“LA GENTE ESTÁ EMPEZANDO A VER A LA IZQUIERDA”


A los 66 años, Luis Zamora sigue viviendo en Villa Crespo. Histórico militante político del trotskismo, comenzó defendiendo presos políticos desde la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos. Durante la dictadura de Jorge Videla, junto a otros, fundó el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), desde donde luchó por los derechos humanos y los familiares de desaparecidos. En 2001 fue elegido nuevamente diputado nacional por su actual partido, Autodeterminación y Libertad. Aunque en las últimas elecciones decidió no formar parte del actual Frente de Izquierda, en la charla con ETER Digital elogió sus decisiones legislativas y reconoció que “tienen la misma base”.

Por Jorge Carea

Zamora, Luis 01

—¿La polarización de los partidos políticos entre los que defienden el modelo y los que anuncian el fin de ciclo quita espacio a los partidos menores?
Primero diré que la brecha entre la población y los partidos tradicionales abierta en 2001 no se ha reconstruido, hay una crisis de representación. No hay una fuerza política a la que la gente siga ciegamente, como pasó con Perón durante su gobierno. Es imposible imaginar a (Mauricio) Macri diciendo ‘de casa al trabajo y del trabajo a casa’. Esa crisis deja espacio a partidos nuevos y a viejos partidos chicos.

—¿Cómo ve a la izquierda en las próximas elecciones?
La gente está empezando a ver a la izquierda. Cincuenta años atrás la izquierda no peronista se encontraba con un obrero y ese obrero era peronista y basta. Hoy no es así. La elección del FIT en 2013 fue importante. El voto útil influye mucho en esta época. Mas allá de las discusiones electorales, nosotros coincidimos con los partidos que componen el FIT en los cambios estructurales contra el capital financiero, la mega ingeniería, la soja, los bancos. Lo que aportamos es el trabajo de base.

—¿Las luchas sociales confluyen con las ecológicas?
Claro, la gente ve cosas y se va organizando. En Esquel, por ejemplo, el pueblo sin dirigentes rechazó la megaminería. El Intendente hizo un plebiscito no vinculante porque creía que ganaba y perdió por el 81% de los votos. Quería imponer una mina y el uso de cianuro y asustaba a la gente con la patota del gremio de la construcción con la excusa de más trabajo. Hoy la gente está atenta y cuando ve movimientos raros tocan un pito y se reúnen todos en el pueblo.

—¿Como ve el papel de Sergio Berni, el actual secretario de Seguridad de la Nación?
El Gobierno está tratando de llegar bien al año próximo. Para eso maneja dos cosas: por un lado, el tema de la economía, ya que los buitres han creado problemas por el lado de las divisas y, por otro, el reclamo de las clases medias que son un poco gorilas con el tema del orden y los cortes. El Gobierno tiene que pelearles a Macri, Massa y al mismo Scioli ese reclamo de la clase media.

—¿Qué es lo que proponen desde su partido Autodeterminación y Libertad?
La crisis de representación es tremenda, en todo el mundo. Los indignados en España, por ejemplo, tampoco le creen a nadie. Nosotros estamos volviendo sobre el concepto de construir partidos que conduzcan. Eso ha sido un error. Los dirigentes deben salir de la propia base. Eso es lo que estamos proponiendo: la auto organización. Porque los pueblos luchan y los dirigentes los traicionan. Entonces basta con eso de elegir representantes, el pueblo tiene que representarse a sí mismo. 

Your email address will not be published.