PORTUGAL SE CONFIÓ Y CASI QUEDA ELIMINADO


Los lusos empataron 1-1 frente a Irán en el estadio Mordovia Arena y quedaron en el segundo puesto del Grupo B. Ricardo Quaresma marcó el gol para los europeos mientras que Karim Ansarifard marcó la igualdad definitiva. En octavos de final se medirán ante el Uruguay.

Por Brian Pagano

Portugal e Irán llegaban con posibilidades de clasificar a octavos de final ya que los dirigidos por Fernando Santos y España lideraban el grupo con cuatro tantos e Irán se encontraba tercero, a solo un punto de ellos. El partido comenzó con Portugal como dominador de la pelota pero sin poder llegar con claridad ante una defensa de Irán que se plantaba bien atrás. La primera para el conjunto portugués fue un disparo de Cristiano Ronaldo desde adentro del área que tapó sin problemas Alireza Beiranvand. Con el pasar de los minutos Irán se fue acomodando, Portugal ya no le manejaba la pelota y se animó a llegar al arco rival, luego de un tiro libre de Majid Hosseini que se iba cerca del palo izquierdo.

Portugal intentaba con disparos desde afuera, pero no podía concretar. El primer tiempo estaba por culminar y Ricardo Quaresma, luego de una pared con Adrien Silva, agarró la pelota en la puerta del área y sacó un disparo con el revés del pie derecho para poner la pelota contra el palo izquierdo e irse al descanso con una ventaja de 1-0.

La segunda etapa iba a ser más polémica que jugada, donde se vio un partido muy cortado, con muchas faltas y el VAR fue utilizado en tres oportunidades. La primera polémica fue en una falta frente a Cristiano Ronaldo en la que el árbitro paraguayo Enrique Cáceres sancionó un penal para Portugal, que luego el arquero iraní le tapó al delantero del Real Madrid.

El conjunto de Carlos Queiroz se soltó e intentó llegar como fuera al arco rival, con centros y disparos desde afuera del área. La segunda polémica iba a llegar después de un codazo de Ronaldo a Morteza Pouraliganji que, para Cáceres luego de revisarla, le pareció una jugada solo de tarjeta amarilla.

Sobre el final, cuando ya había adicionado seis minutos, iba a llegar una nueva polémica que sería observada por el árbitro con el VAR. Cuando Irán lo tenía acorralado a Portugal, Cáceres sancionó un penal luego de una mano polémica del portugués Cédric Soares. Poco le importó a Karim Ansarifard que la clavó en el ángulo derecho y puso el 1-1. Los lusos se refugiaron en su área y la pasaron mal en la última jugada cuando Omid Ebrahimi quedó solo ante Rui Patricio y definió desviado.

Con esta igualdad, España se quedó con el Grupo B y Portugal obtuvo la segunda posición. En octavos de final los españoles se enfrentarán a Rusia mientras que los dirigidos por Fernando Santos se medirán ante Uruguay.

Your email address will not be published.