PERDER UNA HIJA Y VIVIR AMENAZADOS


“Vieja prepará las cosas para el mate que estoy yendo para casa”. Esto fue lo último que los padres de Araceli Fulles supieron de ella y 25 días después la encontraron enterrada en el fondo de la casa del principal sospechoso, Darío Badaracco, después de que el hermano de la víctima, Eduardo Fulles insistiera a la Policía para que buscara en su casa. La encontraron, a tan solo 15 cuadras, en José León Suárez.

Los padres de Araceli, Ricardo Fulles y Mónica Pereyra, cuentan cómo es, además de perder a una hija, vivir amenazados por la Policía y el narcotráfico.

¿Ustedes recibieron algún tipo de amenaza?

Recibimos advertencias contra mí, que si seguía escarbando más arriba la iba a pasar mal. Incluso tengo un papel que un día me dejaron arriba del coche diciéndome que me dejara de joder. A nosotros, por medio de los medios, nos atendieron la gobernadora de la provincia y algunos ministros. Pensaron que a lo mejor era una chica que no iba a reclamar nadie, pero estos tipos que la mataron manejan la droga de San Martín y si manejas la droga adornas a los políticos, les das un billete y San Martín es tuyo. Y yo no tengo miedo, yo ya estoy muerto.

¿La Policía tiene responsabilidad?

No es que no sabe trabajar, lo que pasa es que no quería. Desde el primer día sabía lo que había pasado y cómo este hijo de puta Carlos Cassalz (el dueño del corralón donde trabajaba el principal sospechoso) es parte del manejo de la droga de San Martín. Lo cuidan. La Policía sabía que si nosotros llegamos a él, llegamos más profundo, al narcotráfico, a toda la mierda de acá.

En los medios resuena el nombre de Darío Badaracco como el asesino de Araceli, pero son nueve imputados ¿Por qué solo resuena el nombre de Badaracco?

Lo que pasa es que quieren desviar las investigaciones. Nos dicen: “quédate con el que tenía el cuerpo”. El que la mató fue Cassalz y si llegamos al cuerpo fue porque nosotros nos movimos yo me metí en las villas, nosotros buscamos todos. Son 9 tipos: Los hermanos Ábalos Jonathan y Emmanuel, Carlos Cassalz, Marcos Ibarra, Hugo Cabañas, Marcelo Escobedo y los hermanos Badaracco, Hernán y Darío. En San Martín se sabe que en los corralones se blanquea la droga y Cassalz tiene un corralón.

¿Quiénes están involucrados en este caso?

El Jefe de Seguridad de San Martín, José María Fernández, la jefatura, la gobernadora, todos están implicados, no porque la hayan matado con sus manos, pero la seguridad de San Martin es una mierda. Los que mataron a Araceli estuvieron involucrados en distintos secuestros de gente importante como el hermano de Riquelme, Cristian Riquelme, Abraham Awada, el padre de Juliana Awada y están libres ¿Por qué están libres? Porque manejan la droga de San Martín y “adornan” a los políticos.

Liberan a 4 detenidos por falta de mérito

El lunes 25 de septiembre la Cámara de Apelaciones de San Martín dejó en libertad a cuatro de los cinco hombres que estaban detenidos por falta de mérito. Los cuatro imputados que recuperaron la libertad son Hernán Badaracco, hermano del principal sospechoso, Darío Badaracco, el dueño del corralón de materiales en el que trabajaba Darío Badaracco, Carlos Cassalz, Marcos Escobedo y Hugo Cabañas. A tan solo 5 horas de salir de la cárcel, Cassalz fue a amenazar a uno de los testigos de la causa. Dos meses antes, habían liberado a los hermanos Jonathan y Emmanuel Ábalos.

El abogado de la familia Fulles, Diego Szpligiel, pidió que otras fuerzas se involucren en el caso y advirtió: “No se están cuidando las pruebas y después se los liberan por falta de pruebas”.

Además, Ricardo Fulles denuncia: “No les avisaron que los iban a liberar y hubo falta de protocolo con el cuidado de las pruebas”.

Your email address will not be published.