“NECESITAMOS UN PLAN DE URBANIZACIÓN”


El legislador porteño por Unidad Ciudadana Javier Andrade criticó la propuesta de Cambiemos, que se aprobó en primera lectura. Y denunció que en 12 años de gestión PRO en la Ciudad no se hizo nada por mejorar la calidad de vida de la gente vive en villas y asentamientos precarios.

Por Luján Torrez

Javier Andrade, legislador porteño por Unidad Ciudadana, criticó el nuevo Código Urbanístico y de Planificación propuesto por Cambiemos, que se aprobó en primera lectura. Y denunció que en 12 años de gestión PRO no se hizo nada por la gente vive en villas y asentamientos precarios. “Más que un Código Urbanístico nuevo lo que se necesita es un Plan de Urbanización para resolver el problema habitacional de medio millón de personas”, subrayó.

El Código Urbanístico es el que define cuánto se puede construir y qué actividad se puede realizar en cada uno de los lugares de la Ciudad. Lo que se intenta ahora es modificar el Código de Planeamiento Urbano que es la base del Código Urbanístico.

El proyecto fue enviado por el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y se comienza a discutir ahora ya que había estado frenada por una medida judicial dictada por la Jueza Andrea Danas.

-Lo que resulta raro es que si se aprueba el proyecto un dormitorio podría tener como mínimo 7 metros cuadrados.

-Sí, nos preocupan mucho las características que se plantean en el Código de Edificación, que es el otro código que se está discutiendo, que viene a determinar los materiales, el mínimo de las medidas que tienen cada una de las viviendas y que están obligados los constructores y los desarrolladores inmobiliarios a cumplir, tanto en el diseño como en la construcción efectivamente. Que un dormitorio no llegue a ser ni un 3×3 es terrible. Se está viendo que Cambiemos está avanzando en un proyecto que consta sólo con los votos de su bloque.

-Eso es posible porque Cambiemos tiene mayoría.

-Sí, pero lo primero que uno piensa es que si un Gobierno que lleva adelante la gestión plantea un proyecto que va a venir a definir los próximos 20-30-40 años de cómo va a ser la ciudad creo que necesariamente necesitás que haya un acompañamiento de otras fuerzas políticas y si no sucede es porque algo está pasando que no es correcto.

-¿Qué le parece que le falta al proyecto?

-Lo que falta, más en esta oportunidad que tienen el Gobierno provincial, nacional y el Gobierno de la Ciudad, es que, por ejemplo, en vez de estar vendiendo tierras que son del Gobierno de la Nación pero que están en la Ciudad de Buenos Aires podrían estar pidiéndolas para promover algún plan de viviendas que en estos casi 12 años de Gobierno nunca tuvieron. Nosotros estamos hablando de viviendas porque el Código Urbanístico tiene mucho que ver con la vivienda y el acceso a ella, cosa que la constitución ya plantea como un derecho y tenemos cerca de 500 mil personas que viven en villas, asentamientos, complejos habitacionales que están en muy mala situación y no hay una sola herramienta que se proponga dentro de Código Urbanístico que mejore esa cuestión.

-Cambiemos tiene mayoría adentro de la Legislatura, pero afuera había mucha gente que se manifestó en contra del proyecto presentado por el oficialismo.

-Fue medio de prepo que algunos ciudadanos se acercaron a la Legislatura. Es para destacar que hay vecinos que anteriormente venían trabajando cuestiones que tienen que ver con el urbanismo en general, siempre con iniciativas relacionadas con la posibilidad de proteger zonas para que no existan edificios en altura, que no solo tiene que ver con la cuestión visual que ya de por sí es compleja sino también que tiene que ver con los servicios. Cuando uno propone estas cosas como la densificación, más acá en la Ciudad donde va a vivir más gente porque se construye más, se tiene que pensar en los servicios, en la luz, en el agua, en el transporte, tenés que generar una proyección de eso que va a suceder, si va a vivir más gente tenés que pensar cómo le va a llegar el agua, la luz, la escuela para los pibes de las familias y la salud. No hay ninguna iniciativa en ese sentido. 

-El proyecto no habla de ni de escuelas ni de espacios verdes

-No se habla de espacios públicos ni espacios verdes en términos estructurales. Tiene muy bajo nivel conceptual en términos generales de lo que se piensa para la Ciudad. Es una oportunidad para definir cosas gruesas, trazos gruesos de la Ciudad. No se tomó en cuenta la posibilidad de contar con el aporte de los ciudadanos, no se convocó a las juntas comunales como se debería ni a los consejos consultivos que aparte es un mandato que establece el Plano Urbano Ambiental, que es la ley madre tanto del Código Urbanístico como del de Edificación, que está vencido hace años, entonces si le hubiesen hecho caso al plano urbano ambiental que plantea una ciudad diversa, policéntrica, con una serie de preceptos que enmarcan la ciudad que se plantea, hubiese sido mucho mejor la iniciativa que se podía abordar. 

-Desde Unidad Ciudadana ¿tienen algún proyecto alternativo?

-No hicimos una propuesta del Código Urbanístico porque como gran parte de nuestra crítica tiene que ver con el proceso de construcción del Código, sería contradictorio que nosotros presentemos un proyecto. Lo que sí entendemos es que debería archivarse este proyecto e iniciar un gran proceso de participación ciudadana recorriendo barrio por barrio, Comuna por Comuna para tomar el aporte de muchos vecinos que son los que mejor conocen el barrio, tanto las buenas cosas como las deficiencias, no hay nadie mejor que un vecino del barrio mismo que te lo cuente.

-¿Cómo sigue ahora?

-Todos los proyectos que tienen que ver con modificar normas urbanísticas, en este caso el Código Urbanístico es algo estructural para toda la Ciudad, son proyectos que la Constitución establece que se deben votar en doble lectura.  En el medio de las dos votaciones hay una audiencia pública donde todos los actores políticos y sociales de cada uno de los barrios y comunas pueden ir a manifestarse, si bien no es vinculante, muchas veces sirve para que se tome conciencia de los errores que se están cometiendo, así que esperamos una gran convocatoria para esa audiencia pública para ahí sí encarar a la segunda lectura con una mirada distinta y con el aporte que pueda surgir de esa reunión.

Your email address will not be published.