“MACRI RECIBIÓ UN PAÍS RECONOCIDO EN EL MUNDO EN MATERIA DE DERECHOS HUMANOS Y LO DESPERDICIÓ”


Juan Cabandié nació en cautiverio en la ex ESMA y, 26 años después, en ese mismo lugar, entró en la escena política junto al expresidente Néstor Kirchner en el acto del 24 de marzo de 2004. Actualmente, como Diputado Nacional por el bloque FPV-PJ, analiza el rol del Gobierno en materia de derechos humanos: “Pasamos de tener reconocimiento mundial a ser observados por veedores de organismos internacionales, producto de las pérdidas de garantías constitucionales”.

Por Kevin Fischberg 

-Uno de los ejes centrales del kirchnerismo fueron los derechos humanos como política de Estado. ¿Qué ocurre ahora? ¿Hay una pérdida de esos derechos?

-El presidente recibió un país reconocido mundialmente en materia de derechos humanos y lo desperdició. Tuvo la posibilidad de seguir siendo ejemplo en el mundo y tener el reconocimiento de distintas sociedades por lo que se había logrado acá. No solo en cuanto a la dictadura sino también en cuanto al presente, en no judicializar la política o no reprimir la protesta social. Mauricio Macri perdió una gran oportunidad.

-¿Qué opina de los empresarios cercanos al gobierno, acusados de ordenar feroces represiones, que se apoderan de gran parte del territorio nacional?

-Cada empresario tiene la libertad de invertir. Donde se comete un delito es en el caso de Lewis con Lago Escondido, o Benetton en los 90’, cuando adquirieron miles de hectáreas a un precio que no correspondía con los valores del mercado. De hecho, Cristina como presidenta envió un proyecto de ley al Congreso para regular las inversiones extranjeras y regular la cantidad del territorio nacional en manos de extranjeros, y este gobierno lo modificó. El mensaje ahora es que pueden venir a la Patagonia o a la reserva de agua dulce sin ningún problema.
-¿Qué postura toma el Gobierno ante esta situación?

-El presidente tiene una posición débil en cuanto a la soberanía nacional, le pidió perdón al Rey de España por la Independencia Argentina y dijo que los patriotas argentinos sintieron dolor al romper con la corona española. Tiene un problema de concepción de la historia, no tiene sentimiento hacia nuestra patria, por eso cuando sus empresas tienen utilidades las envía afuera. Son una especie de europeos que vinieron a saquear a la Argentina, pero eligieron vivir acá.

-Partiendo de la situación judicial de Cristina, y distintos dirigentes, ¿hay una degradación del estado de derecho?

-Sí, la persecución judicial está orquestada en un contexto internacional y se basa en la proscripción o la desaparición política de los actores que representan ideas, concepciones o miradas distintas a los intereses del poder económico mundial.

-¿Tiende a agravarse?

-Sí, la persecución está a la orden del día. Hay una corporación judicial que es cómplice del poder económico local, y hoy ese poder es quien está gobernando.

-¿A qué responde la designación de Carlos Rosenkratz a la corte?

-Considero una exigencia de Magneto designar a quien tiene una afinidad muy clara con el grupo Clarín. La Corte Suprema es la última instancia del sistema judicial y es quien determina si una ley es constitucional, como con la Ley de Medios. Es quien, por ejemplo, puede definir si se quiere apresar a un funcionario.

“EN LATINOAMÉRICA SE PUEDE VENIR UN PROCESO MUY PERJUDICIAL”

El diputado nacional reflexionó sobre el proceso electoral en Brasil tras el posible triunfo de Jair Bolsonaro: “Es parte de un discurso unificado hacia la denostación de la política y el rol del estado y eso significa un proceso muy perjudicial”. Además, remarcó que el mensaje es “muy dañino”.

Por otro lado, comparó la situación judicial del expresidente Lula Da Silva con la de Cristina Fernández: “Está en sintonía con lo que sucede en la región, como acá o en Ecuador, donde se busca la proscripción o la desaparición política de los principales actores sociales”.

Leave a Comment


Your email address will not be published.