LOS CINCO MEJORES EJEMPLOS DE NARRATIVAS DIGITALES


¿Por qué desde hace 125 mil años contamos historias?”, preguntó Chani Guyot al público de #MediaMorfosis2017. Y entre el silencio de la sala completa, respondió: “Porque nos hace más humanos”.

Carlos “Chani” Guyot fue hasta hace un mes el Secretario General de Redacción de La Nación -diario en el que trabajó más de diez años-, es el actual Director de Next Idea Lab y alguien que observa y experimenta sobre el mundo del “cómo contar” desde hace mucho tiempo.

Un mundo que está en plena transformación: “Durante 2400 años hemos contado historias bajo la forma de introducción, nudo y desenlace. Las nuevas narrativas vinieron a poner en jaque algunas de estas estructuras, como por ejemplo, el principio de linealidad y el lugar que ocupa el lector”, dijo Guyot, y agregó: “Estamos todavía en la infancia de las narrativas digitales”.

Y como hay mucho por experimentar y por descubrir, es necesario conocer lo que ya está hecho. Por esto, Chani presentó algunos de los que él considera los mejores ejemplos:

I’m your man es un documental interactivo sobre leyendas del boxeo australiano. Enseña a boxear con el mouse mientras recorre peleas históricas. Le da mucha importancia al sonido ambiente y a la banda sonora, y para lograr pasar de un capítulo a otro hay que pegarle bien al contrincante.

Raising Barriers del Washington Post es para Guyot uno de los “pocos especiales interactivos de grandes medios que ha llegado tan lejos”. Logra proponer una manera de recorrerlo en scroll a través del cual van pasando testimonios, mapas y videos con una calidad audiovisual insuperable. Aún así, para Guyot es “todavía una disciplina que se mueve en lo experimental”.

También presentó I spy. Un documental sobre el programa de vigilancia más grande de la historia: la alianza de los Cinco Ojos, y cómo impacta en la vida de las personas. Cinco capítulos que contienen un video principal con “puntitos” al pie con subcapítulos cortos y preguntas a la audiencia como: “¿Qué sentís sabiendo que tus datos son monitoreados?” o “¿Necesitamos más vigilancia de datos después del 9/11?”. Una forma más de  integrar a quién está del otro lado de la pantalla, de hacerlo parte.

My Grandmothers Lingo, es un proyecto que recupera una lengua nativa de Australia, desarrollado por la nieta de una de las (sólo) tres personas que la hablan con fluidez, quien, según Guyot, “lo hace de una manera muy poética, con voz en off y una enorme dirección de arte”. Y además, el tip más interactivo es tener que aprender una palabra para pasar de capítulo.

Let’s make it count son cuatro amigos, cuatro pantallas, cuatro historias en simultáneo y se puede ir cambiando entre un personaje y otro según cada uno quiera (o ¡ver y escuchar las cuatro a la vez!). Una versión francesa de Elige tu propia aventura.

Distintos ejemplos, distintas formas en las que inspirarse, tomar elementos y experimentar. Ahondar en las narrativas y desarrollar nuevas con un único objetivo: seguir contando historias.

Your email address will not be published.