LA LEY PARA LEGALIZAR EL ABORTO SE VOTARÁ SIN UN NUEVO DICTAMEN


Finalmente la ley bajará sin dictamen al recinto de Senadores y sin las moderaciones que los a favor del aborto buscaban introducirle al proyecto, con la esperanza de aprobarlo. Además, ayer tuvo lugar la última ronda de expositores previa a la votación final el próximo 8 de agosto.

Por Javier Slucki

En una sorpresiva jugada, los antiabortistas resolvieron no emitir dictamen por el rechazo a la ley en la última sesión del plenario de comisiones, previa a la votación en el recinto el próximo miércoles 8 de agosto. De esta manera, la ley se votará sin un nuevo dictamen y será tratada sin cambios, tal cual fue sancionada por la Cámara de Diputados.

Al no contar con los votos para imponer su propio dictamen de mayoría, los “verdes” esperaban poder al menos introducir un dictamen de minoría que contemplara los cambios previstos por los senadores cordobeses (bajar el período para abortar de 14 a 12 semanas, introducir la objeción institucional de conciencia y quitar la penalización a los médicos que no realicen el procedimiento, entre otras), para intentar sumar indecisos y aprobar el proyecto, forzando su vuelta a la Cámara Baja para su sanción final.

Pero la ausencia de cualquier dictamen dejó a los abortistas con la única posibilidad de aprobar el proyecto en general tal como vino de la media sanción para luego introducir cambios artículo por artículo en la votación en particular. Si no, la ley se caerá y no podrá ser tratada otra vez por el Parlamento hasta 2019 (cuando esto difícilmente ocurra debido al año electoral).

Pero además la posibilidad de aprobar la ley sigue siendo cada vez más estrecha, al conocerse ayer que votarán en contra tres de los seis senadores que aún estaban indecisos: la catamarqueña Inés Blas (PJ), el chaqueño Ángel Rozas (UCR) y la santacruceña María Belén Tapia (UCR). Así los de pañuelo celeste suman 35 votos, el número clave dado que una legisladora, la neuquina Lucila Crexell (MPN) anunció que se abstendrá y otra, la sanluiseña María Eugenia Catalfamo, no asistirá a la sesión. De esta manera les alcanza para al menos forzar un voto desempate de la vicepresidenta Gabriela Michetti, quien ya anticipó que votará en contra. Un senador patagónico confirmó off the record a Eter Digital que no se está lejos de este escenario, similar al protagonizado por Julio Cobos en 2008 con la ley 125.

Por otra parte, ayer tuvo lugar la última jornada de expositores en el debate del plenario de comisiones. Sin oradores de peso institucional por la ausencia sorpresiva y sin aclarar motivo del ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, el alegato más destacado del día fue el de la escritora Claudia Piñeiro, que había tenido ya un paso destacado en defensa del aborto durante el debate en la Cámara de Diputados. En un encendido discurso, Piñeiro afirmó que “una sociedad que permite el aborto en caso de mujeres violadas pero no en mujeres que quedaron accidentalmente embarazadas por vivir su sexualidad libre es una sociedad en graves problemas”. Y respaldó la inclusión de cambios en la ley para facilitar su aprobación y permitir su regreso a la Cámara Baja: “Si no les gusta la ley que vino de Diputados cámbienla, encuentren un punto de encuentro, no se queden en los extremos. Pero no nos dejen sin ninguna ley”.

También habló a favor de la despenalización la ex gobernadora de Tierra del Fuego Fabiana Ríos, quien abordó el problema como una cuestión de salud pública desde su posición de dirigente política y médica y afirmó que las mujeres estuvieron “pacientemente, pero no pasivamente, esperando durante estos 35 años de democracia que nos reconozcan nuestros derechos”.

Por su parte, el abogado constitucionalista Santiago Alfonso expuso en contra de la ley y argumentó que “si se aprueba las personas por nacer pasarán a ser personas de segunda categoría”, al tiempo que afirmó que “el derecho a la vida de las personas por nacer es uno de lo más claramente establecidos en la Constitución”.

Otros oradores destacados de la jornada fueron la filósofa Diana Maffía y la ex diputada Margarita Stolbizer (ambas a favor de la ley) y los abogados Pablo Garat y Alejandro Bianchi (ambos en contra).

Aun así, las pocas preguntas de los senadores a los expositores y la repetición de los argumentos mostraron que el debate ya estaba saldado y que la atención estaba puesta en el plenario de comisiones de hoy.

Los “verdes” tendrán ahora una semana para sumar al menos tres votos que les den alguna esperanza de victoria en el recinto el 8 de agosto.

Your email address will not be published.