“QUEREMOS EVITAR EL MODELO DE ROCKERO REVENTADO”


El cantante de Bandalos Chinos, Gregorio “Goyo” Degano, apuesta a la “profesionalización” de la autogestión, al streaming y al tocar en vivo para conseguir exposición y así vivir de la música.

Por Luis De Robertis

La utopía de muchos artistas es poder dedicarse íntegramente a su proyecto. Gregorio “Goyo” Degano, vos principal de la banda pop Bandalos Chinos, propone el trabajo duro para lograrlo. “Ensayo de reencuentro, sabrás entender”, así se disculpó por su retraso. Entró con una sonrisa y el pelo revuelto. Se sentó y comenzó a hablar inmediatamente mientras el olor a tabaco importado inundaba la habitación.

¿Cómo se sintió agotar la presentación de su nuevo EP, En El Aire?

– Hace dos años pasábamos por la puerta de Niceto Club y nos preguntábamos cuándo íbamos a tocar ahí, pero las cosas se dieron bien en 2017. Arrancamos participando de un festival emblemático de Argentina, el Cosquín Rock, y meses después en el Lollapalooza. Formar parte de eso fue un logro y un reconocimiento a nuestro trabajo.  Ahora presentamos el disco en Niceto. No me imaginaba ese entusiasmo por parte de toda la gente. Me dio la sensación de estar conectando con todos a la vez. Armamos la fecha desde cero y fue un gran riesgo como producción, como banda y como equipo de trabajo, se sumaron muchas personas a tapar distintos baches que nosotros 8 no podemos. A veces es demasiado tener que encargarse de producir y vender entradas.

 – ¿La autogestión se está profesionalizando?

– Absolutamente. También, así como hay una generación más joven haciendo una música que nadie puede creer, dentro de la nuestra hay gente en todas las áreas que se está profesionalizando, y tenemos años de experiencia. Hay una necesidad por parte de todos nosotros de hacer lo mejor que se puede y evitar el modelo de rockero reventado. Cada uno aporta lo suyo. En la Bienal nos dieron unos cursos de autogestión y empezamos a formarnos nosotros ya que no tenemos un sello ni un respaldo. Vamos a salir a hacer el trabajo, si no lo hacemos nosotros, no lo hace nadie.

“Tenemos un productor adentro de la banda y es una herramienta vital para el proyecto”, afirmó refiriéndose a Iñaki Colombo, guitarrista principal. “Hasta tenemos a nuestro contador tocando el bajo y eso es indispensable”, señaló en referencia a Nicolás del Pozo, bajista y licenciado en contaduría. En este proyecto está casi todo cubierto, y lo hacen con amor.

Bandalos Chinos grabó Nunca Estuve Acá en 2014, recién encontrando un lugar en el ambiente luego de años de “remarla”, de no conseguir buenos shows. Con ese disco se dieron la oportunidad de salir a defender algo que los representaba completamente: un sonido pop sólido con fuertes bases en los sintetizadores y letras agradables al oído con mensajes fáciles de identificar. La meta fue conseguir exposición y lo lograron al entrar en el festival Ciudad Emergente en el 2015. Poco después, quedaron en la Bienal de arte joven, conectaron con otras bandas. Fueron dos oportunidades que minimizaron el complejo de ser una banda del Gran Buenos Aires que no logra insertarse en la ciudad.

– Desde el año pasado vienen armando una estrategia de trabajo muy fina. ¿Se toman todo su trabajo de esta manera?

– Si bien tenemos nuestro equipo de prensa, no tenemos un apoyo gigante detrás. Tampoco redes sociales que despilfarren seguidores. Por eso elegimos las fechas, para aprovechar al máximo nuestros recursos. También al ver que la gente empezó a venir a nuestras presentaciones, entendimos que es muy positivo tocar en vivo, generando un vínculo con los productores, las bandas de la escena. Y tratamos de trabajar en esto también, generar una experiencia completa, desde las luces hasta la lista de temas.

Nos cuesta mucho aún poder planificar una estrategia, pero la idea es poder pensar a largo plazo, tener un semestre armado y ya saber para donde vamos.

 – ¿Están queriendo vivir de la música?

– Obviamente, es la intención de todos. Cada uno con sus proyectos paralelos, es muy difícil lograrlo en Buenos Aires, y depende mucho de la gente. Si nadie te va a ver y nadie escucha tus canciones, no podés vivir de la música, y es algo muy volátil. Es necesario tener proyectos B.

– ¿Hay plata en los derechos de autor?

– Muy poca, a menos que rotes en radios o canales de televisión constantemente, pero nuestro ingreso principal no viene de SADAIC. Sirve más participar de un gran festival que venda muchas entradas o conseguir un buen arreglo con alguna productora, aunque suelen quedarse con gran parte de los derechos, pero son las reglas del juego.

En fin, la plata está en los derechos cuando no parás de sonar en todos lados, sino está en tocar.

– ¿Y en el streaming?

– Sí, parecería que no, pero desde nuestro single Isla tenemos un ingreso mensual de tiendas digitales, y para nuestra estructura ayuda mucho.

– ¿Cómo es el futuro a corto plazo de Bandalos Chinos?

– Tuvimos la suerte de quedar seleccionados para el Mecenazgo, Régimen de Promoción Cultural, así que estamos en la etapa de buscar una empresa que quiera derivar parte de sus impuestos por ingresos brutos para poder financiar un disco nuevo. Por otro lado, vamos a girar por distintas ciudades de Argentina, y queremos irnos a México a fin de año. Trabajar para ello, buscar un subsidio, conseguir shows allá. Nadie va a venir a ofrecernos los recursos, más siendo independientes, hay que ir y demostrar que tenemos buenas intenciones, y por qué no hacerlo en Colombia, Perú o Brasil. Hay movida en todos lados. Pero por el momento nos vamos a Córdoba, conseguimos una casa y la idea es llevar todos los equipos y dedicarnos a lo nuestro, trabajar en nuestra música.

Your email address will not be published.