RAYUELA STAND UP, UN SHOW QUE VAS A QUERER VOLVER A VER UNA Y OTRA VEZ


Magalí Tajes y Uke Geraci presentaron su nuevo show de perfecta combinación de sketches y stand up.

Por Gabriela F. Gauna (@chocogabyta)

En Palermo viejo, la Sala Siranush es el escenario apropiado para ver espectáculos y sentirte en una reunión de amigos. Un ambiente íntimo y acogedor, mesas rodeadas de sillas o sillones hacen que el espectador se sienta en su propio living. Una tenue iluminación de velas sobre las mesas son el marco para que la cercanía entre el público y los artistas se fundan como parte del espectáculo.

Rayuela stand up es un show de humor, una invitación a divertirse y reflexionar sobre nosotros mismos. El nombre en honor al conocido juego infantil cuyo mensaje es que “para llegar al cielo solo hace falta una piedrita y la punta de un zapato”. Los protagonistas de esta historia son Magali Tajes, una comediante joven, actriz, escritora y estudiante de psicología, de formación con conocidos referentes del género de stand up. Su coequiper, Uke Geraci también de formación artística con grandes maestros, es docente teatral y comediante, con una carrera extensa tanto en el teatro oficial como el under, cine y televisión.
Media hora antes de la cita, ya había una larga cola de espectadores entusiasta que murmuraban lo que habían visto, les habían contado o habían leído en las críticas. El público era diverso, desde grupos de adolescentes hasta personas mayores que reían mientras esperaban que se abran las puertas. Muchos de ellos esperando conseguir el libro escrito por Magali “Arde la Vida” que se vendía en el hall de entrada.
Calificados en la actualidad por diversos medios como la dupla del momento, Magalí es una humorista multifacética que transporta a los espectadores desde el recuerdo de su niñez hasta su última separación, todo en un ambiente lleno de carcajadas aún cuando en el interior muchos espectadores se identifican con las tristezas y los delirios que se hacen por salvar una pareja destinada al fracaso. Una invitación a jugar con el pasado, a reír y a divertirse de las propias experiencias. Uke por su parte recorre su infancia, con los juegos de la época, con crecer y los recuerdos que cuando niños parecen terribles y que de adulto se añoran.
Con una actitud y un carisma desbordante ambos personajes logran hacer participar al público. La primer parte del show compartiendo escenario, posteriormente cada uno haciendo lo suyo, cada uno logra originalidad y autenticidad en cada actuación. A diferencia del humor tradicional que tiene una estructura muy marcada que no cambia, son chistes que ya todo el mundo conoce pero, dependiendo del estilo de cada comediante, sigue siendo gracioso, el stand up es diferente, mayormente porque es crítico, habla de nuestro gobierno, de nuestras parejas, de los padres, de los abuelos, de la ridiculez misma como seres humanos, todos los comportamientos que tenemos burdos y hasta de nuestros más oscuros sentimientos.
La sala estaba llena y el show se extendió por más de noventa minutos, en los que Magalí y Uke hicieron participar a diversas personas del público, una propuesta que deja en evidencia el manejo que tienen del humor, de la improvisaciòn, una forma de divertir con un vocabulario coloquial y directo con el cual todas las edades se identifican y se divierten.
El show está recorriendo el país y sus protagonistas son tendencia en las redes sociales. La convocatoria no radica simplemente en lo bueno de la obra sino en la empatía que logran sus protagonistas con el público, con un vestuario simple y con historias con las que cualquiera puede sentirse identificado.

Las fechas en Buenos Aires y en el interior del país pueden encontrarse en el Facebook de la obra @rayuelastandup.

Your email address will not be published.