspecto a tener en cuenta para dar a entender por qué el fútbol femenino en EE.UU es superior que en Argentina es la cultura que tiene la sociedad americana, quienes creen que mujeres y hombres deben tener las mismas oportunidades de desarrollo deportivo. Otro aspecto es la posibilidad de acceder a universidades por medio de becas, en las cuales te permiten un mejor desarrollo en las carreras de las jugadoras y en sus estudios. Actualmente alrededor de 2000 universidades cuentan con equipos femeninos que atraen a distintas jugadoras de todo el mundo como es el caso de España, Francia, Alemania para ofrecerles becas para que terminen sus estudios y al mismo tiempo vayan mejorando su nivel futbolístico. En una entrevista que dio la periodista  argentina Paula Lugones declaró que “a los clubes llegan chicas que pudieron estudiar becadas, que tienen un título y que han jugado torneos universitarios competitivos y además la universidad también gana prestigio”. Un tercer aspecto que también es muy importante es la sanción de “Title IX”, una ley federal que garantiza la igualdad de oportunidades en el deporte tanto para hombres como para mujeres.

Otro ámbito clave en el éxito de estados unidos es tener una liga nacional muy pareja como es el caso de la National Women´s Soccer League (NWSL), creada en el 2013 jugándose de manera continua. Nueve equipos son los que disputan el torneo de los cuales cuatro han salido campeones en un periodo de seis temporadas. “Es la mejor liga por la organización, la calidad de las jugadoras y la competencia en sí, que es muy pareja”, opinó Estefanía Banini, única futbolista que pudo disputar la competición con Washington Spirits y  capitana de la Selección. Además agregó que “el último siempre le puede hacer partido al primero mientras que en otros países solo dos o tres equipos sobresalen”.

De las jugadoras más destacadas de la selección estadounidense se encuentra Alex Morgan que ganó el Mundial Femenino en 2015 (Canadá), Mundial Sub 20 2008 (Chile) donde consiguió el Balón de Plata, la Bota de Bronce y el oro olímpico en Londres 2012.  Hope Solo, considerada una de las mejores guardametas del mundo, en su palmarés cuenta con la copa del mundo 2015, medalla de oro en Pekín 2008 y Londres 2012. Además, Hope es una referente también fuera de las canchas por su constante apoyo a los derechos deportivos de las mujeres en todo el mundo.

Leave a Comment


Your email address will not be published.