PUNTAZO HISTÓRICO


La Selección Argentina empató 0-0 ante Japón por la Copa del Mundo Femenina de Fútbol en el Estadio “Parque de los Príncipes”. 

Por Nerina Rosende

Las jugadoras obtuvieron el primer punto en mundiales ante un viejo conocido, que además es potencia mundial por haber sido finalista en las últimas dos ediciones: subcampeón en 2015 y campeón en 2011. Estefanía Banini, capitana y portadora de la casaca número 10, fue elegida como la figura del partido. Al finalizar el encuentro, mostró su emoción ante las cámaras de la transmisión oficial y destacó la lucha de las mujeres por la igualdad. Las chicas ya marcaron la historia e irán por el primer triunfo.

Son doce los años en los que no se había logrado la clasificación. En Argentina se alcanzó la profesionalización del fútbol el pasado marzo, aunque solo fue una formalidad que llevará tiempo implementar en los clubes como una realidad consolidada. Al momento, solo San Lorenzo firmó contratos con 15 jugadoras que serán profesionales desde la próxima temporada. Actualmente no existen divisiones formativas en los clubes. En cambio, en el país oriental es un adelantado: es un hecho desde 1971 y ha incorporado la disciplina a la escolarización, creando una de las ligas más competitivas a nivel mundial junto a Estados Unidos y Alemania.

Japón también había sido rival en Fase de Grupos en las ediciones del 2003 y 2007 (las únicas, antes de 2019, a las que había clasificado la albiceleste). La selección nipona había vencido en ambas ocasiones a la Argentina con un 6-0 y un 1-0, respectivamente. Su entrenadora es Asako Takakura, exjugadora y ganadora de múltiples títulos locales. Se retiró en 2004 y decidió seguir como DT desde el 2013, encabezando los trabajos en inferiores del seleccionado hasta llegar en 2016 a la Mayor. Carlos Borrello, técnico de la Mayor y la Sub-20 concentra toda la preparación femenina desde hace casi dos décadas, teniendo su paso interrumpido por comandar a la UAI Urquiza (con quien ganó dos títulos). Su apoyo en el recorrido hacia mejores y mayores condiciones ha sido permanente.

Por los contextos y por cómo se dio el partido desde lo futbolístico, este punto vale su peso en oro. Argentina no se impacientó, fue sólido atrás y con Banini, actual jugadora del Levante se animó a contragolpear. Por delante de ella se encontraba Soledad Jaimes, una de las estrellas del plantel y campeona de la última Women’s Champions League con su equipo el Olympique le Lyon. Las japonesas intentaban por las bandas y el seleccionado respondía compacto entre volantes y laterales. Vanina Correa, la arquera rosarina respondió cuando tuvo que hacerlo. El próximo encuentro será ante Inglaterra, que viene de vencer a Escocia por 2-1 en el mismo Grupo D, el viernes desde las 16hs -hora local- en el Estadio Océane de Le Havre. Los desafíos por delante siguen siendo muchos: obtener el primer triunfo y pasar de fase son los próximos. La ilusión está intacta.

Dejá tu comentario


Tu e-mail no será publicado.