Este viernes, desde las 15 (hora argentina), en el Kazán Arena se juega uno de los choques más prometedores de cuartos de final. Brasil busca, de la mano de Neymar, conseguir su segunda semifinal consecutiva. Por el lado de Bélgica, Eden Hazard y compañía quieren, además de seguir en competencia, regalarle televisores a su pueblo.

Por Emiliano Viera

En un estadio que fue testigo de la eliminación argentina del Mundial se juega la suerte de un Gerente Comercial de una cadena de electrodomésticos belga llamada Kefrel, quien tuvo la maravillosa idea de lanzar una promoción que consiste en que todo aquel que haya comprado un televisor en el mes previo al Mundial, recibirá de nuevo el importe si los Diablos Rojos logran hacer más de 16 goles, una movida similar a la que realizó Noblex en nuestro país para las Eliminatorias sudamericanas. El seleccionado dirigido por el español Roberto Martínez lleva 12 tantos en Rusia, producto del poderoso tridente ofensivo compuesto por Dries Mertens, Romelu Lukaku y Eden Hazard. Así saldrá a la cancha con Thibaut Courtois; Toby Alderweireld, Vincent Kompany y Jan Vertonghen; Thomas Meunier, Kevin De Bruyne, Axel Witsel, Nacer Chadli; Dries Mertens y Eden Hazard, y Romelu Lukaku.

El escollo que deberá superar el equipo europeo es Brasil. En el plantel de Tite brillan Neymar, Coutinho, Willian y Gabriel Jesús. Además de su poderoso ataque, cuenta con una de las defensas más sólidas del campeonato, ya que solo le marcaron un gol. El pentacampeón buscará su segunda semifinal consecutiva sin la presencia de Casemiro, ausente por doble amonestación, y con la duda del regreso de Marcelo en la defensa. Los verdeamarelos saldrán con Alisson; Fagner, Thiago Silva, Miranda, Filipe Luís o Marcelo); Paulinho, Fernandinho y Philippe Coutinho; ; Willian, Neymar y Gabriel Jesús.

Este encuentro, que será arbitrado el serbio Milorad Masic, ya cuenta con un antecedente mundialista: el 17 de junio de 2002 chocaron en la ciudad japonesa de Kobe, por los octavos de final, un match que terminó con una victoria brasileña por 2-0 con goles de Rivaldo y Ronaldo.

Your email address will not be published.