LA TAEKWONDISTA DE ANIMÉ


Milagros Cali llegó a las artes marciales intentando emular a las hazañas animadas de Dragon Ball. La platense de 17 años será la representante nacional en la categoría hasta 44 kilos.

Por Ignacio Menéndez

Milagros Cali se acercó al taekwondo de manera peculiar. Ávida espectadora del dibujo animado japonés Dragon Ball y de la película Karate Kid, se enamoró de las artes marciales. Por eso, la joven nacida en La Plata de 17 años le trasladó a Jorge, su padre, quien no tiene relación alguna con Acero Cali -ex taekwondista, y actual político- y quien le hizo conocer la película ochentosa de John Avildsen (director, también, de Rocky), que quería hacer algo parecido a Daniel LaRusso. Él, que era profesor de taekwondo, fue convencido por su hija, volvió a dar clases y la introdujo, con cinco años, en el deporte. Así, Milagros se acercó más a su deseo, ser una alumna más del Sr. Miyagi o del Maestro Roshi.

El 6 de octubre la Ciudad de Buenos Aires albergará la tercera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud de verano (Singapur 2010 y Naijing 2014), en los que participarán jóvenes de 15 a 18 años. Argentina contará con 141atletas, de los cuales tres serán taekwondistas. De ellos, dos competirán en la rama masculina y en la femenina será Milagros Cali, en la categoría hasta 44 kilos. “A mí mamá no le gustaba que hiciera taekwondo porque es un deporte de contacto, aunque a mí me atrapó de entrada. Así que me llevaba a bailar, a patín, todos deportes que eran “para nenas”, pero a mí no me llamaban la atención. Por suerte terminó entendiendo”, rememoró quien gustaba de los personajes Milk y Piccolo en Dragon Ball.

A los nueve años, se trasladó al club Unión Vecinal de La Plata, donde sigue entrenando cuando no lo hace en el Cenard. “Desde chiquita mostró muchas condiciones y se destacó. Es una chica muy entusiasta y siempre está con una sonrisa”, comentó su entrenadora en el club platense, Fernanda Garrido. Y agregó: “Todo el tiempo estaba hablando de Karate Kid o Dragon Ball y jugaba a ser personajes”.

El año pasado, obtuvo el oro en los Juegos Odesur de la Juventud (Santiago de Chile), en los que se convirtió en la primera mujer en ganar la competencia. Su entrenador en la selección, Jeovanni Baeza, destacó que aquella medalla dorada terminó de darle a la joven de rulos su lugar en el certamen que se realizará en CABA el próximo mes: “Desde 2015, cuando obtuvo el primer puesto en el Panamericano de Cadetes, viene obteniendo varias medallas en eventos. Es muy regular y desde los ODESUR se está preparando para Buenos Aires 2018”.

Desde principios de año, Milagros vive en el CENARD junto a sus dos compañeros olímpicos, José Luis Acuña y Ramiro Ravachino. “Entrenamos seis veces por semana y en doble turno, y el traslado desde La Plata era complicado. Me tomaba un micro y después un tren. Por suerte, nos pudieron conseguir alojamiento”. El trío está en el sprint final de la puesta a punto para la competencia en un campus en Corea, cuna del taekwondo, y se prepara también para un viaje a México en septiembre. “Mi objetivo es el oro. Yo quiero esa medalla y nos estamos preparando mucho para eso”, afianzó la bonaerense.

Para Milagros, su educación no es tema menor. Está cursando el último año del secundario a distancia, en una escuela virtual, gracias a un plan del Enard (y que utiliza el ejército) para los deportistas de alto rendimiento, ya que el ente pretende que quienes participen de los Juegos de la Juventud terminen el colegio. “Sinceramente, extraño mucho levantarme a las seis de la mañana para ir al colegio. Sé que es hermoso todo lo que me está pasando, pero a veces se extraña estar con mis compañeros en el aula”, confió. Y respecto al futuro, afirmó: “Mi objetivo para después de los Juegos es tratar de seguir enfocada para Tokio, pero estudiando también una carrera universitaria. Seguro que seguiré Derecho”.

Pese a que cada tanto sigue viendo Karate Kid o Dragon Ball, el modelo a seguir por Milagros, ahora, es Jade Jones. La luchadora británica es doble campeona olímpica (Londres 2012 y Río de Janeiro 2016) en la categoría hasta 57 kilos. Y tal vez no entrené con el Sr. Miyagi o el Maestro Roshi, pero sí lo hace como un personaje de la Guerra de las Galaxias: en su Instagram personal, publicó fotos con uno de los protagonistas de la franquicia de Disney y haciendo gala de una remera con la leyenda “Entrena como un Jedi”. Quizás sin sable láser, pero con la esperanza, dedicación e ilusión como hilos conductores, Milagros Cali buscará el primer lugar del podio en los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Your email address will not be published.