“PIENSAN UN PAÍS PARA 15 MILLONES DE PERSONAS Y SOMOS 45”


El intendente de Merlo y presidente del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires habla sobre el impacto de las políticas del Gobierno en el Conurbano, el paro general, quiénes son los beneficiarios del plan económico, la tragedia de Moreno y su mirada sobre el 2019.

Por Marcelo Rodríguez

Gustavo Menéndez parece estar en varios lugares a la vez. Minutos antes de dialogar con ETER Digital firmó un acuerdo con la Cámara de Panaderos del distrito, luego fue a buscar a su hijo a la escuela y regresó a la quinta municipal La Colonial, donde tiene uno de sus despachos. Militante peronista del partido de Merlo, durante dos décadas sufrió persecuciones y hostigamientos por parte del ex mandatario municipal y barón del conurbano Raul Othacehé. Desde 2015 es intendente del distrito que lo vio nacer, e irá por la reelección en el próximo año. Además es presidente del Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires y busca la unidad de todo el peronismo.

-¿Cómo impactan las políticas económicas en el conurbano?

Están golpeando durísimo; este ajuste impuesto por el Fondo Monetario Internacional no es ni siquiera la mitad de lo que se viene. Al gobierno se le han quemado todos los papeles y van improvisando a cada paso. En un principio los sectores más humildes sufrieron muchísimo los tarifazos, pero luego estas políticas perjudicaron a trabajadores, docentes, productores, abuelos, discapacitados, enfermos, niños, industriales, inversores, empresarios, emprendedores. No quedó ningún sector sin ser alcanzado negativamente.

-¿No hay sectores favorecidos por este modelo?

Sí claro, los sectores ligados a la bicicleta financiera: en estos últimos 100 días fue la fiesta de los especuladores. El ex presidente de Banco Central (Luis Caputo) hace multimillonario a sus amigos, entrega información privilegiada un día antes de la tremenda devaluación seguida por el notable derrumbe de la economía, para que pasen de Lebac a dólares justo antes de los sucesos. Salvo que sean adivinos.

-¿El gobierno se equivoca o actúa en forma intencional?

Tienen una gran capacidad para mentir mirándote a los ojos. Ellos piensan en un país para 15 millones de personas y somos 45, pretenden que la variable de ajuste sea el trabajador y piensan en condiciones laborales absolutamente precarizadas. En la Argentina de Macri hay cada vez más personas que se van a dormir sin comer, y niños que al otro día se desmayan en las escuelas. Hay cada vez más desocupados y trabajadores que temen perder su empleo. Están empujando a nuestro país al borde del precipicio.

-¿Cómo analiza el paro general y las movilizaciones?

El pueblo conoce de esta políticas. Los trabajadores intentan visibilizar las problemáticas mediante paros y movilizaciones. Este gobierno amenaza a los dos pilares del campo popular: la cultura del trabajo y la educación pública. Degradan el Ministerio de Trabajo creado por Perón. En diciembre no pudieron imponer la reforma laboral porque el pueblo salió a la calle, aunque con la brutal devaluación, la corrida cambiaria y una inflación que supera el 40%, esa reforma la están ejercitando de hecho, bajando los salarios a la mitad con paritarias cercanas al 18%. Para ellos es más importante el valor de la renta que el valor de la causa de los pueblos, por eso cada vez se hace más grande la figura de Francisco cuando habla de la “globalización de la indiferencia”.

-Usted mencionó a la educación, ¿como piensa lo sucedido en Moreno con la explosión en la escuela 49, las muertes de Sandra y Rubén y también el secuestro y tortura de la maestra Corina? ¿Es responsabilidad del gobierno provincial?

Si, es responsabilidad del gobierno provincial. Las instituciones escolares desde hace mucho tiempo que están abandonadas, pero se ha profundizado en estos 2 años y medio. Son dos muertes que podrían haberse evitado si no hubiesen abandonado el deber de funcionario público, y en el caso de la compañera secuestrada y agredida, el Estado es responsable de velar por la seguridad de todos.

-De cara a un año electoral, ¿cómo considera la posibilidad de  una gran PASO contenedora de todos los sectores?

Lo veo absolutamente posible si los dirigentes entienden que debemos confluir y transformarnos en la herramienta electoral que le de las posibilidad al pueblo a salvarse a sí mismo.

-¿Y una lista de unidad?

Por supuesto, todo lo que nace unido siempre tiene la posibilidad de volver a juntarse. Debemos ocuparnos de las cosas que nos unen y no ser funcionales a este gobierno. La unidad del campo popular no debe tener límites. De un lado el neoliberalismo y del otro, todos los demás.

Your email address will not be published.