QUE SE REPITA LA HISTORIA


La Selección se enfrentará a Nigeria en lo que será el cierre del grupo D del Mundial de Rusia. El encuentro se disputará desde las 15 (hora argentina) en San Petersburgo con el turco Caneyt Cakir como árbitro. Argentina precisa ganar para meterse en octavos.

Por Juan Manuel Ferreyra

Argentina debe hacer borrón y cuenta nueva. Tras la desvaída versión del empate 1-1 en el debut contra Islandia y el equipo sin alma que cayó por 3-0 ante Croacia, la Selección deberá salir al estadio Krestovski, en San Petersburgo, a jugársela a todo o nada sin importar el difícil entorno interno, los roces y las versiones cruzadas que rondan al equipo que dirige Jorge Sampaoli.

Con la necesidad de un triunfo para asegurarse un lugar en los octavos de final (y cruzando los dedos que Islandia no derrote a Croacia en el cruce que jugarán paralelamente en Rostov), Argentina tendrá a un rival clásico en torneos grandes como es Nigeria, contra el que ya disputó cuatro encuentros mundialista previos, además de dos finales olímpicas y un Mundial Sub 20.

En torneos ecuménicos, la hegemonía es celeste y blanca, ya que Argentina se impuso en los cuatro encuentros. El primero en 25 de junio 1994, en Boston, en el que hubo un triunfo por 2-1 con doblete de Claudio Caniggia, aunque el match entró a la historia a partir del doping de Dieho Maradona registrado tras el encuentro. Pasaron ocho años y volvieron a cruzarse en el debut en Corea-Japón, el 2 de junio de 2002 en Ibaraki. Argentina logró imponerse con un tanto de Gabriel Bastituta.

Otros ocho años transcurrieron y la Selección entrenada por Maradona dio su primer paso en tierras sudafricanas batiendo a las Súper Águilas en Johannesburgo gracias a un tanto de Gabriel Heinze. El último cruce fue el 25 de junio de 2014 en Porto Alegre, un apretado 3-2 que significó la última vez que Lionel Messi pudo celebrar un gol en un Mundial. Además del doblete de Leo, Marcos Rojo (probablemente en el banco) contribuyó con el gol restante. Ahmed Musa, por su lado, fue el autor de los dos tantos de los africanos.

Sampaoli no quiso confirmar la formación en la conferencia de prensa previa, aunque dejó en claro que debutará en el arco Franco Armani; la defensa la conformarían Eduardo Salvio, Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi y Nicolás Tagliafico; en el medio, Enzo Pérez, Javier Mascherano, Éver Banega y adelante se ubicarían, Ángel Di María, Lionel Messi y Gonzalo Higuaín. El alemán Gernot Rohr pondrá a Francis Uzoho; Kenneth Omeruo, William Ekong y Leon Balogun; Tyronne Ebuehi, Wilfred Ndidi, John Obi Mikel, Oghenekaro Etebo y Victor Moses; Kelechi Iheanacho y Ahmed Musa.

Your email address will not be published.