PARAR O NO PARAR, ESA ES LA CUESTIÓN


En la previa al paro convocado por los sectores opositores de la CGT y la CTA, Eter hizo una recorrida por algunos de los puntos en los que más se sentiría la medida de fuerza y comprobó que había más dudas que certezas.

Por: Comisión 3 B de Periodismo

Con dispar acatamiento gremial, las expectativas del paro convocado para hoy desde los sectores opositores de la CGT y la CTA fueron una incógnita hasta bien avanzada la noche de ayer. Los distintos sindicatos que expresaron su apoyo son trenes y aviones en el rubro transportes. Bancos y bares cerrados prometían desolar el microcentro porteño, aunque en el rubro gastronómico el acatamiento no será uniforme en todos lados (ver bares y restoranes). La falta de combustible limitará los traslados (ver Estaciones de servicio) y tampoco puede soslayarse la ausencia de camiones del gremio de Hugo Moyano, jefe de la CGT opositora.

Con actividades pero afectados por los restantes huelguistas funcionarán hospitales, escuelas y tribunales, y se verán algunas dificultades parciales en subterráneos (ver subtes). Los colectivos cumplirán sus recorridos aunque larga y media distancia presentarán restricciones parciales. Los peones de taxi no acatan el paro gremial por lo que los vehículos de alquiler circularán normalmente. También las combis, habitual transporte masivo desde el conurbano, cumplen sus cronogramas habituales (ver taxis y combis).

Anticipándose al paro, ayer los gremios de la CTA disidente establecieron piquetes en accesos a la Capital, como forma de ayudar a la ausencia de trabajadores que se verán obligados a desistir de ingresar en la ciudad. Posteriormente algunas columnas se dirigieron a Plaza de Mayo donde se concentraron.

Según Hugo Moyano, uno de los líderes de la protesta, el paro tendrá alta adhesión. La presencia del transporte público obligó a que sus aliados de la CTA plantearan los piquetes para dificultar el ingreso a la Capital y así poder presentar un panorama de baja actividad. “Los que no paran son unos cagones”, aseguró Pablo Micelli, secretario de la CTA disidente. El Gobierno, por intermedio del secretario de Seguridad Sergio Berni, no descarta intervenir con fuerzas federales (ver El deber no para) para garantizar la libre circulación en los piquetes sindicales.

Paro

A continuación, una recorrida de Eter por algunos de los gremios en los, según se especula, más se sentirá la medida de fuerza de hoy dentro de la Capital Federal.

Estaciones de Servicio: abren, pero esperan que la visita de “los muchachos”

En la estación de servicio de YPF ubicada en Caballito, a metros del Cid Campeador, la encargada de la sucursal, Lara, aseguró que el Sindicato Unido Petroleros E Hidrocarburos (SUPEH) no para y ellos tampoco lo harán: “No paramos. Abrimos siempre, los 365 días del año, las 24 horas”. Sin embargo, recordó el último paro nacional: “Vinieron en un auto y se bajaron dos gordos con un palo y dijeron `cerrá todo´. Después volvieron para chequear que siga cerrado”. Lo mismo pasó en la sucursal de YPF ubicada en Nicaragua y Juan B. Justo. Con la diferencia que los encargados de la estación no acataron la orden. Una vez que “los gordos” se fueron volvieron a abrir. Cuando regresaron y vieron el local abierto rompieron los vidrios. Por su parte, los playeros no están de acuerdo con el paro y aunque van a seguir creen que “los muchachos van a venir”. La última vez que llenaron los subsuelos de la estación fue hoy (por ayer) a las 8.30 y, como las personas que se acercaron llenaron el tanque de sus autos, calculan que para el mismo horario de mañana se quedarán sin nafta. Solo diésel quedará por cargar.

En Donato Álvarez y Juan B. Justo se encuentra una sucursal de la empresa holandesa SHELL. El sindicato que agrupa a los trabajadores de la empresa adhiere al paro como se había anunciado y los empleados acatarán la orden. Así comentó el playero, Jorge: “No estoy de acuerdo con el paro. Tenían programado cerrar la estación a las 0. Lo mismo harían todas las sucursales de la empresa. Nicolás, un cliente de 60 años, opinó sobre la medida mientras cargaba nafta arriba de una camioneta Ford: “No estoy para nada de acuerdo. Ningún paro en la historia argentina sirvió para algo”.

Sobre la avenida San Martín, se encuentra una de las sucursales de la empresa ESSO. Gastón, playero de la estación, comentó que “está de acuerdo con el paro por el impuesto a la ganancias y la inseguridad que se vive”. “Paran todas las estaciones pero tenemos que venir a hacer una guardia para cargarle a las ambulancias y los patrulleros. Es obligatorio”, aseguró el empleado mientras llenaba el tanque de un auto. Según comentó, hoy aumentó cinco veces la visita de los clientes. Al mismo tiempo, su compañero dijo que “tienen que ir por si rompen algo” y agregó que la estación no tiene rejas.

Subtes: Sin comunicación oficial, en la línea B se preparaban para parar 

De igual manera que el paro nacional pasado, la línea B será la única que se adherirá oficialmente. Si bien los empleados no tuvieron comunicación directa de sus superiores no asistirán a sus trabajos. Vale la pena recordar que el delegado de la línea B es parte del Partido Socialista de los Trabajadores (PTS), partido político que adhiere al paro y que marchó ayer al mediodía a la Plaza de Mayo. Los principales perjudicados de esta situación son los comercios que se encuentran dentro de las estaciones dela línea, un quiosquero de la estación Pellegrini comentó: “En paros anteriores nos pagaban el día de alquiler, en este nos avisaron que no lo harán”.

En una distinta situación se encuentran las demás líneas de subte. En caso de no presentarte a sus puestos de trabajo sufrirán el descuento del sueldo percibido por día trabajado. Es decir, no solo no le pagarán el día de trabajo sino que correrán el riesgo de perder el concepto de presentismo. Uno de los encargados de seguridad de la estación 9 de julio de la Línea C comentó que se le va a complicar llegar porque vive en el Oeste. Sin embargo, se anticipó a la situación y confirmó por teléfono que “la línea de colectivo en la que viaja diariamente para llegar a su trabajo funcionará correctamente”.

Bares y restoranes: “La última vez bajé la persiana y después me arrepentí”

El gremio de los gastronómicos, liderado por Luis Barrionuevo (uno de los impulsores de esta medida de fuerza), llamó a la total adhesión a este par. Sin embargo, el relevamiento de Eter mostró que la medida de fuerza no se aplicará en todos los locales porteños.

En varios restoranes adelantaron que abrirán como todos los días. Pablo, el dueño de “La culpa no es del chancho”, ubicado en el Microcentro, va más allá y dice que “no comparte políticamente los motivos de esta huelga” y remarca que “no están los tiempos como para bajar la persiana, aunque sea por un día”.

En el paro del 10 de abril, todos los consultados afirmaron que no abrieron por miedo a alguna represalia y que luego se arrepintieron, ya que perdieron plata y vieron que aquellos locales que sí funcionaron pudieron trabajar con absoluta normalidad. “Encima tuvieron más demanda que otro días”, remarcaron.

Todos creen que mañana podrán desempeñar su tarea “sin ningún problema”: “Sólo vamos a trabajar porque lo necesitamos, porque el negocio gastronómico está en caída”, resaltaron. Los empleados que viven lejos de los locales arreglaron cambiar los horarios o llegarán en remises que pondrán los dueños del lugar.

Taxis y combis: “A la primera agresión, paramos”

La Federación de Propietarios de Taxis manifestó claramente que no adhieren al paro porque lo consideran político y no están de acuerdo con los motivos de la convocatoria. En una recorrida por las principales paradas de taxis de la Capital, los choferes coinciden con el gremio y afirman que saldrán “sin miedo”.

Ponen como referencia que la medida del 10 de abril pasado trabajaron normalmente y tuvieron el triple de demanda y esperan algo similar para mañana. “Esperamos tener un día normal de trabajo y no sentimos temor de que pase nada”, dice Eduardo, tachero desde hace 20 años “y con varios paros trabajados en el lomo”.

Las combis, que forman parte del gremio de la UTA, tomaron la misma decisión pero remarcaron que “ante la primera agresión paramos inmediatamente”.

——————–

El deber no para

Texto: Martina Pettinarolli

Informe: David Feliba y Leila Lobos

Ante el paro previsto para el jueves, hay quienes deben llegar sí o sí al trabajo. Caminando, en bici o como sea, los policías y bomberos deben “arbitrar sus medios” para estar presentes en su jornada laboral. Nada cambia para ellos. No existe el “no pude llegar por el paro”. En la Comisaría Nº 27 de Villa Crespo, las 21 personas que forman parte de las guardias diarias se organizan para pasarse a buscar en auto. Los bomberos del Cuartel VI, por su parte, suelen dormir ahí mismo la noche anterior para poder cumplir con su tarea al día siguiente.

Mientras que para la mayoría de la población el paro puede pasar inadvertido o incluso divertido porque tendrán el día libre, otros sienten miedo por lo que pueda pasar en la calle. En el último paro nacional, en una estación de servicio sobre la calle Thames, una patrulla tuvo que socorrer a los trabajadores ante la amenaza de camioneros que no querían que permanezca abierta. Aun así, la policía no tiene un plan preventivo. En la Comisaría Nº 27 esperan que sea un día como un domingo: menos accidentes de tránsito, locales cerrados y menor actividad en general. Los bomberos, en cambio, sólo deben agregar la protección anti disturbios a las autobombas.

—————————————

Sin bohemios en Villa Crespo

Texto: Daniel Castaldo
Informe: Augusto Lares y Dan Jait

El Club Atlético Atlanta se adherirá en su totalidad al paro dispuesto por la CGT para mañana. Representados por la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles, que anunció mediante un comunicado que se sumará al reclamo nacional, las autoridades del club decidieron no llevar a cabo ninguna actividad. Darío Diament, secretario deportivo de la institución, informó al cierre de su jornada laboral que el plantel de fútbol profesional, que cayó el lunes 2 a 0 frente a Brown de Adrogué, no hará su entrenamiento habitual.

Aquellos socios que quieran acercarse a tomar un café al buffet no podrán realizarlo, ya que este sector tampoco abrirá sus puestas. La medida también alcanza al Centro Cultural Los Bohemios y al gimnasio, que si bien están afuera del club, se suman a la medida de reclamo.      Tampoco será un buen día para los hinchas que deseen asociarse, ya que tendrán que esperar el viernes, dado que el personal administrativo también suspenderá sus actividades laborales.

Dentro del club se tomó bien la suspensión de actividades de mañana ya que el día más rendidor de la semana es cuando el plantel profesional juega de local.

 ——————————————————————-

Frente al paro, solicitan no sacar la basura

Texto Nayla Díaz
Informe: Mariano Gorbea y Luis Yaguar

En vísperas del paro general convocado por las CGT Azopardo de Hugo Moyano, la CGT Azul y Blanco de Luis Barrionuevo y la CTA de Pablo Micheli en reclamo por la eliminación del impuesto de ganancias a los salarios, menos inflación, reactivación económica y el cese de despidos y suspensiones, entre otros, no habrá recolección de residuos.

La Subsecretaría de Higiene Urbana del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires informó que no habrá servicio a partir de la medianoche y solicitó la colaboración de comerciantes y vecinos para no sacar los residuos. La medida entrará en vigencia esta noche, ya que el servicio de recolección funciona desde las 21 hasta las 6 de la mañana. Mañana por la noche se reanudará el servicio.

Por su parte, los encargados de varios edificios del barrio porteño de Villa Crespo y nucleados en el SUTERH confirmaron que no adhieren al paro y en vista de estas contingencias, cuentan con contenedores especiales para preservar la basura al menos por 48 horas sin inconvenientes.

——————————————-

Actividades culturales suspendidas sin previo aviso

Por Antonella Riso

El paro que se realizará mañana provocó la suspensión de muchas actividades culturales programadas. Algunos de los adherentes fueron gremios que nuclean a trabajadores municipales de la Ciudad, como Suteba o la Asociación de Trabajadores del Estado.

Sin embargo la suspensión de todas las actividades de la Agenda Cultural no fue anunciada oficialmente desde el área de Cultura de la ciudad. Desde Prensa ratificaron que, si bien formalmente no se levantan todas las funciones, ya que algunos sí deben cumplir su horario, todos los empleados municipales dan por entendido que el paro es motivo para no asistir, incluyendo los empleados de los espacios que culturales. En consecuencia, muchas revistas webs especializadas como Vuenoz Airez o Wipe mantuvieron la cartelera sin notificar la interrupción. 

La contracara es que el Bellos Jueves, un evento donde participan más de mil personas. La entrada es libre, se exhiben las muestras permanentes y otras rotativas, ambientado por música y bebidas gratis desde las 19 hasta las 23.30, al estilo “after office”. Dicho programa se lleva a cabo una vez por mes en el Museo Nacional de Bellas Artes seguirá en pie ya las actividades programadas en los museos nacionales u otros espacios dependientes de Nación, siguen  en pie ya que UPCN no se hará presente en el paro.

———————————————————

Pese al paro habrá colectivos normalmente

Texto: Daniel Castaldo

Informe: Augusto Lares y Dan Jait

El transporte siempre es uno de los botines de guerra cada vez que hay huelga. Si bien la Unión Tranviarios Automotor (UTA) no se adherirá al paro convocado para este jueves por la CGT liderada por Hugo Moyano, delegados sindicales de la línea 39, que une Chacarita con Barracas, advirtieron que ante el menor caso de agresión que sufran las unidades no prestarán servicios.

Martín Rodríguez, de 38 años es delegado sindical de la línea 39. Fuma en una mínima oficina de la calle Jorge Newbery, en el barrio de Chacarita y charla con ocho compañeros choferes, entre el humo del cigarrillo y el vaho de tabaco, sobre el paro de mañana y asegura: “No tenemos ningún tipo de información sobre los cortes que se puedan llegar a dar mañana”. Luego advierte que ya tienen un plan de contingencia si se encuentran con un piquete: “Va a haber inspectores apostados en lugares estratégicos para hacer cualquier tipo de modificación de recorrido”. En medio del humo y las chanzas de sus amigos, agrega: “Los que pueden llegar a tener complicaciones son los que circulen por Puente Pueyrredón y las entradas a Capital Federal, así que estaremos atentos a lo que suceda porque si hay una agresión no pondremos en riesgo ni a los compañeros ni a los usuarios.”

Ante la consulta de la frecuencia con que circularán las unidades, Rodríguez comenta que será la misma de un día normal, con la salvedad que la línea 39 y otras no prestarán servicio las 24 hs. El último colectivo saldrá a las 22.30 del miércoles y el primero a las 6.30 del jueves.

Your email address will not be published.