LA PEOR FRUSTRACIÓN: “NO ESTABA PREPARADO PARA JUGAR SINGLES”


– ¿Seguís al equipo a través de los medios o lo haces como un hincha más?
-Trato de verlo cuando puedo, pero a veces estoy de viaje o estoy haciendo algo. Además a veces se juega en Europa y hay una diferencia de cinco horas de acá y arrancan muy temprano, y no es que me pongo el despertador para verlo. En línea general, trato de seguir los resultados por internet.
-¿Cómo repasas tus finales con Safin y Verdasco?
-Ahora lo valoro más, más allá de que uno siempre quiere ganar. Aunque fueron dos finales totalmente diferentes. Con Rusia, en 2006, los favoritos eran ellos y a mí me tocó jugar el quinto punto con Safin, que era un gran jugador y estaba en su casa. En 2008, ante Verdasco fue diferente, porque los singlistas eran Del Potro y Nalbandian. Con Calleri practicamos solo dobles, entonces por la lesión de Del Potro tuve que jugar, y no estaba bien preparado para singles.
-Una de las superficies que más te destacaste fue en polvo de ladrillo ¿Te afectó jugar en Mar del Plata sobre carpeta?
-No, obviamente donde más me destaqué fue en polvo de ladrillo, pero todo jugador de tenis tiene que desenvolverse en todas las superficies porque durante el año jugás en todas. Terminé jugando bien en cemento, me gustaba, asique no fue escusa porque también podía perder en polvo de ladrillo.
-Teniendo en cuenta que en los grupos siempre hay líderes ¿En las instancias decisivas quiénes eran los líderes?
-En el tenis el líder era Nalbandian, que en ese momento era el mejor jugador del equipo, pero después afuera de la cancha cada uno aportaba lo suyo y no había un líder.
-¿Cuáles eran tus emociones a la hora de la elección de la sede y superficie?
-La sede fue Mar del Plata, pero también podría haber sido en Córdoba porque era el otro estadio que estaba techado. Obvio que en el caso de Nalbandian o Calleri querían jugar en Córdoba porque nacieron ahí. En mi caso, me daba lo mismo y Del Potro quizás quería Mar del Plata porque estaba más cerca de su casa.

La decepción de Acasuso tras perder el punto decisivo ante Verdasco.

La decepción de Acasuso tras perder el punto decisivo ante Verdasco.

-Se dijo que en la final hubo ruidos internos ¿Eso fue cierto?
-No, cada uno, como en cualquier grupo de Copa Davis, de trabajo o hasta de amigos, tiene su pensamiento. Pero no solo en esa serie, siempre cada uno tenía su opinión y trató de darla con respeto. Pero también se dijeron muchas cosas de que no son verdad -.
-¿Cómo analizas la final de esta Davis?
-Hay chances. Va a ser una serie muy dura, pero Argentina le ganó a Gran Bretaña, que hoy por hoy es uno de los países más fuertes, jugando como visitante. Croacia es un poco más favorita que Argentina, pero hay que ver cómo juegan los chicos. Salvo Del Potro, los tres jugadores, que serían los mismos de las semis, no vienen muy bien, pero la Copa Davis es otra motivación y en este caso va a ser una final asique hay que ver cómo llegan los dos equipos porque va a ser una película diferente de la que se ve en el circuito.
-¿Cómo ves al dobles argentino?
-Depende quién juegue. En el caso de Croacia, son muy duros y claros favoritos. Le vienen de ganar a los franceses Mahut y Herbert, que son la mejor pareja en este momento y en cuartos le ganaron a los hermanos Bryant, así que va a ser un partido muy duro, pero hay que jugarlo y ver qué pasa.
-Dado que para ganar la Copa se necesitan tres puntos ¿Qué jugador crees que nos puede dar ese tercer punto, además de Del Potro?
-Si tuviera que poner a uno a jugar el quinto punto es a Pella por una cuestión de que tenga que jugar con Karlovic y él es uno de los que mejor devuelve o se puede adaptar a la superficie. Delbonis también devuelve bien, pero le cuesta un poco más adaptarse en cemento. Y Mayer quizás no devuelva tan bien, pero tiene otras cosas como el saque. Cada uno tiene su pro y su contra, pero es el capitán quien decide.

Your email address will not be published.