“MI ABUELO FUNDÓ VÉLEZ”


En el mundo del fútbol la herencia es una de las cosas más privilegiadas que puede tener un padre. La historia de Sergio Capozzo, profesor de educación física, no es una más. Esto comenzó el 1 de enero de 1910, mismo día que se fundó Vélez Sarsfield. A pesar de que le empezó a importar el fútbol a los 10 años, tuvo que esperar mucho para disfrutar de alegrías. La historia rica de “El Fortín” la empezó a vivir desde la década del 90. En una nota con ETER Digital, contó cómo su abuelo fue socio fundador, recordó su equipo más glorioso y revivió la experiencia que tuvo en Japón.

Por Gonzalo Pernicone

—¿Por qué sos hincha de Vélez?

—Por mi familia. Mi abuelo materno fue socio fundador de Vélez. Se creó a tres cuadras de la estación Vélez Sarsfield. Justamente mi abuelo vivía a tres cuadras de ahí y de la plaza del barrio y por eso conocía a todos los que fundaron Vélez. En 1918 se hizo socio y así empezó la herencia.

—¿Cuál es el Vélez que más recordás?

—El de la era de Bianchi, sin dudas. De 1993 a 1996. Yo no había visto salir campeón nunca a Vélez y en esos años lo vi ganar el campeonato, después la Libertadores y también la Intercontinental.

—¿Fuiste a Japón para ver la Intercontinental?

—Jajaja, sí. Fui a Japón.

—¿Hiciste un esfuerzo económico fuera de lo común?

—Y sí. En el 94 tenía 29 años. Si bien tenía trabajo, solo habían pasado tres años desde que me había recibido y no tenía un sustento económico bueno. Pero por suerte pedí prestada un poco de plata, me endeudé con algunas cosas pero es algo que no me arrepiento para nada. El viaje me salió 2000 dólares, cuando estábamos en el 1 a 1.

—¿Alguna anécdota del viaje?

—Uf! Un montón. En ese momento a los japoneses no les interesaba mucho el fútbol pero cada vez que se clasificaba algún equipo, y más si eran argentinos, se movilizaban mucho. Iban a los hoteles, iban a donde se juntaba la hinchada de Vélez, etc. Y el día del partido, en la cancha, se me acercó un japonés y me empezó a pedir cosas de Vélez. Yo tenía una camiseta pero no era mía, era de un amigo. Entonces me pidió el gorrito que tenía puesto y cuando se lo voy a dar le dije que él me dé algo a cambio. Me hizo esperar alrededor de 10 minutos y me trajo un llavero de un luchador de sumo. Igual me parece que termine perdiendo jajaja…

—Tu ídolo es…

—Carlos Bianchi. Como jugador y como técnico. En el 61 y en el 68 no lo pude ver porque era muy chiquito. Pero en 1984 cuando tenía 35 años y cerca de su retiro lo vi hacer goles y fue increíble. Además porque conozco su historia. Y como DT se coronó. Vélez le debe todo.

—¿Seguís yendo a la cancha?

—Después de un enfrentamiento entre Vélez y All-Boys, donde hubo balas y gases lacrimógenos, deje de ir porque realmente me dio miedo. También fue por acumulación de cosas: Tener que ir una hora antes, soportar que te palpen, que te empujen, que los baños sean un desastre, etc. Hace unos años volví pero solo para sacarme una foto con mi hijo, pero a los partidos ya hace mucho que no voy.

Your email address will not be published.